Lobby | Entre el BRICS y la Unión Europea: ¿qué puede pasar con el Mercosur luego de la victoria de Lula?

El bloque regional está en crisis luego del amague de Uruguay de negociar un TLC con China. Cuál es el interés de Europa tras la derrota de Bolsonaro
Por Claudio Mardones
02/11/2022 - 08,54hs
Lobby | Entre el BRICS y la Unión Europea: ¿qué puede pasar con el Mercosur luego de la victoria de Lula?

Cuando la tendencia de 2.000.000 de votos era irreversible, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou se sumó a los mensajes de reconocimiento a Luiz Inacio "Lula" Da Silva. Por una escasa diferencia había impedido la reelección del presidente y líder de ultraderecha Jair Bolsonaro. Por 50,9% a 40% Lula confirmaba con datos que se había transformado en el presidente electo de Brasil y el primero de la historia del gigante amazónico en llegar tres veces a su primera magistratura. 

"Saludamos al presidente electo de Brasil. Confiamos en trabajar para un Mercosur moderno y abierto al mundo. Así mismo esperamos continuar y mejorar las muy buenas relaciones bilaterales", dijo el mandatario de la Banda Oriental como un anticipo del giro que tendrá el bloque regional a partir del 1° de enero de 2023, cuando se concrete el traspaso de mando en Brasilia. 

Los cortes de rutas y pistas de aeropuertos que protagonizaron los seguidores bolsonaristas en las horas posteriores a la victoria crecieron este martes hasta que su líder, el presidente saliente dijo que respetará la constitución brasileña sin verbalizar que aceptaba la derrota. El encargado de anunciar el comienzo de la transición fue el jefe de la Casa Civil, Ciro Nogueira, que le dio el puntapié inicial al cambio de administración en una interlocución con el vice electo Geraldo Alckmin. 

Pocas horas después, el presidente Alberto Fernández partió velozmente a San Pablo con una reducida comitiva junto al canciller Santiago Cafiero. Allá los estaba esperando el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, que estuvo desde el cierre de campaña junto a Lula y el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, que tejía las primeras horas de sus esfuerzos para no volver a Buenos Aires cuando se vaya Bolsonaro. 

Cómo sigue la agenda del Mercosur

En la reunión no sólo lo felicitaron por la victoria. Quedaron en reunirse en Buenos Aires antes de que se concrete el cambio de mando. En ese encuentro se terminaría de definir un plan de acción común para relanzar el Mercosur, aunque para hacerlo deberán enfocarse con urgencia para afrontar el escenario actual del bloque regional, cuya presidencia temporal está en manos de Lacalle Pou. 

El tuit que escribió el mandatario de la Banda Oriental llegó rápido a los celulares de todos los que participaron de la reunión con Lula. De hecho, tienen tan presente el escenario complejo del Mercosur que saben de antemano que es uno de los principales temas de la agenda bilateral para el año que viene ante el escenario global que se avecina. 

Cuando la tendencia de 2.000.000 de votos era irreversible, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou se sumó a los mensajes de reconocimiento a Luiz Inacio
Cuando la tendencia era irreversible, Luis Lacalle Pou se sumó a los mensajes de reconocimiento a "Lula" Da Silva

La guerra en Ucrania continuará y empujará aún más el incremento del precio internacional de la energía y de los alimentos. En ese contexto, Uruguay inició la presidencia temporaria del Mercosur anunciando los estudios preliminares de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, sin que esa decisión sea compartida por los cuatro socios regionales, como establece la carta orgánica del bloque regional, que transita su presente casi como un mero pacto aduanero con pocas proyecciones políticas difusas.

Un debate que reanudará la agenda política y económica del Mercosur pasará por los acuerdos posibles con otros bloques. El regreso de Lula podría implicar una potenciación de la presencia de Brasil en el bloque que comparte con Rusia, India China y Sudáfrica. Argentina busca entrar en esa mesa y ya recibió los apoyos de India, China y Sudáfrica. Desde el 1° de diciembre recibirá el respaldo de Brasil en manos de Lula. Aunque falte tiempo para que se concrete ese paso, el alineamiento tiene un impacto en el Mercosur, especialmente en los dos socios menores: Paraguay y Uruguay. Ahí surge otro punto en la mesa de negociación y la caída de las intenciones separatistas de Lacalle Pou

Qué pasará con  el acuerdo Mercosur-Unión Europea

El otro acuerdo en el radar es con la Unión Europea. "Tenemos la posibilidad de revitalizar el Mercosur, darle otra fuerza y pararnos ante el mundo con otra potencia", dijo Fernández en una entrevista al canal de noticias C5N cuando concluyó el viaje. 

"Las derechas se han fortalecido y están generando estas realidades en todo el mundo", evaluó el Presidente sobre la cosecha de votos de Bolsonaro que es el primer presidente brasileño de la historia que no fue reelecto, pero quedó posicionado como un poderoso referente regional de la ultraderecha. "Tienen un discurso que penetra con mucha más facilidad y nosotros tenemos que pelear contra eso, por eso yo le digo a todos nuestros compañeros que no nos descuidemos. El secreto no es que nos dividamos, es que estemos más unidos", opinó en un mensaje dirigido al Frente de Todos. 

En medio de las amargas previsiones económicas globales para el año próximo, en el Palacio de Hacienda aseguran que hay condiciones que pueden beneficiar a la Argentina. Una de ellas tiene que ver con la posibilidad de que el país deje de importar gas licuado y pase a ser un exportador. El 20 de junio está prevista la finalización del primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner desde Vaca Muerta (Neuquén) hasta la localidad bonaerense de Saliquelló. Luego comenzará el segundo tramo que podría llegar hasta Brasil. "Hablé con Lula sobre la posibilidad de que en un futuro Vaca Muerta pueda abastecer de gas a todo el sur de Brasil. Se mostró interesado", contó entusiasmado. 

Los que están más interesados en comprar energía es la Unión Europea, que se encamina a transitar un durísimo invierno con tarifas por las nubes debido al corte de suministro que les aplicó Rusia desde que buscaron aplicarle un embargo comercial y político. 

El bloque regional está en crisis luego del amague de Uruguay de negociar un TLC con China
El bloque regional está en crisis luego del amague de Uruguay de negociar un TLC con China

Las urgencias del Viejo Continente no pueden ser atendidas por Argentina hasta que no se concluya el gasoducto, pero la atención se extiende a los alimentos. Son sólo dos puntos de la agenda europea con el Mercosur, aunque todo estaba virtualmente paralizado por dos ejes: las asimetrías para los productores agrarios locales ante las barreras proteccionistas europeas y el malestar de los mandatarios europeos, en especial del francés Emmanuel Macrón, con la ausencia de una agenda ambiental contra el cambio climático en el país que contiene una de las reservas naturales más grandes del planeta. 

Las negociaciones avanzaron cuando se firmó el primer acuerdo a principios de 2019, con el Mercosur conducido temporalmente por Argentina, cuando Mauricio Macri estaba transitando el último año de su mandato presidencial. No hubo avances tampoco desde el Mercosur, pero tampoco de la UE, aunque fue uno de los temas ineludibles de la cumbre de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (CELAC) y la UE que se realizó la semana pasada en Buenos Aires. 

El encuentro fue previo a la segunda vuelta en Brasil pero con una tendencia a favor de Lula. "Estamos preparados para hablar con el nuevo Gobierno cuando tome posesión y discutir sobre el modo de avanzar con Mercosur, la Unión Europea aún está comprometida con este acuerdo", dijo este lunes Valdis Dombrovskis, representante de Comercio de la UE. "Tras las elecciones en Brasil, el cambio que seguramente ocurrirá puede ayudar a avanzar en las negociaciones con el Mercosur", aseguró. Casi la misma señal que había dejado en Buenos Aires el alto representante de la UE, Josep Borrell Fontelles, en la reunión que tuvo con Fernández. 

Temas relacionados