07.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
196.00 / 199.00 -0.75%

"Basta del canal Volver": lo que se dijeron Cristina Kirchner y Alberto Fernández, según Jorge Asís

"Basta del canal Volver": lo que se dijeron Cristina Kirchner y Alberto Fernández, según Jorge Asís
Según revelan, el Gobierno decidió "ir para adelante y decir basta a todo lo que se hizo". Van por una peronización y territorialización de la política
Por iProfesional
30.09.2021 07.16hs Política

El periodista y analista político Jorge Asís compartió su mirada sobre las políticas del Gobierno después del resultado de las PASO y en medio de la campaña electoral y sostuvo que Alberto Fernández y Cristina Kirchner se plantearon: "Basta del canal Volver".

Asís reveló que, según sus fuentes, el Gobierno tomó la decisión de "ir para adelante y decir basta a todo lo que se hizo". En esta línea, sostuvo que "hay una peronización y una territorialización de la política" del Frente de Todos, que se da a partir de los cambios en el gabinete de Alberto Fernández.

Alberto Fernández en la mira.
Alberto Fernández en la mira.

"Tienen un esquema de campaña, se va a territorializar, se va a provincializar y hay un intento en donde todo parece ser electoral. Pero cuando te ponés a resolver problemas no es solamente con el pensamiento puesto en el plazo fijo de noviembre", precisó Asís. Y agregó: "En el peronismo no existe el liderazgo conceptual. Si no tenés territorio, no existís", dijo en A24.

La derrota de las PASO, según el analista, provocó una estrategia que ya se había visto en otros gobiernos. "El kirchnerismo cuando avanza en sus momentos de euforia casi que oculta al peronismo (...), pero este aparece en momentos de retroceso", observó. Y recordó: "No es la primera vez que pasa. Pasó en 2013 cuando se cambió el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina por el entonces gobernador Jorge Capitanich".

Asís anticipa el rumbo del Gobierno después de las elecciones.
Asís anticipa el rumbo del Gobierno después de las elecciones.

En otro momento, se refirió a la figura del Presidente y explicó el motivo por el que adoptó un perfil más reservado. "En los últimos días se produjo un desplazamiento de Alberto Fernández por la realidad política".

Para Asís, el Gobierno tiene actualmente un tema "central" para resolver, que depende de Juan Zabaleta, el ministro de Desarrollo Social. "Tienen que resolver un solo gran tema, si se atreven: tema piquetes, que se pueda volver a circular por Buenos Aires", dijo.

Los cambios del Gobierno

En los últimos tiempos, el cambio de Alberto Fernández ya era evidente. Comenzó a recostarse cada vez más en su gran electora para justificar su gestión. En los actos y declaraciones fue postergando su propia palabra y su gobierno referenciando siempre a "como dijo Cristina" o "como hizo Cristina".

Esa decisión fue desilusionando a propios y extraños. Los primeros porque consideraban tibio su accionar. Los segundos porque estaba en las antípodas de lo que esperaban de él. De estar en el centro moderado pasó a estar tironeado en el medio.

Surgieron entonces interrogantes estructurales: ¿puede dividirse el liderazgo de la administración del liderazgo político? ¿Resultaría funcional para gobernar lo que había sido eficaz para ganar la elección? En palabras de un alto funcionario: "Es un quilombo gobernar sin guita y sin liderazgo. Pero es lo que hay".

Empezaba a manifestarse que la coalición oficialista necesitaba un nuevo punto de equilibrio, que no alcanzaba que el Presidente declamara que su rol se remitía a conservar la unidad hacia dentro y combatir el Covid hacia afuera.

Las circunstancias obligaban a resetear el proceso de toma de decisiones y la comunicación presidencial. Pero se llegó a los meses preelectorales con las cuestiones irresueltas y la imagen devaluada.

Como en otras ocasiones de nuestra historia política, las sobreactuaciones de autoridad solo servían para evidenciar la debilidad. Se comenzaron a organizar en el seno del Frente de Todos "mesas políticas" para decidir fuera de la Casa Rosada lo que debía decidirse dentro de ella. Como siempre, en estos casos se presentan las iniciativas como una forma de ayuda.

"Es que no reacciona, la jefa le dice o le manda mensajes, él escucha y después nada", decían desde el kirchnerismo en off. Las críticas públicas se hacían a los colaboradores mas cercanos del Presidente, una manera sutil de cuestionar a aquel que los designa responsabilizando supuestamente a los entornos.

La confianza en que el peronismo unido podía tapar las grietas internas en las PASO servía para enfriar dudas y escepticismos. La derrota del 12 de setiembre vino acompañada de catarsis, fractura expuesta, renuncias declinables, cartas y cambios de ministros, particularmente los referenciados con Alberto que, una vez más, no pudo, no quiso o no supo fundar el albertismo. Aceptó los términos que CFK, le escribió pública y "sinceramente" e instaló un nuevo Jefe.