Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Hoy se celebra el Día de la Enfermera en Argentina

Hoy se celebra el Día de la Enfermera en Argentina
Hoy es el día de las enfermeras, sin embargo el día internacional de los enfermeros es el 12 de mayo. Estas son las razones por las que hay dos fechas
21.11.2019 08.46hs Recreo

Cada 21 de noviembre se celebra en Argentina el Día de la Enfermera (o de la Enfermería). Sucede así desde 1935, cuando se fundó la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicas de Enfermería, cuya patrona es la Virgen de los Remedios, festividad que se celebra también en este día.

Nuestra Señora de los Remedios es la primera virgen que veneraron los conquistadores españoles, cuando Hernán Cortés la entronizó oficialmente en el año 1521, en el centro ceremonial que los aztecas tenían para la veneración de sus ídolos en el sitio llamado Naucalpan.

La Virgen de los Remedios, asociada a la Conquista, sería por esencia la Virgen española y la patrona de los indígenas, que al abrazar la alianza hispana la toman por especial protectora.

En Buenos Aires durante la peste de 1727, fue proclamada "Patrona Menor de la Ciudad" para conjurar la fiebre tifus, que provocaba numerosas muertes.

Haciendo historia, en los orígenes de la enseñanza, las enfermeras eran de carácter benéfico y empírico, de las necesidades propias que requerían de su presencia, guerras, plaga, y catástrofes. Luego con el devenir del tiempo, esta disciplina profesional comenzó a impartirse por universidades para cumplir sus funciones en los diferentes centros y hospitales, tanto nacionales, provinciales, fuerzas armadas, clínicas, servicios públicos o privados.

Si bien el 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermera/o, en conmemoración del natalicio de Florence Nightingale, el 21 de noviembre se constituye como parte de la Historia de la Enfermería Argentina y se celebra el Día de la Enfermería Argentina o como algunas instituciones prefieren denominarla El Día de la Enfermera Argentina.

La mujer de la foto

Se llama Muriel Mercedes Wabney. Era argentina y modelo. En 1947 firmó un contrato de exclusividad para presentar las colecciones de Harrod's, la versión calle Florida de la célebre cadena inglesa. Orgullosa todavía en Londres.

Modeló para Ducilo, una empresa y marca de telas, para el modisto Jean Cartier y su programa "El arte de la elegancia" (Canal 7, tevé black and white, finales de los 50), y en un desfile paseó los vestidos que usó Linda Darnell en el film Por siempre ámbar: Twenty Century Fox, 1947, dirigida por Otto Preminger.

Según la única historia rastreable del cuadro "shhhhh", revelada por la ya desaparecida revista Paralelo 38 en los 70, la idea fue de un tal Juan Craichik, jefe de visitadores médicos de la empresa "Taranto", fábrica de instrumental y laboratorio.

El hombre reveló en una entrevista de Paralelo 38 que la chispa se le encendió en 1953, mientras visitaba por su trabajo un hospital de Rosario. "La sala estaba atestada, y cada tanto una enfermera pedía, sin éxito, silencio. Entonces se me ocurrió crear una imagen elocuente que cumpliera la misma función".

Presentó el proyecto en su empresa, lo aprobaron, convocaron a varios modelos profesionales, y ganó Muriel Mercedes Wabney.

¿Qué se tuvo en cuenta para ungirla protagonista? Craichik explicó que "su cara era distinta, suave, armoniosa, de mirada dulce…, autoritariamente dulce".

La sesión fotográfica duró toda una tarde. El autor de la idea dijo que la empresa "Taranto" no lucró con la distribución mundial de esa imagen: "la regaló a hospitales, maternidades, clínicas, etcétera".

En cuanto a Wabney, rara vez aceptó hablar públicamente, dijo que era casada, que no tenía hijos, y negó confesar cuánto le pagaron por la foto y su multiplicación ad infinitum…: casi tan enigmática como su anónima cara impartiendo silencio.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar