La red social tiene una nueva estrategia: en lugar de llamar la atención sobre los enlaces, los está reduciendo, en especial en su “prominencia visual”
Por iProfesional
03/05/2018 - 07,21hs

Facebook sigue con los cambios en su plataforma. Antes del escándalo sufrido por la filtración de millones de datos, la red social se habí­a posicionado de manera firme para hacer frente a las noticias falsas.

No solo comenzó a marcar aquellas que eran sospechosas sino que le ofreció a los usuarios informarse del origen de la noticia y de qué contactos de su cuenta habí­an compartido tal información.

Pero los resultados no fueron como esperaba la empresa: esta fórmula condujo a un mayor intercambio de las denominadas en inglés "fake news".

Ahora, la red social tiene una nueva estrategia: en lugar de llamar la atención sobre los enlaces, los está reduciendo. Lo que la plataforma está haciendo es hacer desaparecer la "prominencia visual" de historias falsas conocidas.

En lugar de ser como siempre, se verá una minúscula miniatura y una breví­sima descripción de texto. Esta idea se potenciará colocando las noticias de buena calidad y reales acompañadas de una imagen grande y un texto en negrita.

La plataforma está mejorando las probabilidades de identificar esas historias. Su fórmula es utilizar el aprendizaje automático para acelerar la verificación de las noticias mediante el escaneo de nuevos artí­culos que tengan indicios de afirmaciones falsas.

Junto a esto está priorizando las noticias más sospechosas para que los revisores humanos puedan detectarlas. La tecnologí­a de inteligencia artificial no solo deberí­a ahorrar tiempo, sino también aumentar la probabilidad de que los revisores capten noticias falsas en primer lugar.

Facebook cree que sus esfuerzos combinados (incluida la eliminación de cuentas falsas y el castigo de páginas maliciosas) pueden reducir la propagación de noticias falsas en un 80 por ciento. Quedará por ver si la efectividad de este cambio genera una verdadera concientización en los usuarios y los editores.