Se trataría de un teléfono que el usuario podría doblar a voluntad y extender en función de la necesidad. El avance cuenta con una gran limitación técnica
Por iProfesional
27/11/2017 - 14,07hs

El iPhone X revolvió el mercado de los móviles y Apple todaví­a no pudo ajustar la producción del equipo ante su desmedida demanda.

Parece que Samsung no presentó todas sus cartas, y de hecho, tiene munición pesada para hacer frente a sus rivales en el mercado de los móviles.

Mientras trabaja en el Galaxy S9 -el sustituto del S8-, que supondrí­a un avance sobre el modelo precedente, sin mostrar novedades de calado, el fabricante surcoreano prepara un plato bastante más fuerte, sobre todo en lo que toca al terreno de la innovación, en un móvil flexible que serí­a presentado en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas en enero.

Se tratarí­a de un móvil que el usuario podrí­a doblar a voluntad y extender en función de la necesidad; este avance cuenta con una gran limitación técnica que ha hecho de cuello de botella hasta la fecha: la pantalla

Evan Blass, el periodista del diario digital VentureBeat, avanzó a principios de año que los móviles plegables llegarí­an a finales de 2017, unos plazos marcados por los avances en el desarrollo de las pantallas flexibles. 

No obstante, parece que esta fecha se habrí­a retrasado y Samsung serí­a el primer fabricante en comercializar el enigmático dispositivo.

Fue a través de una filtración de la propia web del fabricante como se consolidó lo que hasta entonces era un rumor: Samsung publicó en su web de soporte el apartado del "X", el presunto móvil plegable

Se podrí­a intuir que se trata de una estrategia de marketing, porque la página fue fulminada tan pronto como su eco se propagó por la red.

¿Por qué un móvil plegable? Se trata de una apuesta con enormes dificultades en lo que respecta a producción y desarrollo, pero con grandes posibilidades para el usuario. 

Para imaginar como serí­a hay que que pensar en una hoja de papel que se dobla para guardarla en el bolsillo y se extiende al sacarla del mismo; en este caso, la pantalla jugarí­a esta misma función, extendiéndose al desdoblarlo.