Molesto porque las personas no hablan en el ascensor, creó WeWork y ganó fortunas: ahora todo se le vino abajo Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

De terror: Una araña gigante se comió a una zarigüeya

De terror: Una araña gigante se comió a una zarigüeya
Las fotos de una araña que se come un animal como si fuese un postre, se han convertido en virales.Sucedió en Tasmania, al sur de Australia
19.06.2019 16.10hs Recreo

Aracnofóbicos abstenerse. Si les tienen terror a las arañas es mejor no seguir leyendo. Porque lo que le ha sucedido a una pareja australiana es para "morir" de miedo. El hecho ocurrió en la isla de Tasmania, al sur de Australia, y ha tenido como protagonistas a una araña y una zarigüeya.

Una pareja de turistas estaba de viaje en el Parque Nacional del Monte Field, en el centro de la isla de Tasmania cuando volvieron a la habitación de su hotel vieron que había algo colgando de la pared, pero cuando se acercaron para ver de qué se trataba, se llevaron uno de los sustos más grandes de su vida.

Una araña enorme estaba en la pared. Pero lo más impactante es que sujetaba con sus patas a una pequeña zarigüeya a la que se estaba comiendo entera. Justine Latton y su marido sacaron rápidamente la cámara de fotos y tomaron dos instantáneas del dramático suceso.

En las fotos se ve cómo la araña está devorando a su víctima, sujetándose con apenas dos patas y utilizando el resto para tener al roedor atrapado.

De acuerdo a lo que publicó la mujer, Justine Latton -autora de las fotos-, en Facebook, una enorme araña devoró una zarigüeya pigmea de gran tamaño en solo unos minutos.

Según el medio inglés The Guardian, en Tasmania habitan dos tipos de zarigüeyas pigmeas: la pequeña pigmea y la oriental pigmea. En el caso de la especie pequeña, esta alcanza una longitud de 5 a 6 centímetros y tiene un peso aproximado de siete gramos. Mientras que la que al parecer es la especie registrada en esta ocasión, puede crecer hasta 11 centímetros y pesar hasta 43 gramos.

En la publicación en Facebook, Justine aclaró que el marsupial estaba muerto antes de que la araña comenzara a comerlo, en un proceso que extendió por cerca de 30 minutos.

Cuando recuperaron el aliento y sacaron a la araña del lugar, compartieron las imágenes en Facebook con un grupo australiano de insectos y arañas y en pocas horas se han vuelto virales en las redes sociales y provocando cientos de comentarios. El post fue compartido más de 6 mil veces. "¡Una araña come-zarigüeyas!", fue el texto que escribió la turista junto a las imágenes.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Recreo
Te puede interesar