Palazzo ahora va por Mercado Libre: ¿el sector bancario "garpa" más que el de empleados de comercio? Más información
Más artículos

Analistas especulan que Cristina podría no postularse para liderar el peronismo en las sombras

Analistas especulan que Cristina podría no postularse para liderar el peronismo en las sombras
El analista político Julio Burdman se plantea los escenarios posibles tanto si la ex Presidenta se presenta, como también si desiste. El rol del peronismo
15.12.2018 00.18hs Política

Muchos analistas políticos empiezan a preguntarse cómo puede plantearse el escenario político de cara a las elecciones del año que viene si Cristina Kirchner se presenta o no como candidata.

Es que su influencia y adeptos sigue siendo uno de los mayores entre todos los posibles políticos a presentarse en el 2019.

Para Julio Burdman, analista de la consultora Analytica, uno de los datos políticos salientes de este fin de año 2018 es que no se ha constituido la tercera opciónperonista no kirchnerista.

Al menos, no una en condiciones de terciar en la polarización Cambiemos versus peronismo kirchnerista: ninguno de sus ´candidateables´ supera el dígito”, agrega.

Es que a principios de año, cuando la crisis económica escalaba y el kirchnerismo parecía atrapado bajo un techo infranqueable, la hipótesis de los tres tercios parecía natural. “Casi inevitable. Se discutía si sería Massa, Urtubey u otro. Ya no. Al menos, no en 2018”, alerta Burdman.

Y dice: Hoy, en las encuestas de intención de voto presidencial hay dos nombres con apoyo: Mauricio Macri y Cristina Kirchner, con sus respectivos espacios partidarios”.

En ambos casos, aclara el experto, tienen alrededor de 30 puntos de intención de voto. Mientras tanto, el conjunto de votantes que no se inclina por ninguna de estas dos opciones conforman unespacio fragmentado, sin que se asome una oferta capaz de coordinarlo”.

Es decir, un espacio heterogéneo, en el quepescanel justicialismo, la izquierda, los neoradicales, Alfredo Olmedo.

No sería de extrañar que ese voto se atomice entre diversas opciones, pero si amenazar el ingreso de los dos primeros a una segunda vuelta”, prevé el experto de Analytica.

Por lo que considera que esta ostensible dificultad del peronismo no kirchnerista para competir con la ex Presidenta tiene implicancias.

La primera de ellas es que obliga a los dirigentes peronistas a reconocer el espacio que ocupa Cristina Kirchner”, dice Burdman.

La explicación es que a medida que comienzan a admitir que no hay alternativa firme a la polarización, se ven obligados a elegir”.

Por eso afirma que se presentan tres alternativas: insistir con la tercera candidatura: vía pactar con el kirchnerismo (o sumarse a él) o adherir a Cambiemos.

Y las tres vías son complejas. La primera no ayuda a los candidatos a gobernador o intendente, cuyas chances se ven mejoradas si están alineados con un partido nacional competitivo (por eso tantas provincias desdoblan sus comicios). Y apostar por el kirchnerismo o Cambiemos tampoco está exento de riesgos. Ambos combinan adhesiones y rechazos”, resume el analista.

Para alertar que son muchos los peronistas que empiezan a acostumbrarse a la idea de quesin Cristina no se puede”.

Muchos de ellos, un año atrás, estaban convencidos de la necesidad de marginarla del peronismo”, resume Burdman.

A su vez, esta realidad de una Cristina Kirchner sin competencia plantea otra novedad. Y no solo en el plano de las elecciones presidenciales del año 2019: “También impacta en el liderazgo del peronismo.

Para muchos dirigentes del peronismo no kirchnerista, “que no anticiparon este reverdecer K, reconocer la vigencia de la ex Presidenta es incómodo. Contradice cosas que se dijeron, pronósticos, compromisos asumidos, rescata el experto.

Además, sostiene que muchos están convencidos de queun retorno de Cristina Kirchner sería una suerte decaza de brujashacia adentro”.

En su temor, albergan la esperanza de la aparición de una Cristina Kirchner pacificadora del peronismo. Una leona herbívora. Porque si ella no lleva adelante una política detranquilizaciónde diferentes sectores que la ven con alarma y preocupación -peronistas no kirchneristas, mercados, embajadores extranjeros- va a encontrar muchas resistencias”, indica Burdman.

Para aclarar que, justamente, esos rechazos son los quecontribuyen, a su vez, a la sustentación de Cambiemos cómo opción electoral”.

Todo lo anterior le confiere a Cristina Kirchner la posibilidad de no ser candidata a la presidencia. Esto suena paradójico. Pero en la medida que ella sea reconocida como la única líder posible del peronismo, adquiere de inmediato una capacidad de organizar la oferta electoral de la principal fuerza de la oposición. Algo no imaginado un año atrás, sentencia el experto de Analytica.

Es decir, ve a la ex Presidenta no como candidata pero reteniendo y ejerciendo el poder.

Esto se traduciría, por ejemplo, en una Cristina Kirchner autorizada por un conjunto amplio de peronistas paradesignar candidatos, o vetarlos”. De la fórmula presidencial hacia abajo.

Sin dudas, una cuota de poder interesante”, sentencia Burdman.

Pero en ésta ecuación, difícil de concebir pero no imposible, faltaría un elemento más. La ex presidenta se considera muy agraviada por el conjunto de la dirigencia política argentina. Somos todos humanos, y demandamos como tales”, opina este analista.

Por lo tanto, estima que para jugar un rol constructivo en el campo de la oposición, la ex Presidenta necesitaríaalgún tipo de reconocimiento de parte de sus pares”. Un desagravio”.

Y esto es algo que hoy resulta difícil de aceptar para muchos dirigentes del peronismo no kirchnerista que apostaron en su contra”, concluye.

Según su opinión, el fallecido José Manuel de la Sota estaba dispuesto a ceder en ese punto. Pero otros, cómo Miguel Pichetto, hoy no pueden aceptarlo.

Como se ve, la reorganización del peronismo depende de factores racionales y emocionales”, finaliza Burdman.-

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas