No obstante, para mayo se espera una mejora en los patentamientos en relación a los acontecido en abril: el piso proyectado es de 80.000 unidades
Por iProfesional
23/05/2018 - 11,52hs

El sector automotriz sentirá el impacto de la corrida cambiaria de los últimos dí­as.

El mes de mayo arrojará dos fenómenos paralelos y contradictorios en el mercado de venta de vehí­culos. Mientras los patentamientos tendrán un piso de 80.000 unidades y superarán los 76.000 de abril pasado, en los salones de venta proyectan para los próximos meses una caí­da de ventas por los aumentos de precios de los vehí­culos y revisaron a la baja la meta anual de operaciones, de un millón de unidades a 930 mil, publicó BAE.

Fuentes del sector automotor señalaron que "las ventas van a cerrar como piso en 80.000 vehí­culos en mayo, pudiendo llegar a las 82 mil. Son niveles superiores al mes de abril. Sin embargo, es de destacar que los salones de venta ya ven un panorama más complejo para junio en adelante por el impacto y la reducción de la demanda, como consecuencia del aumento de precios".

En las concesionarias no solamente esperan números inferiores en los meses siguientes, sino que existe un fenómeno interesante. "Por las dificultades económicas, la gente desplaza en parte las compras de autos de gama media a baja o popular. Las ventas de los modelos del segmento medio caen hasta 20%. Se vio menos gente en los salones pero los números se notarí­an el mes que viene", apuntaron.

Luego de recibir las listas de las automotrices, el sector concesionario aplicó subas de hasta el 9% este mes para los vehí­culos en general, tanto nacionales como los importados, como ya adelantó este medio. "Vas a tener aumentos hasta julio", dijeron las fuentes.

En cuanto a los datos recogidos por este medio hasta el momento, la Toyota Hilux y el Etios están entre los primeros en el listado de modelos comercializados. Lo que no cede es el componente en las ventas globales de los vehí­culos importados, en alrededor de entre 72/73%, una cifra muy elevada y en su mayorí­a de Brasil.

El problemático Flex señala que por cada dólar exportado por la industria automotriz local, se podrán importar u$s1,5 de Brasil, de acuerdo con el acuerdo bilateral firmado en junio del 2015. "Como sucede en todos los segmentos de la industria, hay automotrices que hacen bien los deberes y otras, muy mal", dicen en el Ejecutivo.

Por el momento, nada hace prever que haya una reversión en los niveles de importación y ya se descarta que el flex sea cumplido en junio de 2020, cuando caduca el Pacto Automotor Común (PAC). El Gobierno insistió en las últimas semanas en ampliar los mercados de exportación.