La gran estafa: el informe que deja al descubierto la trama política y empresarial del juicio a YPF (tercera parte)

La demanda que derivó en un fallo la semana pasada en Nueva York es el último eslabón de una cadena de estafas que comenzó en el 2007
15/09/2023 - 08:08hs
La gran estafa: el informe que deja al descubierto la trama política y empresarial del juicio a YPF (tercera parte)

Luego de la sentencia, la jueza Loreta Preska no puso  plazos para que YPF y el fondo Burford se pongan de acuerdo para escribir el fallo con  los lineamientos que es un procedimiento habitual en las cortes de Estados Unidos pero según los asesores de Burford la Argentina no accedió a negociar. 

Desde Burford entienden que esto ocurrió porque el gobierno argentino va a apelar. Pero consideran que la sentencia ya está y la empresa deberá pagar los 16.000 millones de dólares que indica el fallo de Preska en la Corte Suprema de Nueva York.

El escrito presentado ayer por el estudio Kellogg, Hansen, Todd, Figel y Frederick que representa la Burford deja establecido que la Argentina lamentablemente se ha negado a consultar a las partes demandantes de buena fe para preparar una presentación conjunta.

El mismo expresa que Argentina no debe quedar afuera de nada que signifique una negociación porque sería, de alguna manera, aceptar el fallo de Preska, pero el riesgo de eso es que deje la sentencia firme sólo con el escrito de Burford.

"La República Argentina ha convertido un simple ejercicio de lectura del fallo en un ataque colateral a la orden de este Tribunal con su intención de volver a litigar asuntos ya resueltos", dice el escrito que además cita el tuit del gobernador Axel Kicillof del 8 de septiembre pasado a las 4,42 PM.

Detalles del escrito

Ese día, Axel Kicillof, uno de los impulsores de la expropiación de YPF, escribió en Twitter. "Caramba! Qué casualidad. Otra vez, en plena campaña electoral, irrumpe un fallo disparatado a favor de los fondos buitre en un tribunal de Estados Unidos (cuna de fondos buitres). Esta historia ya la vivimos –y varias veces"

El tuit continúa diciendo que "Tampoco extraña que los buitres nacionales salgan a carroñar. No falla nunca: siempre la oposición y sus medios de comunicación están del lado de los buitres del extranjero. Lo triste es que la oposición que critica la recuperación de YPF, al mismo tiempo, coloca a Vaca Muerta como nuestra mayor esperanza. ¡Sean al menos un poco serios por una vez! ¡Vaca Muerta es una realidad justamente porque se recuperó YPF!".

"Una vez más Kicillof, de forma irresponsable y desconociendo las reglas del derecho internacional, vuelve a repetir los mismos errores que cometió en 2012 cuando manifestó luego del proceso de expropiación que la empresa no iba a respetar los estatutos que regían desde que se privatizó la empresa. Esa fue una de las razones por la que Preska falló a favor de Budford" manifestó a iProfesional uno de los abogados que siguen el juicio en Nueva York. 

Kicillof en ese entonces manifestó que: "no le vamos a pagar un mango a Repsol y que por la contaminación Repsol nos tendrá que pagar unos 10.000 millones de dólares". La realidad muestra que el gobierno ya le pagó 5.000 millones de dólares por la expropiación a los españoles.

Los equipos jurídicos de Juntos por el Cambio y La Libertad Avanza estudian cómo harán con el caso YPF

Por lo que pudo saber Iprofesional tanto los equipos jurídicos de Patricia Bulrrich de Juntos Por el Cambio como los de Javier Milei de La Libertad Avanza ya han comenzado a averiguar si existe la posibilidad de iniciar un juicio político a los principales involucrados en la expropiación de YPF a Repsol en el caso que alguno llegue al gobierno.

Entre ellos se encuentra la vicepresidenta Cristina Kirchner, el vicepresidente Amado Boudou, el ex secretario general de la presidencia y  actual procurador del Tesoro Carlos Zaninni,el ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido y el propio Kicillof.  

También es posible que en el futuro de se investiguen los movimientos de dinero dentro y fuera del país que permitieron al Grupo Petersen comprar el 25 % de la empresa sin poner un solo dólar gracias a las maniobras que impulsaron Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner para que el Grupo Petersen comprara ese porcentaje de la compañía.

El fallo es contundente contra Axel Kicillof y Carlos Zaninni 

El fallo de Preska es contundente contra Carlos Zaninni y Axel Kicillof a quienes considera los principales ideólogos de la expropiación y parte de los uno de principales responsables del juicio por el que por ahora el gobierno argentino deberá pagar unos 16.000 millones de dólares al fondo Budford y que muestra un intrincado escenario donde uno de los aspectos principales es la relación que forjaron Néstor Kirchner y Ezequiel Eskenazi en la provincia de Santa Cruz durante la gobernación de Kirchner en esa provincia entre 1995 y el 2003.

Al respecto el informe de inversores privados damnificados por la expropiación de YPF  al que accedió Iprofesional, se publica hoy la tercera parte, manifiesta que: "la operación de compraventa que  permitió el ingreso de las empresas del Grupo Petersen a YPF, solo se puede justificar por la estrecha relación que desde principio de la década de los 90 mantuvieron la familia Eskenazi con el matrimonio Kirchner, cuando gobernaban la provincia de Santa Cruz".

El informe destaca que el empresario Enrique Eskenazi, dueño de la empresa constructora Petersen, Thiele & Cruz, ingresó en el mundo financiero en 1995 con la compra del Banco de San Juan, en el Grupo Petersen tiene una controla participación del 51,4%.

Argentina perdió un juicio multimillonario en los Estados Unidos
Argentina perdió un juicio multimillonario en los Estados Unidos

"En 1996 Enrique Eskenazi conoció a Nestor Kirchner durante su gestión como gobernador de Santa Cruz y allí fue cuando Eskenazi se interesó en la privatización del banco provincial. En 1998 Eskenazi compró el se quedó con 51 por ciento de la entidad, cuyas acciones restantes conserva la Provincia de Santa Cruz.

La influencia de la familia Eskenazi

El Banco Santa Cruz cuyo presidente era y continúa siendo, Enrique Eskenazi, es propiedad Banco San Juan de la familia Eskenazi que tiene un  51% y el 49% restante es propiedad del gobierno de la Provincia de Santa Cruz.

El estudio describe la importancia en todas estas operaciones de compraventa relacionadas con YPF a Sebastián Eskenazi quien fue designado CEO de YPF por la presión de los Kirchner a la española Repsol.

"El fue quien ha intervenido directamente en la negociación con Repsol, también gozaba de la confianza de Nestor Kirchner y  era uno de los pocos hombres de la Argentina que entraba y salía del despacho presidencial sin pedir permiso a otra persona" que no fuera el jefe del Estado" dice el estudio.

En  esa época el Grupo Petersen compró el 93,4 % del Nuevo Banco de Santa Fe a través del Banco de San Juan. El gran negocio de esos bancos provinciales es ganar intereses con los fondos de la Coparticipación Federal que les envía el gobierno nacional y además los pagos de las jubilaciones y subsidios de la ANSES. Luego, más tarde los Ezquenazy compraron el Banco de Entre Rios (Bersa).

Los Eskenazi hicieron  negocios en Santa Cruz

El informe relata que además del control del Banco Santa Cruz, los Eskenazi hicieron  negocios en la provincia a través de la constructora Petersen Thiele y Cruz (PTC), especialmente en las licitaciones de obras públicas en Santa Cruz con contratos millonarios que están  sospechados por la justicia argentina.

"Petersen, Thiele y Cruz recibió obras por más de 2,500 millones de pesos y figura en el puesto 16 del ranking de 36 empresas constructoras de obra pública durante el gobierno de los Kirchner" describe el trabajo.

El informe detalla también que: "tan estrecha era la relación que el propio Enrique Eskenazi fue denunciado 20 de diciembre de 2005, por Dr. Juan Gabriel Labaké, conjuntamente con el matrimonio Kirchner y varios funcionarios de su gobierno, en la Causa Penal No 18.209/05 radicada el en el Juzgado del Dr. Ercolini por presunta asociación ilícita agravada, cohecho, tráfico de influencias, defraudación agravada y otros delitos a los funcionarios públicos. 

s

El fallo cuestionó el accionar del ministro de Economía durante la expropiación de YPF, Axel Kicillof

"Lo que tornó aún más sospechosa la operación de la compra de las acciones de YPF fue que mientras la familia Eskenazi negociaba con Repsol su ingreso a YPF, para el cual necesitaba la aprobación del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner los Ezquenazi eran deudores de un millonario préstamo otorgado por el Banco de Santa Cruz, cuyo presidente y accionista mayoritario era Enrique Eskenazi. Pero además este banco le pagó al matrimonio Kirchner durante el 2008 y 2009, exorbitantes intereses por su dinero que tenía depositado" detalla el informe privado al que accedió iProfesional.

El informe explicita que el Banco de Santa Cruz administraba entre otros fondos los famosos 600 millones de dólares que la provincia de Santa Cruz giró al exterior al banco Credit Suize que fue una de las instituciones financieras internacionales que le prestaron fondos al Grupo Petersen para comprar parte del 25 % de YPF.   Esos fondos los habría recibido la provincia por lo que le correspondía  por regalías por la privatización de YPF a manos de Repsol que realizó el gobierno de Carlos Menem en la que los Kirchner estuvieron a favor.

"El papel preponderante del Credit Suisse en el estructuramiento del préstamo bancario fue clave en la operación. En la operación de compraventa del año 2008 surge que el Credit Suisse, cumpliendo un papel preponderante, ya que, entre otras cuestiones, le prestó a la ignota Petersen unos 601 millones de dólares, lo que representaba el casi el 60% del total del préstamo de 1,026 mil millones de dólares otorgados por el pool de bancos" señala el informe de los inversores privados damnificados por la expropiación de YPF.