09.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
195.00 / 198.00 0.00%

Se agudiza la crisis interna de la CGT: dialoguistas y combativos se cruzan por marcha del 22

Se agudiza la crisis interna de la CGT: dialoguistas y combativos se cruzan por marcha del 22
Los "Gordos" pretenden suspender la protesta contra las medidas económicas del Gobierno que se había fijado para el próximo martes. Pero el triunviro Juan Carlos Schmid afirmó: “La probabilidad de que se haga la movilización es total, de un 100%". Las consecuencias de la interna son inciertas
Por iProfesional
15.08.2017 20.19hs Política

Los resultados de las PASO provocaron más de una consecuencia en el tablero político nacional.

A dos días de las elecciones, se abrió una fuerte interna en la CGT en torno a la movilización que había fijado para el 22 de agosto en protesta contra las medidas económicas del Gobierno. El sector de los “Gordos” amenaza con romper la medida de fuerza. Y esa fractura, de concretarse, podría ser más extensa. No faltan quienes creen que la central podría quebrarse.

El secretario general del gremio UPCN, Andrés Rodríguez, aseguró este martes que la CGT analizará mañana, en la reunión del Consejo Directivo, la posibilidad de suspender la movilización. La declaración agitó las delicadas relaciones de equilibrio de los distintos sectores que conforman la confederación.

"La marcha no es un problema político, nunca fue enfocado así, sino como una exteriorización de una realidad bastante acuciante en vastos sectores de la población", afirmó Rodríguez.

En declaraciones a radio El Mundo, el sindicalista admitió que existen "opiniones divergentes" dentro de la central obrera luego de las PASO y explicó que intentarán "unificar a través de una síntesis que contenga a todos". El riesgo, como cada vez que acontece un escenario semejante, es que la CGT se quiebre, como sucedió en diversas etapas históricas.

En ese sentido, Rodríguez analizó que "la situación en algunos sectores, sobre todo en el trabajo, es bastante negativa y difícil" y que "aún no ha habido una clara señal esperanzadora para estos sectores".

"La situación de deterioro no comenzó ahora, viene de antes -aclaró-. Pero hasta ahora se ha agravado, no se ha mejorado. Hay sectores industriales que están atravesando situaciones de cierre, de despidos, de suspensiones, de pérdida de poder adquisitivo. También hay sectores con problemas de trabajo o de trabajo precario. Todo esto no se ha mejorado", añadió el sindicalista.

Pero el buen desempeño de Cambiemos en las primarias en todo el país quitó fuerza a los planteos de los líderes sindicales que impulsan la marcha. Y creció la de aquellos dirigentes con vínculos con el Gobierno.

En ese contexto, para poner paños fríos, el titular del gremio de los Canillitas, Omar Plaini, aclaró que este miércoles se reunirá el Consejo Directivo de la central obrera para tratar si se confirma o se desactiva finalmente la movilización.

"Soy una persona de palabra, si tomamos un compromiso habría que cumplirlo, pero quiero escuchar al resto", destacó el gremialista sobre el encuentro y la decisión de movilizar a los gremios en protesta contra las medidas económicas de la Casa Rosada.

Durante una entrevista en radio Belgrano, Plaini consideró que pese a que la administración de Mauricio Macri recibió un respaldo en las urnas, "hay caída de consumo, del poder adquisitivo; hay una situación de conflictividad importante, y hay más pobreza".

"La conflictividad social está", subrayó el jefe sindical de los canillitas, quien analizó que en las PASO que "es evidente que un tercio de la población le ha dado respuesta al Gobierno" a favor.

Menos diplomático, Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de la CGT, salió al cruce de las versiones: “La probabilidad de que se haga la movilización es total, de un 100%".

Además, el secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento advirtió que los gremios que declinen concurrir a la manifestación estarán "vulnerando la decisión que tomaron en el último plenario nacional de secretarios generales" de la CGT.

La marcha podría realizarse sin el apoyo de los Gordos lo que implicaría un quiebre difícil de reconstruir. La ruptura, en ese caso, sería "de hecho". 

En ese sentido se expresó el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, quien recordó el mandato de la reunión realizada en Ferro hace dos semanas.

"Hay sectores del Consejo Directivo de la CGT que van a seguir sosteniendo la marcha y un plan de lucha, porque tienen historia y tradición de lucha que no la van a rifar detrás de una aventura oportunista de quedar bien con este gobierno".

Los Gordos, según las versiones, evaluaron que las PASO dejaron mejor parado al Gobierno de lo que pronosticaban las encuestas y que avanzar con la marcha de protesta del 22 sería ir a contramano del pronunciamiento de las urnas, con el agravante de que la central atravesó al menos dos episodios de reprobación en actos.

Para evitar una fractura, los referentes sindicales dialogaban este mediodía con líderes de otros sectores en reuniones informales.

Las conversaciones continuarán durante el encuentro del Consejo Directivo, que será  mañana en la Confederación General del Trabajo (CGT), situada en la calle Azopardo 802, del Bajo porteño.