Más artículos
Claves para empezar un emprendimiento sin dejar el actual empleo

Claves para empezar un emprendimiento sin dejar el actual empleo

Claves para empezar un emprendimiento sin dejar el actual empleo
Cuando ya no alcanza con un solo sueldo, expertos recomiendan incubar un nuevo negocio y elegir entre los cuatro modelos disponibles. De cuáles se trata
Por iProfesional
12.01.2010 14.06hs Management

Buscar una fuente de ingresos adicional al sueldo percibido en el trabajo es una práctica a la que, producto de la presión inflacionaria y la constante pérdida de poder adquisitivo, recurren cada vez más argentinos. Abrir un negocio sin dejar el empleo actual puede aumentar los ingresos hasta en un 40%, pero es necesario definir las actividades y fijar horarios para atender ambas empresas, explica a CNNExpansion.com el experto en dirección de Personal, José Antonio Pérez Cruz. Existen cuatro opciones para quienes desean ingresar al mundo empresarial sin tener que abandonar la "seguridad" de su empleo, y son invertir en una empresa ya establecida para ser socio o apostar por una franquicia, que ya tiene un modelo de negocio estandarizado, dice el director del Centro de Innovación Empresarial y Financiera (CIEF) del Tec Ciudad de México, Jorge Humberto León Pardo.

Además existe la posibilidad de iniciar la nueva empresa desde cero, previo análisis del mercado y contando con la asesorí­a necesaria para desarrollar un plan de negocios.

Para quienes no tienen un capital pero están avalados por su experiencia y conocimientos, existe la posibilidad de aportar su capital intelectual en otra empresa a través de la figura de consultor y obtener así­ un ingreso extra, señala León Pardo. Las principales razones por las que los trabajadores no dejan su empleo tienen que ver con la estabilidad que éste les brinda, pues tiene la seguridad de obtener un pago mensual y gozar de algunas prestaciones como la obra social, beneficios e incluso aportes para la futura jubilación .

Sin embargo, "ser tu propio jefe no sólo te da libertad para realizar nuevos proyectos, sino flexibilidad para invertir tu dinero y consolidar tu patrimonio", asegura el experto en Gestión del Capital Humano, Nicolas Bonc.

El 30% de los emprendedores que acuden a una incubadora lo hace porque quiere abrir un negocio sin dejar su empleo; el 40% pone todo su capital y esfuerzo en la nueva empresa para ser su propio jefe; y el 30% restante no tiene trabajo y se dedica sólo a emprender, según datos de los expertos consultados por CNNExpansion.com.

Además de la planeación y asesorí­a los nuevos emprendedores deben saber que el proceso de incubar una empresa es largo, pero evita que la compañí­a sea una de las siete nuevas organizaciones que mueren antes de cumplir los tres años.

"Este proceso dura entre seis y ocho meses si se toman consultorí­as al menso dos veces a la semana, el tiempo aumenta a entre 10 y 14 meses si el emprendedor sólo tiene disponible un fin de semana", asegura León Pardo.

Una vez que se termina la incubación, los expertos recomiendan continuar con la asesorí­a al menos durante el primer año de la empresa para hacer ajustes al plan de negocios y afianzar el posicionamiento de mercado, destaca el artí­culo publicado por CNNExpansión.com.

Y ya que dicen que "quien atiende a dos amos, con uno queda mal", Bonc hace énfasis en la formación de un equipo que esté al tanto del negocio y en quien se pueda confiar algunas responsabilidades.

Esto te será útil sobre todo en los primeros meses, donde además de la logí­stica, habrá que ocuparse de áreas como atención al cliente y encuentro con proveedores, entre otras.

Otra herramienta útil será establecer un networking con proveedores e incluso con la competencia, ya que al unir esfuerzos se pueden crear redes de trabajo más completas, abarcar un mercado mayor y dar la impresión de ser una firma más grande y profesional.

Finalmente, es fundamental controlar las emociones y aumentar la discreción, ya que aunque la conmoción por la nueva empresa sea mucha, informar a jefes o compañeros de ésta es un arma de doble filo, dado que puede interpretarse como falta de lealtad a la compañí­a.

Los expertos dicen que en estos casos es común que los emprendedores busquen apoyo en su entorno, pero a menos que se esté seguro de obtener un beneficio seguro informando la decisión, lo mejor es cerrar la boca, concluye CNNExpansion.com.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados