La AFIP decidió aumentar un 6,7% el Impuesto a los Combustibles. Las naftas y gasoil aumentarán automáticamente cerca de 40 centavos por litro
Por iProfesional
31/05/2018 - 07,15hs

La AFIP decidió aumentar un 6,7% el Impuesto a los Combustibles a partir del 1° de junio y puso fin al congelamiento de precios que el Gobierno habí­a acordado con petroleras por 60 dí­as en surtidores.

Con este ajuste del gravamen, las naftas y gasoil aumentarán automáticamente un 1,3% (cerca de 40 centavos por litro) a partir de la medianoche del viernes.

El ente recaudador dirigido por Leandro Cuccioli precisó en un comunicado que el cambio en el impuesto sobre los combustibles deriva de la reforma tributaria aprobada por el Congreso a fines del año pasado.

En dicha reforma (ley 27430)  se dispuso el siguiente cambio: se estableció actualizar en forma trimestral los montos fijos del impuesto sobre la base de las variaciones del índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el INDEC.

Hasta esta reforma, el impuesto se calculaba en base a un porcentaje sobre el precio de venta de los combustibles.

Con este cambio en la metodologí­a de cálculo se evitó que el aumento en el precio de los combustibles sea mayor, dado que el impuesto no aumentó a la par del incremento registrado en los últimos meses en el valor final del producto.

Se derrite el congelamiento

El Gobierno firmó a principios de mayo un acuerdo con las principales petroleras del paí­s que congeló por 60 dí­as "”hasta el 1 de julio"” el precio de los combustibles en las estaciones de servicio.

Sin embargo, el valor de las naftas y del gasoil volverá a aumentar mañana. Un mes antes de lo previsto. Por recomendación del Ministerio de Hacienda, que dirige Nicolás Dujovne, la AFIP actualizará el 1 de junio un 6,7% el monto del Impuesto a los Combustibles (ex ITC).

La medida se traducirá en un incremento del 1,3% los precios en surtidores. En concreto, las naftas y el gasoil aumentarán desde las cero horas del viernes alrededor de 40 centavos por litro, según confirmaron a EconoJournal fuentes gubernamentales y del sector privado.

Por lo tanto, el litro de nafta súper pasará a pagarse por encima de los 28 pesos.

Por la suba del Impuesto a los Combustibles, el Tesoro recaudará en junio más de $600 millones adicionales. El ITC que carga la venta de naftas y gasoil aporta unos $10.000 millones.

Impuesto a los combustibles

La reforma impositiva que entró en vigencia el 1 de marzo modificó la metodologí­a a través de la cual el Estado recauda impuestos sobre el expendio de combustibles.

En rigor, se instrumentó un esquema de montos fijos para cada tipo de derivado del petróleo que se actualiza trimestralmente. Se reemplazó así­ el viejo sistema de alí­cuotas que serví­an para calcular porceptualmente los impuestos en base al precio de venta de los combustibles a la salida de refinerí­a.

El Impuesto a los Combustibles asciende a $6,72 en el caso de las naftas y $4,14 en el caso del gasoil. Las petroleras "”YPF, Shell, Axion Energy, entre otras"” pagan un 88% de esa cifra en el caso de las naftas (están mezcladas con un 12% de bioetanol, que no está gravado) y un 90% en el caso del gasoil (se mezcla con biodiesel, también exento).

De acuerdo con lo establecido por la reforma el Impuesto a los Combustibles (ex ITC) se actualiza trimestralmente en función de la evolución del índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el Indec. Como entre en el último trimestre la inflación aumentó un 6,7%, la AFIP comunicó a las petroleras que mañana actualizará el ITC en esa misma magnitud.

"La reforma se aprobó a fines de diciembre pero por razones administrativas recién se instrumentó el 1 de marzo. Durante los primeros dos meses del año, las petroleras incrementaron sus precios de venta pero la carga impositiva se mantuvo invariante. La implementación de la reforma generó un mes de delay. No hicimos más que cumplir con la Ley", explicó un funcionario a EconoJournal.

"Si no hubiésemos modificado la metodologí­a con que se calcula la carga tributaria sobre los combustibles, el salto de los impuestos habrí­a sido más alto por el incremento del precio internacional del crudo. El nuevo sistema funciona como amortiguador porque los impuestos aumentan menos que si hubiesen estado atados a los precios de venta", agregó.

La novedad no fue bien recibida entre las petroleras."Si bien la variable impositiva no está incluida en el acuerdo para congelar los precios, que sólo contempla la evolución del Brent (precio), biodiesel y tipo de cambio, creí­mos que el Gobierno postergarí­a la suba del ITC", reconoció un alto ejecutivo de una petrolera al portal.

Temas relacionados