Alberto Fernández busca relanzar su gestión tras la derrota: "Es hora de corregir lo que hicimos mal"

Alberto Fernández busca relanzar su gestión tras la derrota: "Es hora de corregir lo que hicimos mal"
El Presidente afirmó que la obra público continuó durante la pandemia "sin preguntar el signo político de cada distrito". Relanzamiento para noviembre
Por iProfesional
14.09.2021 15.15hs Política

El presidente Alberto Fernández aseguró que "la pandemia no frenó al Gobierno" en su desarrollo de obras públicas, que continuaron "sin preguntar el signo político de cada distrito" para dar "calidad de vida a los ciudadanos", al poner en marcha 25 obras públicas, en 15 provincias, en un acto que encabezó en el partido bonaerense de Almirante Brown. En este contexto, admitió que el Gobierno deberá "corregir" lo que se hizo mal de cara a las próximas elecciones de noviembre.

Fernández destacó que las obras públicas además de hacerle mejor la vida a los ciudadanos, "convocan a mucha gente al trabajo".

El Presidente aseguró que su Gobierno quiere "construir trabajo" con obras públicas pero también con inversión privada y que por eso están "al lado de los industriales" porque "entre la producción y los especuladores", apuestan "por los que producen",

"Es la hora de ordenar, seguir haciendo lo que estábamos haciendo, hacer lo que debimos postergar y corregir lo que hicimos mal", señaló Fernández, en referencia a los resultados electorales.

Luego, pidió ir a "golpearle la puerta al argentino que no fue a votar, para decirle que lo que está en juego es el futuro del país y su futuro", para que "la Argentina se ponga de pie". Les dijo también a los que no votaron al Frente de Todos, que piensen que "la Argentina merece algo mejor de lo que nos pasó hasta el 2019", cuando "las pymes cerraban, los trabajos se perdían y los planes sociales se multiplicaban por tres".

"Compre argentino": otro lanzamiento post PASO del Gobierno

El proyecto de Ley de Compre Argentino, Desarrollo de Proveedores y Compras para la Innovación apunta a generar 30.000 nuevos empleos privados, fomentar la inversión de $40.000 millones anuales adicionales en innovación y ahorrar u$s500 millones de divisas al año.

Presentado el lunes por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en un acto en Casa Rosada, el proyecto propone la modificación de la actual Ley 27.437, sancionada en 2018, que "tiene grandes limitaciones para que el Estado pueda utilizar su poder de compra como herramienta para el desarrollo".

Los principales objetivos del proyecto son promover una mayor participación de la industria nacional en las compras públicas; generar un aumento en el empleo; promover inversiones y transferencias de tecnología hacia los sectores de la economía nacional con mayores capacidades tecnológicas y productivas; y estimular y regular el rol de las compras públicas en la innovación y en el agregado de valor en sectores estratégicos.

De este modo, se espera aumentar la producción nacional; generar mayor empleo en las empresas proveedoras del Estado; aumento de la inversión en Desarrollo e Innovación (I+D+i de empresas alcanzadas por las compras para la innovación); impacto federal positivo en empresas proveedoras de todo el país; desarrollo de proveedores en sectores estratégicos como hidrocarburos o minería; y crecimiento de nuevos sectores productivos vinculados a la demanda del Estado.

Impacto económico del proyecto

Los principales objetivos del proyecto son promover una mayor participación de la industria nacional 

De acuerdo con información del Ministerio de Desarrollo Productivo, se espera que el impulso a las compras estatales genere un impacto económico de 30.000 nuevos empleos privados, $40.000 millones adicionales de inversión en investigación, desarrollo e innovación al año y u$s500 millones de ahorro de divisas anuales.

Entre las principales modificaciones de la actual Ley se propone ampliar el alcance de la ley a nuevos sujetos, entre ellos el Pami, para promover la compra de medicamentos nacionales; crear la herramienta de compras públicas para la innovación; establecer herramientas de alto impacto que estimulen el desarrollo de la industria nacional; y promover el desarrollo de la industria nacional a través de las compras públicas en sectores estratégicos.

Asimismo, se prevé ampliar el alcance de los acuerdos de cooperación productiva (ACP) y mejora del funcionamiento de la herramienta; garantizar el acceso a información para fortalecer el cumplimiento del régimen y planificar la promoción de la provisión local; y la creación de un fondo fiduciario público para el Compre Argentino, para mejorar las condiciones financieras para favorecer el acceso de la industria local a las compras públicas.

También se proyecta promover la articulación entre oferentes locales y organismos contratantes; y fortalecer el plan de desarrollo de proveedores nacionales.

Para impulsar una mayor participación del sector productivo nacional y de las MIPyMEs en particular, se elevarán los márgenes de preferencia (diferencia de precio que puede tener una empresa nacional) con la siguiente estructura: de 15% a 20% para MiPyMEs y de 8% a 15% para el resto.

En el caso de ofertas de origen no nacional, se eleva el margen de preferencia a 1,5% por cada 5 puntos porcentuales en el caso de integración local con un máximo de 12%.

En tanto, para las empresas que promuevan la perspectiva de género y tengan composición mayoritaria de mujeres u otras identidades no binarias (en capital social y puestos jerárquicos y en el plantel general de la empresa) habrá un margen adicional de 3%.

Por otra parte, se potenciará la herramienta de "first refusal" que les da la posibilidad a las PyMES de hacer una nueva oferta en caso de no ganar la licitación para que tenga nuevas oportunidades.

Las compras públicas en la economía nacional

Se espera que el impulso a las compras estatales genere un impacto económico en la industria nacional

Las compras públicas -bienes y servicios que realiza el Estado Nacional, sus organismos o las empresas públicas- representan alrededor del 13% del PBI, por lo que tienen un peso significativo en la economía nacional.

El 65% de los proveedores del Estado son empresas privadas nacionales y el 97% de esas empresas proveedoras son PyMES, lo que refleja la importancia del impulso de las compras públicas nacionales como herramienta estratégica para el desarrollo local.

La mayoría de los países industrializados usan a las compras públicas como herramienta para el desarrollo como el programa Buy American en Estados Unidos, el PPS en Corea del Sur, Lei do Bem en Brasil, Compras TED en Alemania e Industrial Cooperation Authority en Israel.

De hecho, existen numerosos casos de tecnologías que han sido desarrolladas gracias al poder de compra estatal: el desarrollo de las principales tecnologías utilizadas en los celulares proviene del poder de compra del Estado y puntualmente en Argentina las compras estatales impulsaron a empresas como Techint, Impsa y Sinergium Biotech.

Temas relacionados