06.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Encuesta reveladora: se achicó fuerte el margen de intención de voto entre la oposición y el oficialismo

Encuesta reveladora: se achicó fuerte el margen de intención de voto entre la oposición y el oficialismo
Las expectativas sobre la economía general y personal mueven el amperímetro electoral y la imagen de los dirigentes del oficialismo y la oposición
Por Dolores Olveira
06.08.2021 15.42hs Política

La oposición se impone al oficialismo por menos margen que el mes pasado, mientras que sube la imagen del Gobierno por una mejor percepción de la situación económica. A esto suma que el voto opositor está muy dividido entre el macrismo, el liberalismo y el PJ no kirchnerista, según la última encuesta de Poliarquía.

Ante la consulta sobre a quién votaría si las elecciones fueran hoy, las respuestas fueron un 40% a la oposición, frente a 41% del mes pasado, y 37% al Frente de Todos, en comparación a 33% de junio. Los indecisos cayeron de 26% a 23%.

Es decir, la brecha pasó de 8 puntos a apenas 3. 

Al desagregar por regiones, el macrismo que encabeza Horacio Rodríguez Larreta y que llevará al tope de la boleta de diputados a María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires pierde votos frente al kirchnerismo en ese distrito. Los votantes a Juntos caen de 56% a 51% y los del Frente de Todos suben de 27% a 34%.

En cambio, en el conurbano, caen todas las opciones mientras que aumentaron los indecisos a un altísimo nivel de 31%.

En el interior de la provincia de Buenos Aires, se mantiene en 41% la intención de votos a la oposición, pero sube de 31% a 37% la elección por el Frente de Todos, a medida que caen los indecisos.

La diferencia en la intención de voto entre la oposición y el oficialismo se achicó notablemente

La imagen oficialista, en alza

Estas mediciones de Poliarquía se complementan con una suba de la imagen positiva del presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el Gobierno en general.

Esa mejora de la imagen oficialista corresponde principalmente a una mejora de las expectativas de la gente respecto de la economía general y también de la familiar.

Sobre la gestión de Alberto Fernández, la imagen positiva sube de 46% a 48% entre junio y julio, mientras que la negativa baja de 52% a 51%. La mayor suba se da en la ciudad de Buenos Aires, de 35% a 42%, con una leve desmejora en el conurbano bonaerense, de 61 a 59%.

En cuanto a la imagen personal, el Presidente tiene 40% de imagen positiva y 41% de imagen negativa, mientras que Cristina Kirchner tiene 35% de imagen positiva frente a 52% negativa.

Sin embargo, si se compara enero con julio, la imagen positiva de Alberto Fernández bajo un punto, mientras que la de la Vicepresidenta subió 5%.

En la comparación mes a mes, el Presidente logró subir de 33% a 40% en imagen positiva, y Cristina Kirchner, de 30% a 35%.

Esas preferencias implican que Alberto Fernández mejoró en imagen entre todos los segmentos del electorados menos en el macrismo puro: esto es entre el kirchnerismo y los independientes a los que la encuesta llama "Ni ni PJ", "Ni ni" y "Ni ni Cambiemos".

La mejora de Cistina Kirchner responde solamente en una percepción más positiva de los "Ni ni PJ", mientras que el resto de los segmentos siguen a ambos lados de la grieta o no se modifican.

Las expectativas económicas mejoraron, así como la imagen de la gestión del Gobierno
Las expectativas económicas mejoraron, así como la imagen de la gestión del Gobierno

La percepción de la economía

Al ser consultados sobre el principal problema que los afecta en lo personal, los encuestados respondieron en un 54% que los económicos, entre los que destacan el desempleo y la inflación.

Pero al preguntarse qué espera para el futuro, la percepción mejora claramente. Los augurios negativos caen de 64% a 54%, mientras los que esperan una situación regular trepan de 26% a 35%, e incluso anticipan una mejora 11% frente a 10% del mes pasado.

Respecto de las expectativas inflacionarias, la gente cree que se mantendrá estable o descenderá en un 9%, frente a 4% del mes pasado, mientras que los que creen que aumentará moderadamente bajan de 54% a 50% y los que esperan que se dispare se mantienen en 40%.

Sobre la situación económica personal, la mayoría con un 48% espera que siga regular, frente a 45% del mes pasado, y 30% considera que mejorará, con respecto a 31% de junio. En tanto, que caen de 25% a 22% los que esperan una marcada desmejora.

El 68% considera que sus ingresos crecerán menos que la inflación,  respecto de un mes antes, cuando esa percepción era de 76%.

La imagen de Rodríguez Larreta y Vidal  se resintió por la interna hacia adentro del macrismo
La imagen de Rodríguez Larreta y Vidal se resintió por la interna hacia adentro del macrismo

La oposición y el vaivén de la imagen

La imagen positiva del total país del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cayó de 50% a 42% entre enero y julio, mientras que subieron los que la consideran regular y algo, los que la ven negativa.

Sin embargo, en los dos últimos meses, la imagen positiva de Rodríguez Larreta se mantuvo prácticamente estable, y cayó la negativa a medida que hay menos encuestados que dicen que no saben o no contestan.

Pero al analizar esta medición, la última refriega por las candidaturas a los próximos comicios hirió la imagen de Rodríguez Larreta hacia el interior del macrismo, donde cayó de 85% a 70%. Y, en cambio, la benefició entre los "Ni ni Cambiemos", donde subió de 51% a 56%.

La imagen de Rodríguez Larreta cayó de 37% a 30% entre los "Ni ni PJ", a medida que suben los de los dirigentes oficialistas, y también trepó la de los opositores netos, de 26% a 23%. Para los "Ni ni", se mantiene estable en 39%.

Con la mayor exposición pública de María Eugenia Vidal después de su precandidatura por Juntos, aumentaron su imagen positiva (34% a 35%) y la negativa (33% a 31%), mientras que la regular se manturo estable en 27%.

Hacia adentro de las cifras, la interna golpeó a Vidal en el macrismo, donde la imagen positiva cayó de 90% a 83%, mientras que entre los "Ni ni Cambiemos subió levemente de 47% a 49%. El mismo comportamiento tuvo entre el resto de los "Ni ni".

Con respecto de la segmentación del voto, más allá de quienes se ubican a cada lado de la grieta, los diferentes "Ni ni" reparten su voto entre los candidatos que apoyen Vidal, Rodríguez Larreta y Mauricio Macri; los que estén en contra de Alberto Fernández y Cristina Kirchner; de derecha o liberales, o de izquierda.

Ese voto independiente se reparte en las siguientes proporciones:

Ni ni JPJ: 42% al cristinismo, 6% macrismo, 15% PJ opositor, 14% de derecha o liberales y 6% de izquierda.

Ni ni: 5% al cristinismo, 18% al macrismo, 19% al PJ opositor, 10% a candidatos de derecha o liberales y 17% de izquierda.

Ni ni Cambiemos: 1% al cristinismo, 47% macrismo, 18% PJ opositor, 3% liberales o de derecha y 14% de izquierda.

De esta manera, la elección no se estaría polarizando. Este reparto de votos suele ocurrir en los comicios legislativos de mitad de término, y llevaría votos a todas las ofertas electorales, a costa de votos al Frente de Todos y a Juntos. Este último, además, llega dividido a las PASO.