Rumbo a una nueva Aerolí­neas Argentinas: ¿a partir de cuando ya no necesitará subsidios?

La línea aérea de bandera aseguró además que recurrirá al mercado financiero para reducir su deuda, que decreció del 38% al 36% de sus activos. Además anunció que su facturación creció 97% el año pasado en comparación con 2016
Por iProfesional
30/05/2018 - 15,10hs
Rumbo a una nueva Aerolí­neas Argentinas: ¿a partir de cuando ya no necesitará subsidios?

El Gobierno frenará los subsidios a Aerolí­neas Argentinas desde el próximo año, según indicó Mario Dell'Acqua, presidente de la empresa estatal, quien adelantó que la lí­nea de bandera tendrá pérdidas de entre 20 y 30 millones de dólares.

En 2017, Aerolí­neas consiguió subsidios por u$s183 millones, mientras que en 2018 se reducirá a u$s82 millones. Se trata de una fuerte baja, ya que llegó a aportes estatales por casi u$s900 millones en 2012 y de u$s600 millones en promedio durante la gestión kirchnerista. Con la llegada de Cambiemos, y de Isela Constantini, la ayuda fue de u$s302 millones.

"Hoy, Aerolí­neas y Austral facturan en conjunto unos u$s2.600 millones, de modo que si el año que viene llegáramos a tener un déficit de entre 20 y 30 millones de dólares será el equivalente a menos del 2% de la facturación", remarcó el ejecutivo.

Dell'Acqua, además, señaló que al ser tan pequeño el pasivo de Aerolí­neas, "ya no hace falta seguir pidiéndole plata al conjunto de los argentinos,  para ese nivel de pérdidas, podemos cubrirlo tomando prestado del sistema financiero".

Si bien todaví­a no decidieron cuáles serán las alternativas de financiamiento que tendrá la lí­nea de bandera, el directivo señaló que cuentan con ofertas de créditos a bajas tasas, incluso más convenientes "de las que paga el Estado".

NúmerosDell'Acqua realizó estas declaraciones en una conferencia de prensa junto a Abbot Reynal, gerente general de la empresa, donde presentaron los balances de la compañí­a, auditados por Price Waterhouse y Ernst & Young.

De esta forma, Aerolí­neas presentó por primera vez en 21 años sus balances en tiempo y forma, en tanto que Austral lo hizo después de 13 años. En 2017, los ingresos de la empresa se incrementaron un 97% respecto al año anterior, mientras que las pérdidas se redujeron un 32%.

"Esos resultados se consiguieron manteniendo la inversión, que en 2016 fue de $ 2.920 millones y en 2017 de $ 1.808 millones. Y sin incrementar el nivel de endeudamiento de la compañí­a, que pasó de 38% del total de los activos en 2015 a 36% en el ejercicio pasado", señaló la compañí­a en un comunicado.

Los balances también señalan que Aerolí­neas y Austral vendieron tickets por $35.991 millones el año pasado, lo que equivale a unos u$s2.200 millones según el promedio del tipo de cambio. A eso hay que sumar u$s100 millones en servicios de carga.

En la columna de los costos, el principal fue sueldos y cargas sociales, con u$s749 millones), seguidos de combustible (u$s12 millones), alquiler de aviones (u$s243 millones) y mantenimiento (u$s176 millones).