NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tecnología

Aún no convence, pero define partidos: cómo es la tecnologí­a detrás del VAR

Aún no convence, pero define partidos: cómo es la tecnologí­a detrás del VAR

Rusia 2018 será recordado como "el mundial del VAR", debido a la relevancia que está cobrando el uso de la tecnología en la definición de los resultados

26.06.2018 19.20hs Tecnología

Este martes todo el paí­s estuvo, durante un par de minutos, en vilo gracias al VAR, la nueva tecnologí­a de asistencia al arbitraje que hasta ahora habí­a pasado inadvertida para los hinchas argentinos.

Rusia 2018 es el primer Mundial en el que se implementa el VAR, abreviatura de Asistencia por Video del Arbitraje (Video Assistant Referee), un sistema que ya se utiliza en las ligas de fútbol alemana, italiana, portuguesa y que está por empezar a usarse en España.

El VAR, usa para su funcionamiento, las acciones serán captadas por 33 cámaras durante cada partido de la primera fase y por 35 de octavos de final en adelante.

Desde cada estadio, la señal de las cámaras es transmitida mediante una veloz conexión de fibra óptica hasta el centro de operaciones ubicado en Moscú, donde es analizado en televisores de alta definición por los árbitros asistentes que tardarán entre 30 y 90 segundos para responder a una consulta del referee en el campo de juego.

Los cuatro árbitros remotos que conforman un equipo VAR, tienen acceso a un par de cámara dedicadas para zonas de offside, además de las de la transmisión estándar. Ocho de las cámaras son de súper cámara lenta, mientras que cuatro de ellas son ultra cámara lenta.

Los registros de cámara lenta son principalmente utilizados para definir situaciones de contacto fí­sico entre jugadores que podrí­an pasar inadvertidas a velocidad normal.

Además, es la primera vez que se pone en funcionamiento un sistema de triangulación que aprovecha la gran cantidad de cámaras disponibles para lograr una visualización 3D especí­fica para la toma de decisiones en las jugadas de offside.

Hay que notar que de los cuatro árbitros del VAR, sólo uno de ellos se encarga de entablar comunicación con el juez situado dentro del partido.

La empresa tecnológica que la FIFA eligió para realizar la implementación del sistema es Hawk-Eye, que tiene experiencia en dispositivos similares en tenis, rugby, crí­quet y hasta en automovilismo.

Más tecnologí­a en Rusia 2018
Otra novedad de este Mundial es una tecnologí­a inalámbrica integrada en los balones que permite determinar con precisión cuando se ha producido un gol.

Los árbitros llevarán en su muñeca un verdadero centro de comunicación e información a través de un reloj inteligente que, entre otras cosas, le enviará alertas cada vez que la pelota atraviese la lí­nea de gol.

Para que eso sea posible se necesitan varias tecnologí­as que trabajan simultáneamente: el balón Telstar 18 lleva en su interior un chip NFC pasivo que se activará en un campo electromagnético presente más allá de la lí­nea de gol.

La activación del chip enviará una señal que llega al smartwatch del árbitro, indicando que se ha convertido un tanto.

El reloj "Big Bang Referee" es producido por la empresa suiza Hublot, es sumergible a 50 metros de profundidad, tiene una pantalla de 400 x 400 pí­xeles con una resolución de 287 ppi y funciona gracias al sistema operativo "Wear OS" de Google.

Construido en titanio, cuenta con diversa clase de sensores, entre ellos acelerómetromicrófono, giroscopio, y GPS que le permitirán al árbitro seguir las secuencias del partido y controlar su condición fí­sica con el monitoreo cardí­aco y hepático.

¿En qué situaciones se usa el VAR?
Diseñado para ser una ayuda y no una molestia, el VAR ha generado no pocas polémicas. A continuación, las claves para entender cuándo es correcta su aplicación.

- Goles. Una de las funciones del VAR es ayudar al árbitro a determinar si existen infracciones que puedan invalidar un gol. "Cuando la pelota ha cruzado la lí­nea de meta, el juego se interrumpe, por lo que no hay un impacto directo en el juego", apunta la FIFA en su página web.

- Penales. De la misma forma, los asistentes del videoarbitraje garantizan que el árbitro tome la decisión correcta a la hora de señalar un penal. Justamente, fue el caso que involucró a Marcos Rojo y que terminó bien.


- Tarjetas rojas. También tienen el cometido de asegurarse de que un jugador reciba la sanción merecida en caso de dudas sobre la gravedad de una falta o infracción. Esta posibilidad fue la que salvó a Cristiano Ronaldo de recibir una tarjeta roja tras derribar con un codazo al jugador iraní­ Morteza Pouraliganji.

- Confusión de identidades. En caso de que el árbitro no tenga claro a qué jugador debe sancionar en una jugada, el VAR puede ayudar a determinar su identidad. Esta última posibilidad no ha aparecido hasta el momento en el Mundial de Rusia y parece, tal vez, la más complicada.

¿Cómo se aplica?
- Jugada dudosa en el partido. Después de una jugada dudosa en el partido incluida en alguno de los supuestos contemplados, el árbitro informa al equipo de videoasistentes de que el incidente debe ser revisado o bien son ellos quienes recomiendan al colegiado su utilización.

- Revisión y asesoramiento del VAR. La filmación es revisada por los asistentes del VAR a través de varios monitores con distintos planos de cámara. Posteriormente, indican al árbitro lo que ven en las imágenes a través de un transmisor de sonido. Sólo ellos y el árbitro tienen acceso a las imágenes.


- Toma de decisión por parte del árbitro. Una vez revisado el ví­deo, el árbitro tiene la posibilidad de aceptar la información del VAR o de retirarse momentáneamente a un apartado con monitor para ver por sí­ mismo la jugada a pie de campo. Después de estos pasos, tomará la decisión que considere más acertada.

Más sobre Tecnología