25.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.24%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

Mavys Álvarez reveló los dos favores que Maradona le pidió a Fidel Castro

Mavys Álvarez reveló los dos favores que Maradona le pidió a Fidel Castro
La mujer que fue "novia" del Diez siendo menor de edad, señaló que, hasta donde ella sabe, el jugador era monitoreado por la seguridad del estado cubano
Por iProfesional
30.09.2021 07.52hs Recreo

Después de 20 años, Mavys Álvarez, la "novia" cubana de Diego Maradona, rompió el silencio y contó cómo fue su relación con el Diez cuando tenía solo 16 años y el argentino rondaba los 40. La mujer ahora habló sobre su incursión en las drogas y la difícil salida de las adicciones.

Mavys, hoy de 37 años, dialogó con Mario J. Pentón de América TeVé, por Canal 41 de Miami, en una entrevista que se está dando a conocer en una serie de cuatro entregas. En la más reciente, la joven reveló que la primera vez que habló con Fidel Castro fue porque necesitaban que él diera el visto bueno para que ella pudiera viajar a la Argentina para ver el partido homenaje que se hizo en la Bombonera, el 10 de noviembre de 2001, para despedir la carrera futbolística del Diez.

"La única manera de viajar era con el permiso de los padres siendo alguien de por lo menos 18 años, o mediante Fidel", comenzó narrando Mavys. Según contó, al momento de encontrarse con Fidel, Maradona tenía dos objetivos: por un lado, que permitiera que la menor viaje al partido, y por el otro, que "le vendiera una casa en Cuba, en La Habana o Varadero".

Mavys contó que Fidel le dio la autorización para viajar. "Mi mamá firmó y, supuestamente, mi papá también debía firmar (por tratarse de una menor de edad), pero Fidel dio su autorización y no hizo falta la firma de mi papá", subrayó esta mujer que, en otra entrega de la entrevista, contó que cayó en un consumo excesivo de drogas y alcohol producto de su relación con el futbolista.

Mavys Álvarez, la novia menor de edad de Diego Maradona, reveló los dos favores que el Diez le pidió a Fidel Castro
Mavys Álvarez reveló los dos favores que Maradona le pidió a Fidel Castro

Sumado a esto, y ante una pregunta del periodista, la cubana recordó una ocasión en la que Castro le "pasó el brazo por encima" y le remarcó a Maradona "cómo había conocido a una chica tan bonita". Según el relato de Mavys, el argentino reaccionó quitándole el brazo. "Le dijo: ‘Bueno, bajando, bajando’, y Fidel se echó a reír".

Respecto de la casa, aclaró que "nunca conoció" la residencia que -se dice- Maradona tenía en Cuba, "ni conocía de su existencia". "Pensé que no se la habían regalado porque Diego la quería comprar, no la quería regalada", dijo, y aclaró que -pese a esto- Fidel insistía en regalársela.

Más adelante, sostuvo que, hasta donde ella entiende, es cierto que Diego estaba monitoreado constantemente por la seguridad del estado cubano, al punto de que su chofer era "una persona que Fidel le había puesto para su cuidado". Sobre eso, también dijo que este agente nunca intentó alejarla del futbolista, aunque ella era menor de edad.

Además, consultada sobre los intereses políticos del jugador, dijo: "Es posible que le gustara un poco la política, pero no sé mucho respecto a eso".

Cocaína en Cuba: "Lo probé con tal de que me deje tranquila"

"Yo intentaba, pero no podía salir. Era una espiral. Cuando salía de la droga me refugiaba en el alcohol", confesó Mavy.

En ese sentido, la mujer reveló que fue el astro del futbol quien la llevó a la droga, luego de pedírselo en varias ocasiones, y que después "no podía salir, ya era una adicta". "Es difícil hablar de esto en cámara, de verdad. Diego me llevó a la droga, yo tenía 16 años aún, no había cumplido 17″, dijo conmocionada.

"En varias ocasiones trató, estábamos en la habitación y él insistía. En principio no, en principio me decía que, si lo tocaba, me mataba y todo eso, pero después de un tiempo como que se sintió solo, no le gustaba hacerlo solo, entonces insistió mucho todos los días", explicó Mavys, quien agregó que "llegó un punto en que lo probé con tal de que me dejara tranquila".

Cabe recordar, que Maradona viajó a Cuba para desintoxicarse de sus adicciones a las drogas y se encontraba en La Pradera, un centro de rehabilitación. Allí, Mavys pasó casi tres años con el futbolista, cuando fue interceptada por un hombre que le propuso conocer al futbolista, que se encontraba "muy deprimido". Así pues, la joven conoció algunos lujos prohibidos para los cubanos en el régimen de Fidel Castro, como cenar en restaurantes en dólares y visitar discotecas, pero también las drogas y el alcohol.

En tanto, en relación a quién le proveía la droga al exfutbolista, la cubana afirmó que era un muchacho llamado Roberto que estaba en La Habana, pero admitió que nunca supo "cómo la entraba".

En consecuencia, la joven reconoció que en ese tiempo cayó en las adicciones, de las que le resultó difícil salir, y consideró que ese fue "el error más grande" de su vida. "Fue muy difícil poder controlar mi adicción, medio muchas alucinaciones, llegó un punto en el que aluciné, también estuve unas horas en el hospital porque me deshidraté, y no podía ni levantarme de la cama para ir al baño", lamentó, haciendo referencia al Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (Cimeq), un hospital dedicado a la élite cubana.

La operación de aumento de busto

De acuerdo con Mavys, Maradona fue quien le propuso agrandar su busto, una cirugía que se concretó durante su visita a Buenos Aires, en el mes de noviembre del año 2001. "Diego también me empezó a decir que si quería operarme los senos, que me vería mucho mejor con los senos más grandes, quería que me operaran en Cuba, en la casa 2 de La Pradera donde estábamos y yo le dije que no porque tenía miedo de que saliera mal o hubiera una infección o algo y entonces él decidió hacérmelo en Argentina", relató.

De ese modo, contó que "fue muy difícil la operación, porque la herida se me abrió debido a las locuras de Diego". "Yo iba por 20 días y estuve dos meses y medio aproximadamente. Fue bonito conocer otro país, pero me tocó en una etapa bien difícil", reconoció. Además, confesó que su madre no supo de esta situación, y que la autorización para la operación, dado que ella tenía 17 años, la dio Maradona.

Temas relacionados