Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Siete claves del liderazgo consciente

Siete claves del liderazgo consciente
El liderazgo consciente se realiza desde el compromiso pleno, comprendiendo la magnitud de la influencia que se ejerce sobre los demás
08.08.2019 10.44hs Recreo

"El liderazgo empieza con la conciencia de uno mismo, no puedes mejorar una debilidad o un fallo si no eres consciente de su existencia", escribió el experto en liderazgo y desarrollo personal Robin Sharma. Cuando sabemos exactamente qué funciona y qué no está dando resultado, cuando somos conscientes de nuestras fortalezas y debilidades y no reaccionamos dejándonos llevar únicamente por las emociones, podemos tomar mejores decisiones y responder de manera más asertiva. Un líder que desarrolla ese nivel de autoconciencia podrá conducir a su organización más lejos.

Estar al frente de una organización no es una tarea sencilla, ya que demanda un gran número de habilidades, tiempo y energía. Por ello, a menudo quienes la ejercen caen en la trampa de enfrascarse en la obtención de resultados, dejando de lado tanto el equilibrio con su vida personal, como el resto de las necesidades de su equipo y su organización.

Un líder consciente es aquel que mantiene su atención en todos estos aspectos al mismo tiempo, reconociendo la importancia de cada uno de ellos, tanto para el desarrollo de las actividades de su organización, como para el crecimiento personal propio y de sus colaboradores.

Esta idea hace que el liderazgo consciente esté fuertemente relacionado con el concepto de mindfulness, que se define como la capacidad de una persona de prestar plena atención a todos y cada uno de los elementos que conforman el momento presente. Esta habilidad se vuelve especialmente relevante en el actuar de la responsabilidad social, ya que permite a los líderes estar pendientes de las transformaciones de su entorno para encontrar la mejor forma de interactuar con él.

Sin embargo, el liderazgo consciente va mucho más allá de conocer el entorno y ser reconocido por todos. Se trata de un método para verse a uno mismo.

Según esta filosofía, ningún líder puede estar legítimamente preocupado por el bienestar de su equipo sin ser plenamente consciente de sus propias necesidades y buscar su propia sensación de bienestar. Por supuesto, esto no quiere decir que un líder consciente luche por sus intereses por encima de cualquier cosa. Simplemente significa que, para ser realmente sensible a las necesidades humanas, debe poder identificarse con ellas.

El liderazgo consciente tiene poco de improvisación y mucho de análisis y reflexión. Implica saber exactamente qué teclas tocar para alcanzar determinados resultados.

Estos son los principales beneficios del liderazgo consciente:

Clarifica la visión de la organización. El liderazgo consciente implica identificar y calibrar los aspectos más importantes en la organización para mantener al equipo enfocado en ellos. Este líder comprende la visión de la empresa y es capaz de transmitirla con claridad, de manera que la organización se estructura en función de esos objetivos.

Mejora las relaciones laborales. El liderazgo consciente se enfoca en promover el trabajo en equipo, usando la competitividad de manera positiva. Como resultado, en las empresas donde se ejerce este tipo de liderazgo los proyectos fluyen mejor y se producen menos conflictos interpersonales pues se prioriza el rendimiento grupal más allá de las contribuciones personales.

Desarrolla el talento. Un buen líder sabe que lo que marca la diferencia en las empresas son las personas, por lo que se encarga de atraer y retener el talento. El liderazgo consciente implica ir más allá de la formación técnica y profesional para facilitar el crecimiento personal de los empleados y brindarles la posibilidad de que desarrollen nuevas competencias. Un líder consciente no controla, sino que impulsa el desarrollo confiando en las capacidades de su equipo.

Aumenta la motivación y satisfacción laboral. El liderazgo consciente no implica únicamente dirigir sino motivar. Un líder consciente no inspira únicamente con las palabras sino con el ejemplo. Comprende lo que le falta a los demás y los ayuda a superarse. Empodera a su equipo, para que sea capaz de afrontar los proyectos con éxito, animándolos a que se conviertan en impulsores del cambio y la innovación en la empresa. Como resultado, en estas organizaciones aumenta la satisfacción laboral.

Incrementa la productividad. El liderazgo consciente da pie a un incremento de la productividad. Cuando los trabajadores están comprometidos, motivados y satisfechos, disminuye la rotación del personal y baja el ausentismo, aumentando la productividad. Cuando se crea un ambiente de trabajo en equipo en el que todos son valorados y pueden crecer, la empresa también crece.

Las 7 claves para aplicar el liderazgo consciente son

Para poder mostrar cómo aplicarlo al día a día en el entorno de trabajo, David Sánchez, de lamenteesmaravillosa.com explica que estas son algunas de las principales características que un líder consciente debería mostrar:

  1. Trabajar y escuchar

Los líderes conscientes hablan a su equipo, pero también lo escuchan, tanto de manera grupal, en reuniones de equipo, como de forma individual para poder conocer de manera más profunda lo que cada individuo quiere decirle y mostrarle, y lo que cada persona puede aportar.

  1. Predicar con el ejemplo

Mandar es una tarea muy fácil, pero si de verdad quieres que tu equipo te siga, tienes que ser consciente de que debes ser el primero en ponerte en marcha.

  1. Promover la colaboración entre compañeros

La competitividad no es una variable negativa cuando esta suma al rendimiento grupal, no crea conflictos ni deteriora la comunicación, para lograr tanto los objetivos individuales como los comunes. Es importante saber gestionar los conflictos que surjan entre los miembros del grupo, la mayoría de ellos sujetos a las aspiraciones de cada miembro.

  1. Observar detenidamente el entorno

Para un líder es importante estar en la acción, pero además un líder consciente tiene la capacidad de tomar perspectiva y observar lo que pasa a su alrededor desde diferentes ángulos. Muchas veces, esto dará la oportunidad de ver otras opciones, reconciliar posiciones y aportar ideas nuevas.

  1. Ser claro en la toma de decisiones

Es fundamental que el equipo vea seguridad en las resoluciones tomadas, Esta es una de las grandes características de los líderes conscientes, ya que así se logrará que no haya dudas en los objetivos que el equipo de trabajo debe perseguir.

  1. Ser asertivo

Un líder consciente debe ser asertivo, es decir, debe expresar sus pensamientos y deseos de forma honesta y sencilla, para que cada miembro de tu equipo sepa qué se espera de ellos. Esto les ayudará a tener confianza y claridad en su vida laboral.

  1. Ser consciente de los propios errores

Este es quizá uno de los puntos más difíciles, pero imprescindibles para que podamos hablar de un liderazgo consciente. Es importante que el líder sea un guía, un referente, pero que también sea humano y los demás puedan ser conscientes de esta faceta.

Un liderazgo consciente aúna muchas de las características que demandan las empresas. Son tan valiosos porque son capaces de cumplir con los objetivos marcados cuidando la salud relacional del grupo y utilizando a los obstáculos presentes y superados como una oportunidad para que el conjunto no olvide el objetivo compartido.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Recreo
Te puede interesar