01.12.2021
DÓLAR
100.00 / 106.00 0.00%
BLUE
198.50 / 201.50 0.25%

Espinoza, el intendente de La Matanza que vive en Puerto en Madero: subejecutó Presupuesto de seguridad e inmoviliza millones en plazos fijos

Espinoza, el intendente de La Matanza que vive en Puerto en Madero: subejecutó Presupuesto de seguridad e inmoviliza millones en plazos fijos
A pesar de conducir un distrito con partidas presupuestarias sin ejecutar, Fernando Espinoza privilegió dar aumentos a municipales y no reforzar seguridad
Por Antonio D'Eramo
10.11.2021 06.26hs Política

Desde una de las torres del barrio más joven de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Puerto Madero, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza intenta conducir un territorio considerado clave en cada elección provincial y nacional y que, en esta ocasión, no será la excepción.

Sus planes políticos de reelección en La Matanza, que incluyen una alianza tácita con el Jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur -por el cual podría explicarse el nombramiento del economista Roberto Feletti al frente de la secretaria de Comercio Interior en reemplazo de su colega Paula Español-, podrían verse arruinados por la reciente crisis de seguridad que ha quedado expuesta con el asesinato, a sangre fría, de Roberto Sabo de 48 años de edad, kiosquero, padre de familia y trabajador, a manos de dos delincuentes, una de ellos menor de edad.

La indignación ciudadana por el crimen que propicio marchas multitudinarias por las avenidas principales de Ramos Mejía puso, en blanco sobre negro, la deficiente gestión en materia de seguridad del intendente Fernando Espinoza, quien ocupa el cargo de jefe comunal que supo ejercer entre 2005 y 2015, cuando asumió de manera interina para completar el mandato de su mentor, Raúl Balestrini, que había sido elegido titular de la Cámara de Diputados en el año 2005.

Por lo que, experiencia no le falta a Espinoza para dirigir una intendencia de más de dos millones de habitantes y que tiene niveles de pobreza que en algunos barrios supera el 70%, según mediciones oficiales, que cuenta con un electorado habilitado a sufragar el próximo 14 de noviembre que, sumado, equivale al de cinco provincias de la Patagonia y que posee un presupuesto anual de 19.500 millones de pesos.

Fernando Espinoza, en el centro de la tormenta por la inseguridad en Ramos Mejía

En materia de seguridad, las estadísticas no marchan mejor. Según la Procuración Bonaerense, que es la única herramienta confiable para obtener información de la cantidad de los delitos que se comenten en toda la Provincia de Buenos Aires, La Matanza, acumuló el 8,6% de las investigaciones penales preparatorias durante el año 2020, el año de la pandemia de coronavirus pero, lo más significativo, el año de las cuarentenas que restringieron la circulación y la posibilidad de trabajar de los argentinos en general y de los bonaerenses en particular.

Esta herramienta estadística que toma nota de las investigaciones judiciales -muchos casos dolosos quedan sin intervención de las autoridades de la Justicia en el Conurbano-, se presenta a año vencido. Por lo que habrá que aguardar al mes de abril de 2022 para conocer las estadísticas del presente año. Pero, investigadores y expertos en seguridad no dudan que los datos serán escandalosos cuando se presenten en sociedad teniendo en cuenta que la provincia ha liberado casi todas las restricciones que había impuesto por la pandemia durante el presente año.

En La Matanza, en 2020, hubo 140 homicidios dolosos, dos de ellos en ocasión de robo. Hubo 33 casos de criminis causa, matar o intentar un crimen para tapar otro, y se registraron 20.647 casos de robos, 7.581 de ellos cometidos a mano armada y, para completar, existieron 10.000 casos de hurto.

De los homicidios, 14 de ellos fueron presuntamente cometidos por menores de edad y permitió ubicar a La Matanza en el podio de las intendencias más inseguras que completan Lomas de Zamora y San Martín.

La Matanza y miles de millones de pesos en plazos fijos

Si no fuera por las degradantes condiciones sociales en las que viven muchos habitantes del partido gobernado por Fernando Espinoza se podría pensar que se trata de un buen administrador de los fondos comunales. Porque, aunque parezca mentira, el tesoro del Banco Provincia de Buenos Aires guarda, con mucho secreto, la cifra total de un fondo millonario de emergencia que custodia a nombre de la intendencia.

Para el exministro de Educación de Cambiemos, Alejandro Finocchiaro, la inversión en tres plazos fijos y la adquisición de bonos estatales habría pasado de 9.655 a 14.375 millones de pesos. Es dinero inmovilizado que genera intereses.

Por su parte, el concejal Eduardo Creus, suscribió lo expresado por Finocchiaro, pero habló de un monto de los plazos fijos suscriptos mucho mayor. El edil, que comenzó su actividad política con el diputado nacional "Toty"Flores cuando cortaban las rutas junto a Juan Carlos Alderete en la crisis de comienzo del siglo, afirmó que la cifra sería "superior: al menos 30.000 millones de pesos. Desde el Concejo Deliberante ya lo denunciamos aunque es legal realizar esa operación. Uno de ellos es en dólares. Esas operaciones le permiten sumar un 10% extra en intereses. La gente de Espinoza habla de fondo de emergencia, como que nos están cuidando de una futura crisis que se pueda generar".

Espinoza viviría en la tranquilidad de Puerto Madero, lejos de la inseguridad de La Matanza

Presupuesto subejecutado en Seguridad y Salud

Sin embargo, la crisis de seguridad permanente eclosionó en las últimas horas con el drama del kiosquero asesinado en Ramos Mejía, al igual que los constantes problemas que se anotan en materia sanitaria, que incluye no sólo atención hospitalaria sino, también, la falta de provisión de agua corriente y cloacas en parte del inmenso territorio de La Matanza.

En ese sentido para Finocchiaro "el municipio administra mal porque acumula un superávit al subejecutar su presupuesto asignado. Una cuestión que ya fue denunciada el año pasado".

Para el concejal Creus, "cuando está por finalizar el año se gastó sólo el 50% de las partidas asignadas en el Presupuesto".

Voceros de la municipalidad señalaron a este medio que el dinero que rinde de los plazos fijos será destinado a adquirir nuevos patrulleros y más sistemas de vigilancia y alarmas. Sin embargo, la opacidad con la que se informa acerca del destino de esos recursos públicos, recuerda a los célebres 630 millones de dólares, producto de regalías mal liquidadas de YPF en los ’90 del siglo pasado, que fueran otorgados a la provincia de Santa Cruz y administrados por el extinto presidente Néstor Kirchner, que siempre estuvieron rodeados por un halo de misterio.

Según trascendió por los medios, el presupuesto en Seguridad del municipio es de $3.366 millones y solo se habría gastado el 55%. En Educación, de los $2.447 millones solo se utilizó el 40%; en Salud la situación sería mucho peor: se habría implementado apenas el 25% del monto presupuestado. 

A pesar de estas críticas por cuentas poco claras y en pleno año electoral, el jefe comunal, Fernando Espinoza, ha decidido derivar recursos, dinero contante y sonante, a los empleados públicos y a su propio bolsillo a través de su salario.

En medio de la campaña, firmó un decreto que otorgó una recomposición salarial, calificada de "histórica", de 45% de aumento para los empleados municipales activos y jubilados durante 2021. Además, se otorgará un bono, en el mes de diciembre, de $10.000, lo que significa un aumento de 50% desde enero a diciembre de este año.

El asesinato de un trabajador puso en debate los problemas de seguridad que hay en La Matanza

Si bien, Fernando Espinoza percibe uno de los sueldos más bajos de los 33 jefes comunales del Gran Buenos Aires, hay que anotar que se trata de un buen salario en épocas de restricciones y que verá impactada una reactualización por el aumento citado más arriba. Según documentos oficiales de comienzos del año 2021, Espinoza, percibía un salario bruto de $182.982, que incluyen $23.215 de antigüedad, luego del aporte jubilatorio por $25.617 y el pago de Ganancias por $28.568, cobra en mano $123.306.

Sin embargo, en el sitio web de la municipalidad de La Matanza no es posible hallar la declaración jurada de bienes del intendente Fernando Espinoza que, de esa manera, ha evitado, al igual que su antecesora en el cargo, la actual vicegobernadora bonaerense, dar a conocer a los matanceros cuál es el patrimonio acumulado en tantos años de función pública.

Voceros calificados sostienen que el intendente Espinoza prefiere pasar cada vez más tiempo en un departamento, que utilizaría como oficina, de una exclusiva torre de Puerto Madero que le permite rápidamente llegar a la Casa Rosada para dialogar con Juan Manzur, al que conoce desde los tiempos en los que compartían el gabinete de Raúl Balestrini, y menos tiempo, en su domicilio oficial de Villa Luzuriaga donde, cada vez más seguido, suenan las cacerolas con más fuerza.