NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tecnología

La competencia online y el alto inventario aceleran el derrumbe de la marca H&M

La competencia online y el alto inventario aceleran el derrumbe de la marca H&M

La cadena presentó resultados que confirman las advertencias de los analistas sobre su capacidad para enfrentar el auge del e-comercio

28.03.2018 15.43hs Tecnología

La compañí­a sueca Hennes and Mauritz, más conocida como H&M, atraviesa uno de los peores momentos de su historia, con bajas ventas y altos inventarios que han generado una crisis bursátil, con las acciones en mí­nimos de trece años.

La cadena presentó resultados que confirman las advertencias de los analistas sobre su capacidad para enfrentar el auge del comercio online en el mundo del vestuario.

En el primer trimestre fiscal de 2018 (entre diciembre y febrero), las ganancias registraron un desplome de 44% en comparación con el mismo perí­odo del año pasado, para ubicarse en 1.372 millones de coronas suecas (US$ 167 millones).

Las utilidades operativas, antes de impuestos, registraron una caí­da de poco más de 61%, y se ubicaron por debajo de las expectativas, en 1.260 millones de coronas. Por su parte, los ingresos retrocedieron un 1,5% hasta los 53.500 millones de coronas.

Según la empresa, la caí­da estuvo marcada por fuertes recortes de precios y por una evolución débil de las ventas debido a desequilibrios en la oferta de H&M. El clima inusualmente tibio en enero, seguido de un febrero muy frí­o, también estuvo entre los factores, explicó la cadena.

Los malos resultados de la compañí­a golpearon aún más al valor de sus acciones en la bolsa de Estocolmo. Los papeles se desplomaron a mí­nimos desde 2005, tras llegar a perder 6,25% hasta las 119,4 coronas. Con ello, en lo que va del año, la empresa ha perdido una cuarta parte de su capitalización.

En los últimos doce meses, la caí­da es de cerca de 50%, mientras que, medida desde el máximo que alcanzó en febrero de 2015, el golpe se acerca a 66%, según reportó el diario digital Expansión.

El director ejecutivo de la firma, Karl-Johann Persson, dijo en un comunicado que "la rápida transformación del sector del vestuario minorista continúa. Como ya lo habí­amos adelantado, el inicio de este año ha sido rudo".

El ejecutivo también reconoció que "no hemos mejorado lo suficientemente rápido. Estamos trabajando duramente para reparar eso".

Antes de reportar los resultados, H&M ya habí­a adelantado que sus ventas habí­an sufrido una baja de 2% en comparación con el mismo perí­odo del año anterior.

Pero el reporte sorprendió a los analistas, principalmente por la alta proporción de artí­culos no vendidos, que creció 7% entre diciembre y enero, superando las expectativas.

Chris Chaviaras, analista de Bloomberg Intelligence, manifestó que "la señal de preocupación viene de la acumulación de inventario, que no ha disminuido".

Entre diciembre y enero, los artí­culos de bodega representaron casi 18% de las ventas totales. De ello, una parte pequeña corresponde a í­tems que llevaban más de doce meses sin venderse, mientras la mayorí­a son de la colección de primavera (boreal). La empresa dijo que apuntará a reducir la proporción a un rango de entre 12% y 14% el próximo año.

Ante la creciente competencia online, la compañí­a sueca, que abrió este mes su servicio de venta por Internet en India, prevé hacer lo mismo en el segundo semestre en Arabia Saudita y Emiratos írabes Unidos. También inaugurará sus primeros establecimientos fí­sicos en Uruguay y Ucrania.

"2018 será un año de reorganización para el grupo, ya que aceleraremos los cambios para poder afrontar las posibilidades que la digitalización crea", dijo su director ejecutivo, Karl-Johan Persson.

La caí­da de la cadena sueca podrí­a extenderse de acuerdo a las recomendaciones emitidas por las corredoras. De las 30 consultoras cotejadas por Reuters, al menos 20 aconsejaban vender las acciones de H&M; nueve apostaban por mantener los papeles, mientras que sólo una recomendaba comprarlas.