Qué es el RIGI en la Ley de Bases

Se aprobó la Ley de Bases y el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) es uno de los puntos más destacados. Te contamos de qué se trata
Por MD
13/06/2024 - 11:27hs
Qué es el RIGI en la Ley de Bases

Luego de una intensa jornada, el Senado aprobó la Ley de Bases. Esta legislación marca un hito en la política económica del país, introduciendo medidas clave para estimular el desarrollo y atraer inversiones significativas. Entre los elementos más destacados de esta ley se encuentra el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), un esquema diseñado para fomentar la llegada de capitales a través de incentivos fiscales, aduaneros y cambiarios.

¿Qué es el RIGI en la Ley de Bases?

El Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) fue uno de los puntos más discutidos y controversiales de la Ley de Bases en el Senado. El RIGI es un esquema de flexibilización impositiva, aduanera y cambiaria que busca atraer inversiones de más de US$200.000.000 al país, con una estabilidad fiscal a 30 años.

Según el artículo 162 de la Ley de Bases, el RIGI establece "incentivos, certidumbre, seguridad jurídica y un sistema eficiente de protección de derechos adquiridos". El plazo de adhesión son dos años, con la posibilidad de prorrogarse hasta un año, en caso de que el Poder Ejecutivo quiera.

Qué es el RIGI en la Ley de Bases

De acuerdo con el proyecto aprobado, los incentivos que propone el régimen están diseñados no solo para fomentar inversiones tanto nacionales como extranjeras, sino también para promover el desarrollo económico en general.

El régimen de incentivos tiene varios objetivos principales. En primer lugar, busca mejorar y fortalecer la competitividad en ciertos sectores económicos específicos. Además, se propone aumentar las exportaciones de bienes y servicios al exterior. Otro de los objetivos clave es la generación de empleo, lo cual contribuirá significativamente al bienestar socioeconómico del país.

Tras un intenso debate en la Cámara de Senadores, el Régimen de Incentivos para la Inversión en Infraestructura (RIGI) fue reformulado, concentrando su alcance en cinco sectores clave: agroforestal, infraestructura, minería, energía y tecnología. Esta modificación elimina la aplicación general del régimen a "cualquier sector", tal como se planteaba en la versión original.

La decisión de limitar el RIGI a sectores específicos responde a preocupaciones sobre la posible competencia desleal que podría generarse para la industria local. En este sentido, se estableció la obligatoriedad de que los proyectos bajo este régimen incluyan al menos un 20% de inversión en proveedores locales, siempre y cuando estos cumplan con los requisitos de precio y calidad en términos de mercado.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, destacó el potencial del RIGI para dinamizar la economía argentina: "Dará impulso a la economía, a las inversiones y al empleo. Va a significar más trabajo, más empresas pagando impuestos en la Argentina y el desarrollo de toda una cadena productiva".

La Ley de Bases se aprobó en el Senado
La Ley de Bases se aprobó en el Senado

Con esta nueva configuración, el RIGI busca convertirse en una herramienta efectiva para atraer inversiones hacia sectores estratégicos para el crecimiento del país, fomentando la generación de empleo y el desarrollo de proveedores locales, todo ello en un marco de competencia justa y sostenible.

¿Cuáles son los beneficios del RIGI?

Algunos de los puntos positivos que tiene el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) son los siguientes.

Beneficios impositivos

  • Reducción de la alícuota del Impuesto a las Ganancias: La alícuota del Impuesto a las Ganancias para las empresas que inviertan bajo el RIGI se reduce al 25%;
  • Amortización acelerada de bienes muebles e infraestructura: Las empresas podrán amortizar sus inversiones en bienes muebles e infraestructura en un plazo menor al habitual, lo que les permitirá recuperar su inversión más rápidamente;
  • Transferencia de quebrantos impositivos: Las empresas podrán transferir sus quebrantos impositivos no absorbidos dentro de los primeros 5 años a otras empresas del mismo grupo;
  • Devolución acelerada de saldos a favor de IVA: Las empresas podrán obtener la devolución de sus saldos a favor de IVA en un plazo no mayor a tres meses;
  • Pago del IVA a través de Certificados de Crédito Fiscal transferibles a terceros: Las empresas podrán pagar el IVA mediante Certificados de Crédito Fiscal que pueden ser transferidos a terceros;
  • Cómputo del 100% del impuesto sobre débitos y créditos bancarios como crédito en el Impuesto a las Ganancias.
El RIGI busca fomentar la economía argentina
El RIGI busca fomentar la economía argentina

Beneficios cambiarios

  • Libre disponibilidad de divisas para exportaciones aumentando de manera gradual, con un 20% el primer año, 40% el segundo y 100% a partir del tercero;
  • Divisas para financiamiento local o externo sin restricciones.

Beneficios aduaneros

  • Exención de derechos de exportación durante los primeros tres años para proyectos que estén adheridos al RIGI;
  • Exención de derechos de importación para bienes de capital, repuestos, partes e insumos.

Estabilidad normativa

  • Estabilidad impositiva, aduanera y cambiaria durante 30 años;
  • Garantía de no afectación por normativas más gravosas.

El Régimen de Incentivos para Granes Inversiones (RIGI) es una herramienta integral para atraer inversiones, impulsar el crecimiento económico, y mejorar la competitividad sectorial, al tiempo que se fomenta el comercio internacional y se crean nuevas oportunidades laborales.

Temas relacionados