La orgía en un motel que terminó de la peor manera: deuda de 10 mil pesos, robos y escándalo

La orgía en un motel que terminó de la peor manera: deuda de 10 mil pesos, robos y escándalo
Los protagonistas del hecho fueron notificados del DNU presidencial que prohíbe la circulación nocturna. Debieron dejar un auto como garantía
Por iProfesional
04.05.2021 13.16hs Recreo

Un Ford Fiesta Kinetic ingresa al estacionamiento del hotel alojamiento más conocido de Paraná (Entre Ríos). En total traslado 11 personas, seis varones y cinco mujeres, que se encaminaban a vivir una noche inolvidable de sexo, pasión y lujuria.

Estaban eufóricos, gritaban y cantaban, pero no tenían en cuenta el poco efectivo que llevaban en sus respectivas billeteras. Ninguno de los integrantes de la velada se detuvo a pensar en el costo que tendría la habitación, o en la cantidad de horas que pasarían allí. Eran las 4 de la mañana del domingo y la fiesta estaba a punto de comenzar.

Algunas horas más tarde el panorama era completamente distinto. Había caras de bronca entre el personal del motel y de mucha preocupación entre los integrantes de la masiva velada sexual.

Según se describió en el diario Uno, la cuenta por el total de la estadía era de 14 mil pesos. No esperaban semejante suma. Los jóvenes empezaron a mirarse entre ellos con sorpresa. Abrieron sus billeteras, hicieron una "vaquita" para juntar entre todos la mayor cantidad de efectivo posible, pero no hubo forma de alcanzar ese número.

"¿Cuánto tenemos?", se preguntaban entre ellos, tratando de no ser escuchados por el empleado del hotel que esperaba el dinero. Apenas llegaron a sumar 4 mil pesos y la tensión comenzó a escalar.

En medio de las discusiones tres de los asistentes (dos jóvenes de 17 y 18 años y una de 24) trataron de separarse del problema escapando. Saltaron un tapial y se fueron corriendo, pero la fuga no tuvo éxito ya que a los pocos minutos fueron atrapados por un policía que había llegado al lugar tras la denuncia del empleado del hotel.

La comisaría 14°de Paraná, cuya jurisdicción tiene a cargo la zona, estaba al tanto del percance en el motel e intervino en el lugar con más de seis patrulleros. Al inspeccionar el lugar corroboraron que, además de los tres jóvenes de la fuga frustrada, todavía quedaban dentro del hotel alojamiento cuatro varones de 21, 27, 32 y 26 años (quien era el dueño auto) y cuatro mujeres de 23, 21, 20 y 15 años.

La presencia de menores de edad agravaba las cosas, de modo que los efectivos policiales trataron de calmar los ánimos. Mediaron entre los asistentes al evento y el dueño del establecimiento y nuevamente trataron de hacer números: pero no había caso no estaban de sumar los 14 mil pesos que les había costado la velada.

Entonces, aquel Ford Fiesta con el que habían llegado los jóvenes hasta el hotel ubicado en la zona del Acceso Norte de Paraná, se convirtió en una pieza clave para destrabar el conflicto.

El gerente del motel decidió no radicar la denuncia, pero a cambio acordó con el dueño del  coche que dejaría el vehículo en garantía e iría a recolectar dinero para abonar la suma adeudada. Una vez saldada la cuenta podría llevarse el auto.

En medio de las discusiones de los participantes de la orgía se desató una polémica más. Es que, una de las jóvenes denunció que del interior de la habitación le robaron un celular -un Samsung J4-, que nunca fue localizado.

Lo que había empezado como una fiesta, ahora no paraba de sumar problemas legales. Es que la presencia de menores de edad y la vigente prohibición de la circulación entre las 0 y las 6 de la mañana que rige sobre la provincia de Entre Ríos, en el marco de la pandemia de coronavirus, llevaron el caso a manos de la justicia.

La Fiscal de Menores, Sonia Vives, dispuso el traslado de los menores a la División Minoridad, para que sean entregados a sus padres.

Tras la intervención policial en el hecho, el fiscal de turno, Juan Ramírez Montrull, dispuso la identificación de los mayores, que quedaron supeditados al delito de Tentativa de Estafa. Por otra parte, la Fiscal de Menores, Sonia Vives, dispuso el traslado de los menores a la División Minoridad, para que sean entregados a sus padres.

Asimismo, los protagonistas del hecho fueron notificados del DNU presidencial que prohíbe la circulación nocturna. En tanto, desde el municipio clausuraron de manera preventiva el lugar y será un Juzgado de Faltas el que defina su futuro.

Temas relacionados