El Gobierno Nacional sigue adelante con su plan de desprenderse de inmuebles subexplotados para, con lo recaudado, financiar nuevas obras
Por iProfesional
10/04/2018 - 13,53hs

El Gobierno Nacional sigue adelante con su plan de desprenderse de inmuebles subexplotados para, con lo recaudado, financiar nuevas obras.

Sólo en el último año, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) recaudó u$s315 millones en seis grandes remates.

La operación más relevante fue la de Catalinas II, que se subdividió en cuatro parcelas. Por el total del terreno de 12.800 metros cuadrados el Estado recaudó u$s180 millones.

En el barrio de Nuñez, en la intersección de Campo Salles y Arribeños, también se remató una tierra de 5.190 metros cuadros a un valor de u$s42 millones. En Clay y Báez, en Las Cañitas, se vendió otro terreno de 6.000 metros cuadrados por u$s33 millones.

Las subastas continuarán este año con mayor fuerza.

En el segundo trimestre del año se terminará de rematar los pocos terrenos libres que quedan Catalinas Norte. Allí­ se podrán construir 44.800 metros cuadrados, señala Bae Económico.

También se licitará un predio ubicado en el lí­mite de la Ciudad de Buenos Aires y provincia, sobre el eje General Paz. Se sitúa próximo al centro comercial DOT y al nuevo Polo de oficinas y tiene una capacidad constructiva de 25.000 metros cuadrados.

Por otra parte, se rematarán unos terrenos ferroviarios en pleno Barrio Parque. Estos 7.600 metros cuadrados captará la atención de desarrolladores interesados en el segmento de viviendas premium o de retail.

En la segundo parte del año le tocará el turno a inmuebles ubicados en Colegiales, Villa Urquiza, Puerto Madero, Retiro y Villa Soldati.

Gran parte del dinero que se recauda por estas subastas se está utilizando para financiar obras de infraestructura como el Paseo del Bajo, la Villa y el Parque Olí­mpico o la nueva traza de la Autopista Illia.

"Catalinas Norte era una zona degradada de la Ciudad que no contaba con norma urbana ni constructividad y que ahora podrá ser integrada a la urbe, generando fuentes de trabajo e integración con el Paseo del Bajo, la obra de infraestructura más importante de la Ciudad en los últimos 50 años", explica al matutino Ramón Lanús, Presidente de AABE, en la presentación del documento Transformando Buenos Aires.

Para 2018 se proyecta una inversión en infraestructura que supera los $20.000 millones.

La idea del Gobierno es desarrollar una estrategia para seguir descubriendo activos inutilizados. "Al momento hemos identificado más de 50.000 inmuebles que no estaban formalmente incorporados al Registro Nacional de Bienes del Estado (Renabe). Es decir, de 19.600 inmuebles registrados en diciembre 2015, se pasó a un registro cuyo inventario actual asciende a 70.000 inmuebles, propiedad del Estado Nacional", agrega Lanús.

En paralelo a esta iniciativa estatal, los desarrolladores muestran su preocupación por las reformas que se impulsan para el código urbaní­stico, que podrí­a limitar la construcción en altura. Sin embargo, en las últimas horas, trascendió que los legisladores porteños flexibilizarán un tanto la postura inicial para que los cambios en la norma no tengan un impacto tan negativo en el sector de la construcción.

Temas relacionados