Un joven estadounidense va a la Justicia para poder casarse con su notebook

La argumentación es sencilla: si las personas de mismo sexo pueden casarse, entonces él debería poder hacer lo propio con su notebook
Por iProfesional
07/06/2017 - 13,43hs
Un joven estadounidense va a la Justicia para poder casarse con su notebook

Chris Sevier es un joven del estado norteamericano de Utah que adora la informática, hasta tal punto que decidió que quería casarse con su computadora portátil.

Sin embargo, la ley dice que esto no es posible, motivo por el cual Sevier demandó al gobernador de Utah para conseguir su objetivo.

Según informó la cadena televisiva Fox, la argumentación de Sevier es sencilla: si las personas de mismo sexo pueden casarse, entonces él debería poder hacer lo propio con su computadora.

Sin embargo, no hay ninguna ley que permita lo segundo, mientras que el matrimonio entre personas del mismo sexo sí se permite en el estado de Utah desde el 20 de diciembre de 2013.

El joven consiguió que dos personas más se sumaran a la demanda, argumentando esta vez que quería defender también su derecho a un matrimonio polígamo con la computadora.

En respuesta a sus acusaciones, la Oficina del Fiscal General respondió que la Constitución no garantiza el derecho a casarse con una computadora.

Por ello, el gobernador de Utah, Gary Herbert; el fiscal general, Sean Reyes; y al secretario del condado, Bryan Thompson, pidieron a un juez federal que inhabilitara la demanda.

No es la primera vez que Sevier interpone demandas de este estilo, actuando siempre como su propio abogado en los juicios, lo que le ha costado la prohibición de practicar la abogacía en el estado de Tennessee.

Según el fiscal general, "estas alegaciones no se sostienen legalmente porque los demandantes carecen de argumentos para defenderlas. (...) En resumen, la constitución no defiende el derecho a casarse con una computadora o con varias personas".

Y añadió: "Además, incluso si este no fuera el caso, a menos que el ordenador de Sevier haya alcanzado la edad de 15 años sería muy joven para casarse bajo la ley vigente de Utah".