01.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.24%
BLUE
197.50 / 200.50 -0.25%

Los restos de Stephen Hawking descansarán junto a los de Newton y Darwin
El renombrado físico británico, que falleció la semana pasada a los 76 años, será sepultado cerca de "distinguidos colegas científicos" 
Por iProfesional
21.03.2018 00.19hs Actualidad

El fí­sico británico Stephen Hawking tomará su lugar entre los cientí­ficos más destacados de la historia cuando sus cenizas sean depositadas en la Abadí­a de Westminster, cerca de las tumbas de Isaac Newton y Charles Darwin.

Hawking murió la semana pasada a los 76 años después de toda una vida dedicado a investigar los orí­genes del Universo, los misterios de los agujeros negros y la naturaleza del tiempo.

Devastado por una enfermedad de la neurona motora diagnosticada cuando tení­a 21 años, Hawking estuvo confinado a una silla de ruedas la mayor parte de su vida. A medida que su condición empeoraba, tuvo que empezar a hablar mediante un sintetizador de voz y a comunicarse moviendo sus cejas.

La Abadí­a de Westminster, el lugar de descanso final de 17 monarcas y de algunas de las figuras más significativas de la historia británica y universal, dijo el martes que tendrí­a un Servicio de Acción de Gracias para Hawking más tarde este año, durante el cual sus cenizas serí­an inhumadas.

"Es totalmente apropiado que los restos del profesor Stephen Hawking sean sepultados en la Abadí­a, cerca de los de distinguidos colegas cientí­ficos", dijo el decano de Westminster, John Hall, en un comunicado.

Newton, quien formuló la ley de gravitación universal y sentó las bases de la matemática moderna, fue enterrado en la abadí­a en 1727.

Darwin, cuya teorí­a de la evolución de las especies es considerada uno de los avances cientí­ficos más grandes de todos los tiempos, fue sepultado cerca de Newton en 1882.

El sepelio dentro de la Abadí­a de Westminster es un honor poco frecuente. Los entierros más recientes de cientí­ficos fueron los de Ernest Rutherford, un pionero de la fí­sica nuclear, en 1937, y Joseph John Thomson, quien descubrió los electrones, en 1940.