NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

El blanqueo de criptomonedas, una industria en expansión

Blanqueo de criptomonedas, una industria en expansión

En el primer semestre del año, un nuevo grupo de delincuentes robó criptomonedas por un total de u$s760 millones, tres veces más que en todo 2017. 

06.07.2018 09.27hs Finanzas

Los delincuentes están robando más criptomonedas de los mercados, y ello está impulsando el crecimiento de una industria de servicios que facilitan el blanqueo de las monedas digitales, según un nuevo informe.

En la primera mitad del año, se robaron criptomonedas de los mercados por un valor superior a u$s760 millones, casi tres veces más que en todo el 2017, dijo CipherTrace en su informe trimestral inicial sobre el tema.

CipherTrace es una firma de seguridad de tecnologí­a de cadena de bloques, con sede en Menlo Park, California, que trabaja con más de 40 compañí­as y gobiernos para hacer un seguimiento de las transacciones de criptomonedas.

El valor de mercado actual de las 100 criptomonedas principales es de alrededor de u$s270,000 millones, de acuerdo con CoinMarketCap.com. Los servicios que limpian fondos sucios están ampliamente disponibles, dijo CipherTrace, y algunos de ellos incluso se han anunciado en Google AdWords.

"Hay tantas criptomonedas ahora, y valen tanto dinero, y hay tantos mercados en todo el mundo, que hemos visto no solo a las bandas de internet tradicionales, sino también la llegada de un nuevo grupo de delincuentes en este espacio", dijo el responsable ejecutivo de la firma, David Jevans, en una entrevista telefónica.

"Esta expansión general del mercado ha creado una nueva generación de delincuentes cibernéticos que no existí­a hace 15 meses".

El total de criptomonedas es de más de 1,600, lo que hace que el seguimiento de todas ellas sea cada vez más difí­cil, y da a los delincuentes una oportunidad. Los reguladores han dicho que muchos mercados y empresas que emiten monedas nuevas aún no adoptan suficientes medidas para verificar la identidad de los clientes y verificar que los usuarios no estén blanqueando fondos robados. Los usuarios que compran y venden monedas suelen estar representados por direcciones anónimas.

Entretanto, muchos mercados -y se abren nuevas plataformas todo el tiempo- tienen vulnerabilidades de seguridad. Y las criptomonedas, cuando se han robado, a menudo no se pueden devolver o no se puede hacer un seguimiento hasta los ladrones.

"Es mucho más fácil que robar bancos", dijo Jevans.

Los reguladores de todo el mundo probablemente tomen medidas enérgicas contra el blanqueo de criptomonedas, dijo Jevans. Esto es probablemente positivo para los inversores, pero algunas monedas podrí­an sufrir un impacto.