Máxima expectativa por Ley ómnibus: ¿Javier Milei obtendrá el apoyo de gobernadores tras los cambios?

La jugada anunciada el viernes, por el ministro de Economía Luis "Toto" Caputo, sacudió el tablero y dejó a los dialoguistas desconcertados y recalculando
Por S.R.
27/01/2024 - 20:34hs
Máxima expectativa por Ley ómnibus: ¿Javier Milei obtendrá el apoyo de gobernadores tras los cambios?

La jugada anunciada el viernes por la noche, por el ministro de Economía Luis "Toto" Caputo, que implicó retirar del proyecto de Ley ómnibus, lo que él llamó "el capítulo fiscal", puso a los bloques de la oposición dialoguista en un compás de espera, charlas cruzadas, whatsapps prendidos fuego, con la imperiosa necesidad de llegar al lunes, a mas tardar al martes, con una posición tomada respecto al dictamen firmado, y como seguir adelante con el tratamiento de la iniciativa del Ejecutivo.

Como es evidente, la atención está puesta en los poderes delegados o superpoderes, que con tanta desesperación solicita el presidente, y que, a la vista está por la acumulación de poder que se le ha otorgado, ejercerá el propio Caputo. "Ojo, no podemos ser tan boludos, el tipo resigna algo que con la delegación va a poder hacer sin nosotros, si no lo limitamos, los perjudicados, por ejemplo, los productores agropecuarios, nos van a venir a preguntar si somos o nos hacemos", explica un legislador de ese sector opositor que ha buscado razonar con el gobierno.

El Gobierno retiró el capítulo fiscal para evitar el naufragio de la Ley ómnibus

La afirmación es certera. El presidente Javier Milei fue persuadido de que lo mejor era compartir los costos de las medidas con la oposición. "Los votos están" repitió hasta el cansancio el mandatario libertario, pero no estaban. Para cuando Caputo sugirió en la reunión de gabinete del viernes a la mañana, retirar las medidas de ajuste, el proyecto se encaminaba a un naufragio total.

"Tenemos que calcular bien. Sacó lo irritante, pero tiene la posibilidad de hacerlo él por la suya. Si se la mantenemos y ajusta a los jubilados de todos modos, se lo van a salir a comer crudo a él solito. Si lo bloqueamos, podemos parecer golpistas de un gobierno recién asumido", reflexiona un legislador del PRO.

A media mañana del sábado, en el bloque de la Unión Cívica Radical había un principio de postura: se le votaría el dictamen al Ejecutivo con una serie de salvedades que podrían juzgarse de interminables. "Hay que incluir un artículo donde se deje constancia que la delegación se da con las siguientes limitaciones: el presidente no podrá en virtud de esta delegación subir retenciones, modificar la fórmula jubilatoria, etcétera. Es decir, ponerle bien explícito y manifiesto en un artículo, que todo lo que retiró no lo puede hacer en base a la delegación", opinaba un legislador de la fuerza política de la boina blanca.

Es cierto que a lo largo del dictamen suscripto el miércoles a primerísima hora, se podía encontrar una larga lista de limitaciones distribuida a lo largo del proyecto, pero incluso siendo sobreabundante, algunos radicales sostienen que ese artículo, justo después del de la delegación, es una clara manifestación política de victoria: "Tuviste que retirar la parte fiscal, sos vivo y lo vas a hacer igual con la delegación de facultades, pues no, no lo vas a hacer", grafica otro diputado del sector de Evolución.

La apuesta del gobierno fue sorpresiva, dramática, interesante desde el punto de vista estratégico

Más allá de las particularidades de la estrategia de técnica legislativa para bloquear maniobras, la forma de manejarse del gobierno, claramente complica a la política tradicional. "Hay que reconocerle a estos tipos que son totalmente imprevisibles. Nos bardearon, nos acusaron de coimeros, nos amenazaron, boquearon que acá no se negocia nada, y de golpe, se llevan todo el ajuste. En algún momento sabremos si son inexpertos, están totalmente locos o los asesora una convención de Maquiavelos", describe absorto otro diputado, también del bloque que conduce Rodrigo De Loredo.

Por otro, la minimización de Caputo respecto de que ley encontraba sus mayores dificultades en el llamado capítulo fiscal, tampoco terminó de caer bien. "Nosotros íbamos a rechazar, en particular, el ajuste sobre la cultura, el desfinanciamiento estatal a los procesos electorales, la forma en que pretende privatizar empresas públicas, y una cuantas cosas más. Y esas cosas no van a pasar, aunque saquen el blanqueo y todo eso", explicaban en el bloque del partido centenario.

Ley ómnibus: quiénes votarán a favor

Por su parte el PRO se siente encerrado. De acuerdo a lo recogido de tres legisladores del partido que todavía preside la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: "Nosotros se lo vamos a tener que votar, porque las objeciones que teníamos estaban dentro de lo que sacó. Aparte (Mauricio) Macri quiere que le demos las facultades delegadas y que se haga cargo él de sus medidas".

Todo indica que la jugada de Caputo amalgamó al bloque amarillo. Salvo por algunos legisladores como Silvia Lospennato, que se muestra indignada con el presidente por sus declaraciones sobre la eventual derogación de la ley que permite la interrupción voluntaria del embarazo, la gran mayoría acoplará sus votos a los de La Libertad Avanza sin demasiado pataleo.

Por fin, el bloque de Miguel Pichetto seguiría partido. El propio rionegrino ya tiene una cuestión personal con este gobierno y sus distintas desprolijidades que lo irritan. Y si bien algunos como Emilio Monzo y Nicolás Massot están dispuestos a "tragar el sapo" de los agravios recibidos, tanto Margarita Stolbizer como la Coalición Cívica ya llegaron a la conclusión de que lo mejor es ocupar el lugar de una oposición franca y rechazar el proyecto completo.

En síntesis, la apuesta del gobierno fue sorpresiva, dramática, interesante desde el punto de vista estratégico. Los estudiosos de estrategia militar llaman a este tipo de movidas "jugar al actor irracional". Pero claro, es una apuesta que no puede utilizarse de manera permanente, "sino, no estas jugando, estás realmente loco", dice con preocupación, y curiosamente, un diputado de…La Libertad Avanza. Hay demasiadas cosas por pasar la próxima semana.

Temas relacionados