NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Comex

El boom del "bife argentino", motorizado por China: las exportaciones de carne fueron las más altas en ocho años

El "bife argentino" en China: las exportaciones fueron las más altas en ocho años

Las ventas de cortes vacunos al exterior sumaron más de 300.000 toneladas en 2017. El gigante asiático ya adquiere el 50% de los embarques nacionales 

Por Juan Diego Wasilevsky
20.02.2018 20.58hs Comex

La velocidad de crecimiento de las exportaciones argentinas depende básicamente del incremento de ventas al sudeste asiático, básicamente a China.

Esta es la principal conclusión a la que llega la Cámara de Industria y Comercio de Carnes (CICCRA) que, en su último informe, destaca que las ventas al exterior de cortes frescos y Hilton ascendieron a 195.900 toneladas en 2017, lo que implicó un salto del 34% respecto de los niveles de 2016.

"Puestas en la perspectiva histórica, fueron las más elevadas de los últimos ocho años", indicaron. 

Si se consideran los enví­os de menudencias y carnes procesadas, los despachos sumaron 305.000 toneladas. En este caso también se trata de la mayor marca desde 2010 (ver cuadro). 

De acuerdo con la entidad, el gigante asiático ya adquiere la mitad de los embarques que despacha la Argentina al exterior. 

"China se convirtió en  el principal destino de exportación para la industria frigorí­fica vacuna argentina, con casi 55% del total de cortes frescos y congelados extra Hilton y el 48% del total de cortes cárnicos", señalaron los técnicos de la cámara. 

No sólo eso: el paí­s asiático explicó en 2017 más del 96% del crecimiento que experimentaron las exportaciones de "bife argentino" respecto de 2016. 

El segundo mercado en importancia fue Chile, pese a que el año pasado disminuyó en casi 6% las importaciones de carne argentina. El ranking de los cinco principales destinos se completó con Israel, Rusia y Alemania. 

La Argentina regresa al top 10
El sector cárnico se perfila como uno de los sectores más dinámicos de la Argentina como generador de dólares, siendo el tercer complejo exportador más importante del paí­s, con un share de casi 5%. 

En términos de divisas, esta industria generó u$s1.500 millones, un 25% más que en 2016. 

Otro dato para destacar es que el paí­s volvió, tras seis años de ausencia, a ocupar un lugar en el top ten de los mayores exportadores a nivel global, ranking liderado por verdaderos "peso pesados" como Brasil, India, Australia y Estados Unidos. 

Cabe destacar que, hasta mediados de 2017, la Argentina ocupaba el puesto número once, siendo superada por México, la Unión Europea, Uruguay y Paraguay. 

Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, aseguró "el año 2017 cerró con una mejora sustancial de los embarques argentinos de carnes bovinas, que ha permitido además solventar un crecimiento del consumo interno per cápita de 58 kilos". 

Perspectivas para 2018
La novedad para este año es que en mayo estará vigente el acuerdo con el gobierno de China, que permitirá colocar en ese destino carne con hueso de alta calidad. 

Cabe destacar que hasta antes de la firma de los protocolos, ese paí­s solo compraba cortes congelados sin hueso de escaso valor. 

Sobre este punto, Ravettino afirmó que "es un avance importante ya que nosotros tení­amos un solo protocolo de carnes, que era el de congeladas sin hueso y ahora al tener dos protocolos más, tenemos más posibilidades de incrementar tanto el volumen de las exportaciones como los valores, si hacemos una buena promoción y una buena inserción de los cortes enfriados".

Sin embargo, no todos en la industria están conformes con este acuerdo. Desde CICCRA alertaron que "desafortunadamente, y a pesar de haber aplaudido desde nuestra cámara esta negociación, al conocerse el detalle de los términos del protocolo nos enteramos de que son los mismos que fueron rechazados por Argentina en diciembre del año pasado". 

En diálogo con iProfesional, Miguel Schiariti, presidente de la entidad, explicó que "en diciembre se negoció con China un acuerdo que la Argentina terminó no aceptando porque modificaba el estatus sanitario, al no permitir que la carne que se exporta a ese paí­s provenga de remates o mercados concentradores. Las autoridades asiáticas argumentaban que se perdí­a la trazabilidad, cuando paí­ses competidores nuestros, como Uruguay, no tienen ese requisito. Esto nos pone en desventaja".

"Cuando parecí­a estar todo listo, ahora nos enteramos que China volvió a presentar el mismo protocolo que ya rechazamos, por lo que no garantizamos que en mayo se vaya a cerrar el acuerdo", sostuvo Schiariti. 

En el sector también están en alerta frente a las negociaciones en torno al Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), que definirá buena parte del futuro de las exportaciones de la región. 

Ravettino señaló que "la cuota que inicialmente ofreció la UE al Mercosur era claramente insuficiente: 75.000 toneladas, equivalente a res con hueso con un arancel de 7,5% para cuatro paí­ses productores de carne como Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay".

"Ahora tenemos puestas todas nuestras expectativas en las negociaciones que actualmente se están llevando a cabo en Bruselas, en las que ha trascendido que se ha realizado una mejora de la oferta inicial", indicó.

"Será cuestión que los representantes del Mercosur sopesen la importancia de llegar a un número satisfactorio que otorgue a nuestros exportadores la posibilidad de acceso a un mercado de la magnitud e importancia como es el bloque europeo", concluyó.