El vocero de Alijor, la empresa que elabora los conocidos panificados, minimizó la crisis y aseguró que se trata "solo de un conflicto laboral"
Por iProfesional
11/04/2018 - 12,29hs

Otra empresa alimenticia está en crisis en el paí­s. Alijor, dueña de los panificados La Salteña, adeuda sueldos y sus trabajadores denuncian posible cierre de la fábrica y el despido de 300 operarios en la planta ubicada en Garí­n, provincia de Buenos Aires.

"No vamos a cerrar", intentó tranquilizar un vocero de la compañí­a a la agencia NA y minimizó la crisis: "Sólo hay un conflicto laboral pero los representantes de la empresa ya están negociando una solución con la comisión interna y el sindicato".

Sin embargo, el lunes a la tarde un grupo de empleados fue desalojado de la fábrica y el conflicto llegó a las calles. Unos 150 operarios protestaron hasta la madrugada del martes frente a las puertas del Parque Industrial OKS, en el kilómetro 37,5 de la Panamericana.

Alijor registró retraso en el pago de salario en los últimos tres meses debido a problemas financieros generados por el fuerte aumento en los costos de producción ante el alza de las tarifas de electricidad y agua.

La compañí­a produce en su planta de Garí­n 1,8 millones de panes al mes en promedio, un millón de tapas de pascualina y 200.000 kilos de pastas que son comercializados en el mercado interno.

Según sostienen los trabajadores que se manifestaron frente al Parque Industrial, el objetivo de los dueños de la firma es cerrar la planta o despedir a la mitad del personal, lo cual fue rechazado por la compañí­a.

Los representantes de la compañí­a están negociando "una solución" a la crisis económica de la firma con el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), Rodolfo Daer.

Los trabajadores de Alijor reclamaron en la manifestación que Daer llame a una asamblea general en el sindicato para votar la implementación de un plan de lucha ante los despidos que se registran en el sector de la alimentación.

Temas relacionados