iProfesional

Procrear con los gremios: ponen en marcha un plan de viviendas para reforzar el acuerdo de precios y salarios

Es un programa para la construcción de 1.200 viviendas destinadas a trabajadores. El Gobierno busca calmar los reclamos sindicales.
Por Juan Manuel Barca
17/03/2021 - 11,39hs
Procrear con los gremios: ponen en marcha un plan de viviendas para reforzar el acuerdo de precios y salarios

El Gobierno avanzó este martes en una iniciativa para reforzar lazos con el sindicalismo en medio de las presiones inflacionarias. Se trata del "Procrear II Cogestión Local con Sindicatos", un plan para construir 1.200 viviendas junto a los gremios en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

El acto tuvo lugar en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, donde Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, suscribieron el convenio de adhesión con el titular de la CGT, Héctor Daer, y el secretario adjunto de la CTA, Daniel Catalano. También participó el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

"Era una preocupación mía desde el primer día, que cada familia argentina tenga un techo", dijo el Presidente durante el anuncio en el que apuntó contra el macrismo por la falta de entrega de viviendas terminadas. "Ya entregamos 6.775 viviendas por Procrear", confirmó Ferraresi.

La idea es asistir con financiamiento a la construcción de viviendas manejadas por las organizaciones sindicales. Así, los gremios aportan los terrenos para construir los complejos habitacionales y los trabajadores los pagan mediante un crédito a una tasa subsidiada por el Estado.

El programa forma parte de un reclamo elevado por los sindicatos el año pasado y de un plan más ambicioso que presentó el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat para construir 260.000 viviendas en tres años, con un presupuesto de u$s10.000 millones.

"Eso es la cuarta parte de la deuda que otros tomaron con el Fondo Monetario Internacional irresponsablmente, con la mitad de lo que deberíamos pagarle el año que viene podríamos construir esas 260.000 casas", dijo Fernández.

"Eso es dinero que está destinado a salir de la Argentina, por eso cuando otros me apuran a renegociar con el Fondo, mi urgencia son los que no tienen casa, techo y trabajo, no acordar con los acreedores", advirtió.

El Gobierno busca compensar al sindicalismo por la crisis de las obras sociales y el recorte de subsidios.

Señal al sindicalismo

El Gobierno necesita tener cerca a las centrales obreras, los principales sostenes del acuerdo de precios y salarios ideado para que las paritarias cierren apenas unos puntos por encima de la inflación del 29% prevista en el Presupuesto. Ya lo hicieron bancarios (29%), porteros (32%), Luz y Fuerza (29,5%) y Obras sanitarias (32%).

Pero la escalada inflacionaria amenaza con hacer fracasar las tratativas. Por ese motivo, el líder metalúrgico Antonio Caló pidió a las autoridades que tomen cartas en el asunto ante el "desmadre de precios" y mostró su malestar por el posible incumplimiento del pacto con empresas y gremios para mantener la inflación en torno a la pauta oficial.

"La CGT y los gremios estamos de acuerdo con lo que había trazado el Gobierno nacional, que era el 29% de inflación y el 29% de los salarios más un 4%, pero en esta situación, como vienen enero, febrero y marzo, se puede desbordar", dijo el sindicalista esta semana.

En esa línea, las autoridades oficializaron este miércoles un nuevo sistema de monitoreo de precios, una medida que despertó malestar en el sector privado ya que a partir de ahora las grandes empresas deberán enviar información en forma periódica sobre precios, cantidades y stocks a la secretaría de Comercio Interior. 

La pandemia agravó la crisis habitacional y gatilló el reclamo de vivienda con las tomas masivas de tierras.

Plan de viviendas

El plan de viviendas apunta, por otra parte, a calmar el descontento en la cúpula de Azopardo por la crisis de las obras sociales y compensar en forma parcial el recorte de subsidios IFE y ATP. El proyecto de Ganancias fue hasta ahora la señal más fuerte del Ejecutivo y la mejor recibida por el grueso del arco sindical.

La iniciativa coordinada con los gremios, sin embargo, tiene por ahora un caracter más simbólico: alcanza a 1.200 familias en la Ciudad de Buenos Aires, y en la provincia de Buenos Aires en los municipios de Ezeiza, La Matanza, San Miguel, San Nicolás, Lincoln, Bahía Blanca y Tandil.

Ferraresi ya firmó convenios en los últimos meses con sindicatos de Córdoba, donde prometió una inversión de $20.000 millones. Su antecesora María Eugenia Bielsa había anunciado en junio pasado el relanzamiento del Procrear, pero el plan se vio interrumpido por su salida en noviembre pasado en medio de masivas tomas de tierras.

Ahora, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat se propone construir 260.000 viviendas en los próximos tres años, de las cuales 20.000 serían en el marco del Procrear y 55.000 corresponden a obras iniciadas en las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner que, según el funcionario, quedaron paralizadas en la administración de Mauricio Macri.