iProfesional

Lobby: tire y afloje en JxC, con dos sectores en pugna por el "plan plurianual" del Ejecutivo

Será el primer intento de establecer una instancia de diálogo con la oposición que reclaman sus dirigentes. Las diferencias en la alianza opositora
Por Claudio Mardones
16/11/2021 - 13,00hs
Lobby: tire y afloje en JxC, con dos sectores en pugna por el "plan plurianual" del Ejecutivo

"En la primera semana de diciembre de este año, enviaremos al Congreso de la Nación un proyecto de ley que explicite el 'Programa económico plurianual para el desarrollo sustentable'", dijo este domingo el presidente Alberto Fernández en un mensaje que grabó para difundir cuando cerraron las urnas.

Fue la primera señal concreta que lanzó sobre los acuerdos que explorará con la oposición en medio de la negociación que lleva adelante con el FMI para renegociar la deuda de 45.000 millones de dólares contraída durante el gobierno de Mauricio Macri.

En la propuesta inicial Fernández arriesgó una coincidencia para sintonizar con JxC: si hay diálogo, será en el Congreso, tal cual lo habían reclamado antes de los comicios. Sin embargo, por ahora, es el único punto en común, porque la alianza opositora anticipó este lunes que faltan una serie de gestos para avanzar en un acercamiento. 

Los planteos surgieron este lunes en la reunión de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio prevista para evaluar los resultados del domingo pero también para contestarle al Gobierno. "Lo que analizamos es que estos resultados significan que el Gobierno tiene que cambiar el rumbo.Es un llamado de atención muy fuerte y lamentablemente creemos que el Presidente y los demas voceros estan sordos y no escuchan este pronunciamiento popular", evaluó el exgobernador y senador electo Alfredo Cornejo, uno de los participantes del encuentro.

El actual diputado nacional y titular del Comité Nacional de la UCR es uno de los que más se resiste a avanzar en una instancia de diálogo en este momento político. "No hubo ninguna convoctoria al diálogo, fue un mensaje grabado en el teleprompter y luego va al acto y responsabiliza a la oposición de los problemas del país", lanzó para reducir las chances de un acercamiento. 

No es lo que piensa el excandidato a vicepresidente Miguel Pichetto, titular de Peronismo Republicano, el cuarto socio de JxC que forma parte de su Mesa Nacional. "Los endeudamientos anteriores de la Argentina tampoco pasaron por el Congreso. No nos parece mal que el presidente elabore un camino, un programa, un rumbo para los argentinos y lo mande al Congreso para ser discutido", aseguró.

Es casi la misma línea que dice el exministro de la Alianza Ricardo López Murphy. El flamante diputado nacional electo considera en privado que hace falta que el Gobierno presente un plan. Si lo hace pondría en marcha un proceso que, desde su punto de vista, continuaría en la redacción de un acuerdo, la verificación por parte del Congreso de que se pueda sostener en el tiempo.

"Cuando eso venga, vamos a actuar con responsabilidad", le dijo el dirigente de Republicanos Unidos a un grupo de periodistas en la recta final de la campaña electoral. Lo hizo para contestar los interrogantes que surgieron ante las versiones que había lanzado el oficialismo sobre un posible acuerdo con la oposición. 

El plan plurianual que redacta el Ejecutivo implica la definición de un programa económico para los próximos dos años, es decir, hasta las presidenciales de 2023, como una respuesta a los planteos del FMI, que le reclama al Gobierno un amplio respaldo a un eventual cierre de la negociación.

La primera respuesta institucional de JxC fue cargada de desconfianza a un día de las elecciones, pero no refleja todas las posiciones que conviven en la coalición.

Así como Pichetto, López Murphy, el alcalde Horacio Rodríguez Larreta y la flamante diputada electa María Eugenia Vidal consideran que es posible pactar una hoja de ruta en torno a la negociación con el Fondo que suceda en el marco del Congreso, hay otro sector liderado por Cornejo, la titular del PRO, Patricia Bullrich y el expresidente Mauricio Macri. Opinan que el futuro acuerdo es una trampa que el Gobierno lanza en un momento de debilidad posterior a la derrota sufrida en las elecciones.  

Sin embargo rige una ley aprobada este año con los votos de JxC. La ley de sostenibilidad de la deuda pública, que el ministro de Economía Martín Guzmán presentó el año pasado, obliga a que los acuerdos que firme el país con el FMI deben ser aprobados en el Congreso.

Más allá de la pirotecnia verbal, esa norma votada por unanimidad no le deja margen a JxC a negarse pero le permite imponer condiciones ante la necesidad del Gobierno de construir el amplio respaldo que le reclama el FMI. 

En la alianza opositora hay posiciones encontradas y el peso de una ley votada por JxC
En la alianza opositora hay posiciones encontradas y el peso de una ley votada por JxC

La estrategia del Gobierno

Si la aventura legislativa no prospera, el oficialismo ya anticipó este lunes que buscará cargarle los costos a quienes se nieguen a participar de la negociación que tendrá epicentro en el Congreso y que ingresará pocos días antes de que cambie la composición de las dos cámaras a partir de los resultados de las elecciones de este domingo.

"Si no hay diálogo la Argentina va a entrar en default y eso no es bueno para nadie", advirtió José Mayans, titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara Alta. "En general lo que tenemos que hacer es dialogar porque nosotros en el Senado perdimos la mayoría que teníamos, que es la base jurídica de respaldo del Gobierno", aseguró el senador nacional por Formosa que reporta directamente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

En la conferencia de prensa de este lunes, Bullrich anticipó que las condiciones las plantearán en el recinto.

Si la aventura legislativa no prospera, el oficialismo ya anticipó este lunes que buscará cargarle los costos a quienes se nieguen a participar de la negociación
Si la aventura legislativa no prospera, el oficialismo buscará cargarle los costos a quienes no participen de la negociación

"Vamos a respetar el voto popular y el voto popular puso a Juntos por el Cambio en una posición muy importante en el Congreso, por lo tanto eso será debatido en el Congreso", aseguró, pero lanzó el primer requisito: "Es de buenos demócratas aceptar las derrotas, llamar a quien ha ganado la elección y no hemos recibido ningún llamado del Presidente de la Nación, solo sabemos que va a hacer un acto. Le agradecemos que haga un acto para festejar nuestro triunfo", chicaneó la exmnistra de Seguridad contra la movilización que este miércoles realizará el Frente de Todos impulsada por la CGT, en la que el único orador será el Presidente. Primeras imágenes del debate que se avecina y que posiblemente se extienda durante todo el verano.