NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tecnología

Rusia logra el bloqueo de Telegram, el rival de WhatsApp

Rusia logra el bloqueo de Telegram, el rival de WhatsApp

La compañía dueña de la aplicación se niega a dar acceso a los servicios de seguridad estatales rusos (FSB) a los mensajes secretos de sus usuarios

16.04.2018 12.29hs Tecnología

Un tribunal ruso ordenó el bloqueo de la aplicación de mensajerí­a Telegram, según informó la agencia de noticias estatal Tass.

El organismo de control estatal de comunicaciones de Rusia dijo la semana pasada que habí­a presentado una demanda para limitar el acceso Telegram después de que la compañí­a se negara a dar acceso a los servicios de seguridad estatales rusos (FSB) a los mensajes secretos de sus usuarios.

El ente regulador advirtió el jueves de que el bloqueo se implementarí­a "inmediatamente" después de la decisión judicial.

La audiencia se celebró en ausencia de representantes de Telegram. El Tribunal del Distrito Taganski tardó menos de media hora en estudiar las pruebas presentadas en ausencia de abogados de Telegram, a los que el creador de la aplicación, Pável Dúrov, habí­a prohibido "legitimar con su presencia una franca farsa".

El 20 de marzo Durov (exiliado) dijo a través de su cuenta de Twitter que rechazarí­a cualquier intento de bloquear Telegram y que la compañí­a "defenderá la libertad y privacidad".

Según Telegram, la orden del FSB viola el principio constitucional del secreto de la correspondencia, ya que con las claves de cifrado proporcionan al servicio de seguridad el acceso a los mensajes de cualquier usuario.

El FSB, a su vez, argumenta que la información solicitada no contiene datos que constituyan secreto de correspondencia.

La legislación rusa obliga a los proveedores de servicios de mensajerí­a a develar, a petición de las autoridades, los datos para decodificar las comunicaciones de sus usuarios, además de almacenar sus mensajes.

La decisión judicial señala que el bloqueo de Telegram podrá ser levantado si entrega al FSB los códigos de cifrado de las comunicaciones entre sus usuarios.

En octubre del año pasado Telegram fue multada con 800.000 rublos (unos 14.000 dólares) por incumplir esta norma, adoptada en el marco de las medidas para luchar contra el terrorismo.

En 2014, Durov se marchó de Rusia tras denunciar presiones de los servicios de seguridad para que revelara información sobre grupos de la oposición que empleaban la red social VKontakte, desarrollada por él en 2006.

Dúrov, que en 2013 creó Telegram junto a su hermano, declaró en su momento que no compartirí­a datos o códigos con terceros, incluidos los gobiernos.

El servicio de mensajerí­a, cuyo éxito ha crecido muy rápidamente, está en el punto de mira de varios paí­ses, que lo acusan de facilitar las comunicaciones entre terroristas del grupo Estado Islámico.

Te puede interesar