Más artículos

Denuncian que Norwegian goza de beneficios y subsidios que Macri oculta

Vuelos baratos, ¿a qué precio?: denuncian que Norwegian goza de beneficios que Macri oculta
Sindicatos alertan que estas aerolíneas se benefician con fondos y luego venden sus pasajes a precio de dumping para eliminar a la competencia
Por Patricio Eleisegui
18.11.2018 07.32hs Política

La polémica en torno a los fondos que el Estado destina al funcionamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral, y que se potenció aun más con las críticas realizadas por el propio presidente Mauricio Macri, derivó en una denuncia por parte de los gremios de la actividad y que generó ruido en el sector. 

El bloque que integran APTA (técnicos), APA (personal aeronáutico), UPSA (personal superior), APLA (pilotos) y UALA (pilotos de Austral), salieron al cruce y advirtieron sobre los millonarios beneficios fiscales y exenciones vigentes de los que gozan Norwegian, Avianca y Flybondi, las compañías que vienen encabezando la ultra promocionada “revolución de los aviones”.

A través de un comunicado al que accedió iProfesional, expusieron que estas empresas “compiten deslealmente con subsidios provinciales de Córdoba (que finalmente paga el Estado nacional y todos los argentinos)" y que luego "venden sus pasajes a precios de dumping o por debajo de sus costos, para eliminar a las compañías aerocomerciales nacionales.”

“Subsidios públicos a extranjeros que el presidente Macri niega, diciendo que solo Aerolíneas los recibe”, expresaron las organizaciones, para luego agregar que el Presidente "no denuncia que el 95% de los argentinos no viaja porque esas empresas no pagan". 

La existencia de beneficios otorgados a estas empresas fue ratificada por numerosos expertos consultados por este medio, y hasta fue reconocida directamente por algunas de las aerolíneas mencionadas.

A estos nombres resta agregar el caso de LATAM que, según analistas del sector, durante 2017 resultó exceptuada del pago de IVA por el lapso de 6 meses. Sin embargo, ante la consulta de iProfesional, fuentes de la aerolínea negaron haber gozado de esa ventaja.

Lluvia de críticas contra Norwegian 

La cuestionada Norwegian aparece, según los expertos, como una de las aerolíneas beneficiadas, con acuerdos que le permiten gozar de ventajas impositivas.

En junio de este año, firmó un acuerdo con la administración de Córdoba, que encabeza Juan Schiaretti, y que estableció la creación de un hub en esa provincia y le garantiza a la firma la exención al pago del Impuesto Inmobiliario por cinco años mientras que, a la par, también se verá excluida de abonar el Impuesto a los Sellos por dos años.

En paralelo, el trato cerrado con el Estado provincial fija que Córdoba otorgará un subsidio mensual a los primeros 100 puestos de trabajo que Norwegian active en esa provincia.

Del lado de los sindicatos, la crítica hacia Norwegian es impiadosa, dado que la acusan de avanzar con prácticas desleales para perjudicar a la competencia, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo. 

“Norwegian goza de exenciones por años y tiene a los trabajadores sin representación mientras que las aerolíneas nacionales tienen inconvenientes por todos lados. Se intenta hacer desaparecer a las compañías estatales”, enfatizó ante este medio Marcelo Uhrich, vocero de UPSA, el gremio que nuclea al personal superior del segmento aéreo.

El representante remarcó, además, que los directivos de Norwegian en la Argentina incluso mantienen conversaciones con el sindicato de empleados de comercio para colocar a sus empleados dentro de esa organización y eludir así las obligaciones que fijan los convenios aéreos.

“La empresa está negociando con Cavalieri para englobar a sus empleados bajo ese convenio si aumenta la presión. Es algo atroz. Detrás de todo esto está la cartera de Transporte con el ministro Dietrich a la cabeza”, disparó.

Un dato clave es que Norwegian está volando con un nivel de ocupación muy bajo, del 56%, una cifra que se ubica varios puntos por debajo de la competencia, lo que revela las dificultades comerciales que está teniendo en la Argentina. 

Por el lado de Flybondi, los voceros consultados también pusieron el foco en el acuerdo vigente con el gobierno de Córdoba.

“La provincia tiene la decisión de promover la actividad aerocomercial y, en consecuencia, es posible negociar beneficios fiscales y laborales para todas aquellas nuevas empresas que se radiquen en el distrito”, se defienden desde la aérea.

En concreto, el Estado cordobés permite que la firma abone la mitad de la alícuota de Ingresos Brutos sobre la tasa de aviación por el término de dos años, mientras que, para los tres siguientes, la responsabilidad de pago subirá al 75 por ciento.

Al mismo tiempo, la gobernación abonó 4.000 pesos por única vez por cada uno de los empleos que Flybondi activó en la provincia mediterránea, pero sigue haciéndose cargo del equivalente al 20 por ciento del sueldo básico –categoría empleado de comercio– que rige para los operarios de la aérea en esa provincia.

Flybondi suma 110 empleados radicados en Córdoba –la compañía totaliza 550– entre pilotos, tripulantes, técnicos de mantenimiento, mecánicos, agentes de tráfico y rampa. Ese beneficio para la empresa rige por un período de dos años.

Con ese acuerdo en el bolsillo, la firma va por más: en la actualidad, negocia hacerse con más beneficios en Chubut.

En ese sentido, ejecutivos de la compañía vienen manteniendo conversaciones con funcionarios de esa provincia para gozar de exenciones impositivas en el corto plazo. La aérea pretende quedar exceptuada del pago de Ingresos Brutos.

Por el lado de Avianca, la aerolínea cerró un acuerdo con Tucumán, el cual fija que, una vez que la empresa active sus servicios desde y hacia ese distrito, el Estado provincial garantizará un piso del 65 por ciento de ocupación en cada uno de esos vuelos.

El porcentaje surge de los números aportados por la compañía a las autoridades de esa provincia. En distintas reuniones con dirigentes locales, los representantes de la firma señalaron que la única manera de alcanzar el equilibrio operativo y financiero de los itinerarios consiste en no perforar ese porcentaje de butacas ocupadas por aeronave.

El acuerdo fijado establece que, en caso no alcanzar ese 65 por ciento de cobertura, el Estado tucumano deberá hacerse cargo económicamente del nivel faltante.

Lo particular es que desde la misma Avianca ya anticiparon a la gobernación que el estimado de ocupación para la ruta Tucumán-Buenos Aires rondará el 60 por ciento por avión. Es decir que el servicio, en cuanto se ponga en marcha, arrancará subsidiado.

“Se critica lo que ocurre con Aerolíneas Argentinas, que es una línea de bandera, y acá estamos ante una compañía privada, de capitales extranjeros, que antes de volar una ruta ya se asegura un mínimo de cobertura con caja estatal. Ni hablar de lo que negoció Flybondi”, se quejó ante iProfesional un referente de UPSA.

Polémica por los subsidios

Entre los analistas consultados, Diego Dominelli, director de Aviación en Argentina, sostuvo ante iProfesional que los subsidios a las compañías del sector son usuales, y que incluso el mismo Mauricio Macri –quien a través de la familiar MacAir supo intervenir en la actividad aerocomercial–, sabe muy bien que “sin estos beneficios el transporte aéreo no funciona”.

“La operación, sostener la cadena de seguridad, implica afrontar costos enormes. Hasta Boeing, fabricante de aviones de relevancia mundial, goza de subsidios. Las aéreas prestan servicios muy caros y, como ocurre en otros ámbitos difíciles de operar por el costo financiero, necesariamente requieren de exenciones o ayudas. Decir que sólo Aerolíneas recibe subsidios es dejar afuera de la historia cómo funciona el sector en general”, dijo.

A principios de este mes, y tras una medida de fuerza de los gremios aeronáuticos, el presidente Macri declaró que "no es justo que el 95% (de los ciudadanos) que no usa los aviones tengan que pagar para que Aerolíneas funcione”.

“La verdad es que la mayoría de las aerolíneas que funcionan acá y en el mundo hoy día no requieren que sus ciudadanos pongan plata todos los meses”, aseguró el primer mandatario.

Los convenios rubricados recientemente por Flybondi, Avianca y Norwegian con las provincias dejan en evidencia que, aunque de forma solapada, el aporte estatal también termina generando una diferencia positiva en los números financieros de estas empresa que intentan liderar la “revolución de los cielos” en la Argentina.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas