Video: un gol desde más de 45 metros, el más lejano en la historia de la Eurocopa

Video: un gol desde más de 45 metros, el más lejano en la historia de la Eurocopa
Patrik Schick da la victoria a la República Checa ante Escocia con el tanto de más distancia en el torneo desde que hay registros
Por iProfesional
14.06.2021 19.17hs Recreo

El fútbol sigue dando sorpresas, goles y récords que no se pueden pasar por alto. Tal es el caso del histórico gol de Patrick Schick, que con 45,5 metros se convirtió en el más lejano registrado en una Eurocopa.

Escocia llevaba 23 años esperando ver de nuevo a su selección en un gran torneo, pero recibió un baldazo de agua fría cuando el checo Patrik Schick, a los 52 minutos, marcó el gol más lejano de la historia de la Eurocopa, al menos después de 1980, que es de cuando datan los registros más antiguos. Desde 45,5 metros.

La jugada tuvo el tono desordenado y pasional del partido. La defensa de la República Checa despejó un tiro lejano de Escocia y el balón salió rebotado en dirección a Schick, que avanzó unos pasos dentro del campo contrario y disparó con la zurda al primer toque. La pelota dibujó una curva que podría ser la de una bola de golf golpeada con una madera desde el tee: de fuera adentro y de arriba abajo, mientras Marshall corría desesperado hasta su portería, cada vez más seguro de que no llegaría, hasta quedar atrapado y vencido en su red.

Un gol "estudiado"

Pese a la rapidez en la ejecución, no hubo nada improvisado en el gol, según explicó después el delantero del Bayer Leverkusen: "Lo había estudiado antes. Sabía que su portero se quedaba muy arriba, así que cuando el balón iba hacia mí, le miré y tiré", dijo.

El tanto era el segundo del delantero de Schick, que en el primer tiempo había anotado de cabeza, también con una precisión extrema que depositó la pelota en la cepa del poste derecho de Marshall.

Ni siquiera eso rindió a Escocia, dispuesta a exprimir hasta el final su regreso a la élite y el regreso de su gente a las gradas. Pero también ni siquiera eso les permitió acudir a un plan distinto del que habían seguido hasta entonces. Empujaban y empujaban hasta llevar la pelota cerca del área de Vaclik, y entonces producían una lluvia de centros cruzados en busca de un remate de Lyndon Dykes, que juega en la Segunda inglesa con el Queens Park Rangers, o a la espera de que Dykes la bajara y la repartiera más cerca de la portería.

Sorpresa para el arquero de Escocia.
Sorpresa para el arquero de Escocia.

Tenían la vía Dykes y la vía Andy Robertson, el carrilero izquierdo del Liverpool, su mejor jugador, que manejaba el equipo desde su pasillo y produjo la mayor cantidad de peligro, con sus centros y con un disparo a solas con Vaclik que el portero del Sevilla, muy acertado toda la tarde, desvió, señala El País.

Ante el entusiasmo atropellado de Escocia, a la República Checa, que no se ha perdido una Eurocopa desde su creación como país, le bastó con dos aciertos del francotirador Schick.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído