Más artículos

Liposucción: cómo es la cirugía y qué riesgos implica
Puede parecer una operación sencilla, pero es importante considerar algunos aspectos
Por Martina Stutz Dohmen
21.12.2017 22.03hs Health & Tech
La liposucción es un método para eliminar los depósitos localizados de tejido graso que, por diversos motivos, no responden a la dieta o el ejercicio.

Es importante destacar que se aplica en áreas de adiposidad localizada, es decir, no se utiliza en caso de exceso de peso u obesidad, sino sólo en pacientes que están dentro de su peso o con un excedente y quieren modelar alguna zona del cuerpo. Esto significa que no es un reemplazo de una dieta o de una forma de adelgazamiento.

Las áreas que se tratan más frecuentemente con este procedimiento son el abdomen, los senos, las caderas, la región del muslo conocida como 'pantalón de montar', cara anterior e interna de muslos, las rodillas, los brazos, las nalgas, las mejillas y el cuello.
Te puede interesarLas consecuencias médicas que pueden surgir por un tatuaje

Sin embargo, en los hombres -que representan aproximadamente entre el 15% y el 25% de los pacientes de liposucción- las zonas más comúnmente tratadas incluyen la barbilla y el cuello, el abdomen, los flancos y el pecho.

Antes de someterse a un procedimiento de estas características es necesario considerar que implica una serie de riesgos que deben ser informados por parte del profesional médico.

lipo

Hay algunos más graves que otros. Entre los más leves se encuentran la aparición de hematomas o asimetrías, mientras que entre los más graves puede aparecer una embolia grasa -que se produce por un micro trauma en los vasos sanguíneos, la grasa migra a través del vaso traumatizado y hace la embolia en algún sector-.

Como todo procedimiento quirúrgico tiene el habitual riesgo de infección. Es decir, cualquier herida puede infectarse, más allá de los cuidados que tenga durante la operación y en el tiempo posterior a ella. En caso de que se produzca una infección es importante tratarla lo antes posible porque si se hace en forma tardía se puede expandir a otros lugares del cuerpo y puede derivar en una sepsis -una infección generalizada-.
Te puede interesar¿Cómo ganar peso de manera saludable sin perjudicar al organismo?

La liposucción puede parecer una cirugía fácil -hay muchos videos en internet que la muestran como algo sencillo-, pero es una de las más complejas. Los especialistas señalan que deben tener mucho cuidado con la piel, dado que puede quedar irregular.  Además, al mover tejido graso, a veces se lastiman los vasos o nervios y los pacientes pueden sangrar.

Después de la cirugía es importante que las personas tengan en cuenta una serie de cuidados. Lo principal es que se debe usar una faja que busca ayudar a moldear el cuerpo y disminuir al mínimo el edema resultante de la liposucción. En muchos casos también pueden ser recomendables los masajes de drenaje linfático y/o ultrasonido para ayudar a bajar la inflamación gradualmente. De todos modos, el paciente debe consultarlo con su médico, de modo tal que el profesional explique en detalle todos los cuidados necesarios.

Nota relacionada


screen Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído