iProfesional

Scott Stringer, que posee u$s1.000 millones en acciones, consideró que un "presidente externo" y tres directores deberían hacerse cargo de la compañía
Por iProfesional
04/04/2018 - 12,36hs

Scott Stringer, controlador fiscal de uno de los fondos accionistas con mayor participación en Facebook, dijo que el fundador de la red social, Mark Zuckerberg, deberí­a renunciar como presidente de la compañí­a luego del escándalo por el uso de datos privados de sus usuarios por parte de la consultor Cambridge Analytica.

Stringer maneja el fondo de pensiones de la ciudad de Nueva York, que cuenta con una participación valuada en u$s1.000 millones en acciones de Facebook.

"Son la octava empresa más grande del mundo. Tienen 2.000 millones de usuarios. Están en territorio desconocido y no se han comportado bien de una manera que hagan sentir a la gente cómoda con Facebook y seguros sobre su propia información", dijo el funcionario público que controla las finanzas de Nueva York a la cadena CNBC.

De esta manera, Stringer pidió que un nuevo presidente ajeno a la empresa reemplace a Zuckerberg y que tres nuevos directores con experiencia en información personal y ética sean designados para ayudar a controlar los esfuerzos de Facebook para resolver el problema.
Además agregó que el escándalo, por el cual Cambridge Analytica usó datos personales de 50 millones de usuarios de Facebook para interferir en elecciones en todo el mundo, era "un riesgo para la democracia".
Sin embargo, Stringer confirmó que el fondo de pensiones de Nueva York no venderá por el momento su participación en Facebook, aunque señaló: "Tenemos el derecho de hacer preguntas".
Zuckerberg es el fundador, presidente y dueño mayoritario de Facebook, por lo que ejerce un control casi absoluto sobre la compañí­a y los restantes accionistas tienen poco rango de acción, indicó el Financial Times.
Zuckerberg insistió en que considera a Facebook más como un gobierno que como una empresa, aunque cuando se le hizo notar el enorme poder que recae sobre su propia persona el emprendedor evitó hablar sobre un posible paso al costado.
"Una de las cosas que debemos agradecer es la estructura de esta compañí­a, donde tenemos control. No dependemos de los caprichos de corto plazo de los accionistas y podemos diseñar nuestros productos y servicios pensando en el interés de la comunidad", explicó.
Pero lo cierto es que el reciente escándalo provocó una fuerte caí­da del 16% en el valor de las acciones de Facebook, y pérdidas valuadas en u$s86.000 millones en las últimas semanas en su capitalización bursátil, como recordó el Business Insider.
Los mercados reaccionaban así­ a las expectativas de una mayor regulación estatal que podrí­a perjudicar al modelo de negocios de Facebook, basado en la acumulación de datos personales que luego se utilizan para vender publicidad dirigida a consumidores especí­ficos 

Temas relacionados