¿Termina la fiebre del "oro blanco"?: el precio del litio caerá 45%, según Morgan Stanley

¿Termina la fiebre del "oro blanco"?: el precio del litio caerá 45%, según Morgan Stanley
26/02/2018 - 21:47hs
¿Termina la fiebre del "oro blanco"?: el precio del litio caerá 45%, según Morgan Stanley

El crecimiento en el mercado de los autos eléctricos será “insuficiente” para compensar la oferta creciente de litio por parte de Chile, de acuerdo a analistas de Morgan Stanley, quienes prevén un desplome del precio de un 45% para 2021.

Nuevos proyectos de litio y expansión planeadas por los más grandes productores en Chile “amenazan” con agregar alrededor de 500.000 toneladas por año al abastecimiento global para 2025, afirmó la entidad financiera al Financial Times.

“Esperamos que el suministro adicional del material inunde el mercado y supere el crecimiento de la demanda”, predijo Morgan Stanley.

Los precios del litio se han más que duplicado en los últimos dos años, a medida que se intensificó la demanda de materias primas para baterías de autos eléctricos. Un vehículo Tesla Model S usas más litio en sus baterías que más de 10.000 smartphones, según un estimado de Goldman Sachs.

Por eso, las automotrices se están apurando a sellar acuerdos para asegurar el suministro del metal blanco. Tesla, por ejemplo, está en charlas con SQM de Chile para hacerse de hidróxido de litio, dijeron las autoridades regulatorias del país trasandino en enero.

2018 será el últmo año de déficit global de litio. Morgan Stanley sostiene que habrá “excedentes significativos” desde 2019 en adelante.

“Se necesitaría una difusión de los vehículos eléctricos mucho más acelerada para compensar estos excedentes y balancear el mercado”, afirma la entidad financiera.

Morgan Stanley pronostica que el precio del carbonato de litio caerá de u$s13.375 por tonelada a u$s7.332 por tonelada para 2021, y que luego podría estabilizarse a u$s7.030.

El banco también bajó la calificación de las acciones de los dos grandes productores de litio, Albermarle y SQM, a “underweight” desde “equal weight”.

En los últimos años ambas compañías cerraron acuerdos con el gobierno Chileno para expandir la capacidad de producción de litio en el país, que tiene las reservas más grandes del mundo, señala el Financial Times.

Las dos empresas solas agregarán 200.000 toneladas por año de litio para 2025, incrementando la participación de Chile en el negocio hasta llegar a un tercio del mercado global.Perspectivas en Argentina

El litio se transformó en una seria promesa que puede llegar a torcer el destino económico del NOA y convertir a la Argentina en uno de los mayores proveedores globales de esta materia prima, que está experimentando una demanda explosiva en el mundo. Esto, al menos, hasta antes de que se conociera el informe pesimista de Morgan Stanley.

Entre sus particularidades, el litio ofrece la posibilidad de ser industrializado en la Argentina. Esto permitiría sumarle valor.

¿Cuál es la particularidad de este metal que lo podría convertir en un futuro cercano en un paradigma económico similar a la soja en la actualidad?

“El litio tiene un alto potencial electropositivo, lo que le permite ser utilizado en la elaboración de baterías para generar una enorme densidad de energía y potencia por unidad de masa”, define Ernesto Calvo, profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA e investigador del Conicet.

“De hecho, las primeras pilas de litio que presentó la compañía Sony en 1991, son las que permitieron la actual revolución de la electrónica portátil donde el litio cumple un papel clave para el funcionamiento de las baterías. Esto habilita el funcionamiento de teléfonos celulares, cámaras digitales, tablets y notebooks, entre muchos otros dispositivos”, resume quien para muchos es el mayor especialista en la materia en todo el mundo.

Lo cierto es que la demanda global de litio está comenzando a explotar.

Por caso, automotrices tradicionales como Volvo se comprometieron públicamente a que, desde 2019, solo fabricarán autos eléctricos o híbridos y abandonarán los motores de combustión a nafta.

En el horizonte, por ejemplo, asoma Tesla, símbolo del auto eléctrico.

A esto se suma el anuncio de China de que desde el 2025, al menos uno de cada cinco de los autos salidos de sus fábricas funcionarán en base a electricidad.

Francia e Inglaterra, por su parte apuntan al 2040 para que todo su parque automotor sea de este tipo.

“Es un cambio radical y eso ya está generando un enorme aumento de la demanda del litio, porque todo vehículo de esta categoría requiere de baterías que, con la tecnología actual, utilizan unos cinco kilos de este metal por cada auto, el equivalente a lo que se necesita para hacer funcionar 17.000 iPhones”, indica el científico.

“Aparte de los dispositivos, también se necesita litio para fabricar baterías que puedan ser usadas para almacenar energía proveniente de fuentes renovables, como solar o eólica”, explica Calvo.

“Podríamos pensar en armar kits para dotar de energía a poblaciones y establecimientos de zonas ruralesaislados de las redes eléctricas. Hay informes de consultoras internacionales que demuestran que la electrificación rural es un mercado muy grande ya que, solo en América latina, hay 30 millones de personas alejadas de las redes eléctricas”, agregó el especialista.

Por su geología, la Argentina es un país privilegiado que podría ser protagonista en este nuevo negocio: “Se calcula que el 65% de las reservas mundiales se ubican en el triángulo geográfico que abarca los salares del norte de Argentina, Chile y del sur de Bolivia”, detalla Marcelo Álvarez, gerente general de la Cámara de Empresas Mineras de la Argentina (CAEM).

Y agrega: “Si nuestra industria hace bien las cosas en los próximos años, podemos posicionarnos como un jugador mundial y proveer a un mercado de enorme crecimiento”.

Esta apuesta está en consonancia con un informe publicado a mediados de este año por los responsables de la Secretaría de Minería del Ministerio de Energía.

Según este paper, “durante 2016, la Argentina contribuyó con el 16% de la producción global, solo superada por las minas de Australia (40%) y de Chile (33%)”, publicó eldiariodemadryn.com.

Para los autores del estudio oficial, las provincias que tienen las mayores reservas en formato de salares son tres:

-Jujuy

-Salta

-Catamarca

De acuerdo a los depósitos ya relevados localmente, hay disponibilidad para 133 años de explotación, de acuerdo al consumo global que tendrá este elemento desde el 2025, para cuando se estima que más del 66% de la demanda se empleará en la fabricación de baterías para almacenar energía eléctrica.