Massa, Milei y Bullrich, rumbo a octubre: qué necesitan para tener éxito en las presidenciales

Tras los sorprendentes resultados de las PASO, los candidatos reordenan sus estrategias. Los factores que tendrán peso en las próximas semanas
06/09/2023 - 15:42hs
Massa, Milei y Bullrich, rumbo a octubre: qué necesitan para tener éxito en las presidenciales

La democracia ordena la oferta de candidatos presidenciales. Hace pocos meses había casi medio centenar de postulantes. Ya para las PASO se anotaron "solo" veintisiete. El 13 de agosto la sociedad se encargó de la primera y gran depuración. Así quedaron solo cinco. Los resultados del 22 de octubre reducirán a dos los pretendientes o consagrarán al ganador directo. Veremos.

Mientras tanto, para participar con posibilidades de éxito en esta etapa del proceso de selección, es necesario cumplir con algunos requisitos excluyentes: actitud, propuesta monetaria y padrinazgos solventes

Los aspirantes consagrados en los tres primeros lugares por el voto popular cumplen rigurosamente con las condiciones exigidas. Sus cualidades personales les permitieron prevalecer. Primero, la biografía individual y, segundo, las construcciones colectivas. Allí están Javier Milei, Patricia Bullrich y Sergio Massa para dar prueba de ello. 

Cómo llega Javier Milei a las elecciones de octubre

El libertario ya se ha ganado el premio "revelación" gracias a la peculiar construcción de su personaje. Profusa cabellera que lo hace merecedor del apodo "Peluca", uniforme en regla (traje o campera de cuero), mirada "Zoolander", jerga tecnocrática expresada con pura emoción y un carácter transgresor al servicio de una actitud justiciera para con la casta. Resulta improbable que la cosecha obtenida en las urnas responda a la aceptación de todas o buena parte de sus afirmaciones. Se recompensaron las razones reales de la bronca y la conveniente envoltura que encontró para su presentación.

La bandera dolarizadora le aportó un enlace afectivo: adoptó la "moneda del corazón" de los argentinos. Los requisitos para su instrumentación preocupan mucho a los especialistas y poco a los votantes violetas, para quienes la divisa norteamericana habla por sí sola. Ya es el refugio de valor en los hechos para millones. Basta consagrarla como único medio de pago y unidad de cuenta y a otra cosa.

En cuanto al padrinazgo empresarial, se trata de un candidato con un solo sponsor "platinum", que es quien le aporta la pista para su despegue. El mismo que lo ha prohijado por largos años es quien le provee los "gerentes" para encarar que su empresa termine de levantar vuelo. Cuenta con la infraestructura adecuada para ello.

Milei logró colocar a la dolarización en el centro del debate electoral.
Milei logró colocar a la dolarización en el centro del debate electoral.

Al igual que los otros aspirantes, en términos de apoyos materiales todo resulta muy explícito. Como los corredores de automovilismo que llevan en sus trajes anti-flama y sus cascos las marcas de quienes los auspician, los presidenciables no ocultan el interés de las empresas "a las que les interesa el país". Para algunos se trata de transparencia. Otros son menos benevolentes con la visibilidad del vínculo. Pero en el fondo -y en la superficie- nadie se escandaliza demasiado. 

Bullrich, la "dama de hierro" argentina

En el caso de Patricia Bullrich, su carta de presentación es el perfil de "dama de hierro" que ha construido a lo largo de su carrera, uniforme de gendarme incluido. Reprobadora de tibiezas y acostumbrada a redoblar apuestas, tiene que apelar a todos los recursos a su alcance para no quedar como jamón del sándwich en estos cuarenta y cinco días de campaña. Para ello convocó a Carlos Melconian, el economista preferido del círculo rojo, para abrazar la causa de la bimonetariedad. Si Doña Flor supo tener dos maridos, bien puede Pato quedarse con dos monedas.

Y para que no queden dudas de los patrocinadores, la presentación de su eventual ministro se realizó con todos los logos empresariales en el escenario de la provincia mediterránea. Como en los restó de moda, la cocina está vidriada y en el medio del salón: todo se amasa a la vista de los comensales. Parece que las "viejas cocinas de la política" quedaron archivadas o encuadernadas. Vaya uno a saber. 

Massa: candidato y "plomero del Titanic"

En el caso de Sergio Massa, la "bio" destaca su condición de malabarista con papas calientes. Perteneciendo a un gobierno modestamente calificado por sus propios votantes, los atributos del carácter del hombre de Tigre reputado como audaz y perseverante parecen ser la única tabla posible de salvación.

A su primera autodefinición como "plomero del Titanic" le ha debido realizar una imprescindible corrección para no quedar asociado a una tarea inútil. Su lado más práctico lo ha llevado a presentarse como una alternativa para evitar el salto al vacío que encarnaría para muchos La Libertad Avanza. Encarnaría una suerte de versión nacional y popular de Frank Underwood, dispuesto a todo para que lo mejor de la casta se haga cargo de "lo que hay que hacer".

Como experto público en economías reguladas, cuenta con el apoyo de los expertos privados en economías reguladas. Nadie podrá acusarlo de mezclar peras con manzanos. Su propuesta es defender el peso como única moneda de curso legal. Puede devaluarlo, pero no desecharlo. Los profesionales de la disciplina creen en su mayoría que, aun con dificultades, es la estrategia más plausible. 

Será el paladar de la mayoría de la sociedad argentina la que definirá el "combo" de presidente, signo monetario y grupo empresario que intentará aplacar los apetitos insatisfechos por muchos años de malas administraciones. Solo resta esperar que esta vez venga acompañado de una "cajita feliz".