Batalla en Wembley: los ingleses provocaron serios disturbios antes, durante y después de perder la final con Italia

Batalla en Wembley: los ingleses provocaron serios disturbios antes, durante y después de perder la final con Italia
Está claro que lejos de ser un patrimonio sudamericano, la violencia en el fútbol no conoce de fronteras ni idiomas. Así quedó demostrado en Wembley
Por iProfesional
12.07.2021 08.29hs Recreo

El pasillo que conduce al mítico estadio de Wembley se convirtió el domingo en el epicentro de una feroz batalla campal, donde volaron botellas, cervezas y hasta pelotas de fútbol, en una previa más parecida a una guerra que a lo que se le presupone a un partido de fútbol.

Y es que las horas antes al Inglaterra-Italia de la final de la Eurocopa están dejando imágenes tremendas y bochornosas. El caos fue tremendo y rotundo no sólo en las horas previas y en los accesos al estadio de Wembley, sino también dentro del propio campo. 

"Se pueden meter sus calzone, macarrones y canelones por donde les quepan", cantaban los aficionados ingleses en los vagones de metro que llegaban cada pocos minutos a la estación de Wembley Park, la preferida por la afición por la preciosa vista del estadio con el arco iluminado al fondo.

Lo que normalmente es una tranquila calle comercial, con algunas residencias universitarias y poco ajetreo de personas, se tornó en miles y miles de personas que actuaban como si el covid fuera algo del pasado. Solo el hecho de llegar a la estación, mientras se insultaba al conductor del tren por pedir a los pasajeros que no obstruyesen las puertas, se celebraba como un gol.

Está claro que lejos de ser un patrimonio sudamericano, la violencia en el fútbol no conoce de fronteras ni idiomas.

Así quedó demostrado una vez más en Wembley, donde Italia le ganó la final de la Eurocopa a Inglaterra, y los locales armaron un verdadero caos, antes y después del partido.

Inglaterra tiene muy malos antecedentes en este tipo de cuestiones, siendo sus hooligans tristemente célebres. Ya habían chocado entre ellos en la final de la Champions entre Chelsea y Manchester City, en Portugal, y ahora volvieron a pelearse en Wembley.

El pasillo que conduce al mítico estadio de Wembley se convirtió el domingo en el epicentro de una feroz batalla campal
El pasillo que conduce al mítico estadio de Wembley se convirtió el domingo en el epicentro de una feroz batalla campal

Los ingleses armaron un caos en Wembley

Ya en la previa del partido arrancaron los desmanes. Cientos de ingleses que no tenían entradas para la final tomaron por asalto los ingresos, pasaron por arriba los vallados y se enfrentaron directamente con los agentes de seguridad.

Se produjo una montaña de personas que pudo terminar en tragedia y, del lado de afuera, lluvia de botellas y todo tipo de proyectiles.

Y claro, una vez terminado el partido, consumada la derrota inglesa, la historia siguió.

En los videos que circularon se observa una verdadera batalla campal.  No solo emboscaron a los italianos que salían a festejar sino que también se agarraron a piñas entre los mismo británicos. Una locura. Por suerte, el sábado en el Maracaná no hubo que lamentar un episodio similar entre brasileños y argentinos.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído