Más artículos

Google lanza una alternativa a WhatsApp que funciona sin conexión a Internet

Google lanza una alternativa a WhatsApp que funciona sin conexión a Internet
Con Chat, realiza su nuevo intento de presentar una plataforma de mensajería instantánea, tras Google Talk, Google Voice, Google Buzz, y Google+ Messenger
21.06.2019 07.49hs Tecnología

Google anunció el lanzamiento de un nuevo servicio de mensajería instantánea con el que quiere competir con plataformas como WhatsApp. El servicio, llamado Chat, estará basado en RCS, la tecnología que actualiza el sistema de SMS y que no requiere de conexión a Internet.

Chat se lanzará por primera vez a finales de junio en el Reino Unido y Francia en dispositivos Android y se extenderá a otros países en los próximos meses, según informó el diario digital estadounidense The Verge.

Con Chat, Google realiza su enésimo intento de presentar una plataforma de mensajería instantánea, tras Google Talk, Google Voice, Google Buzz, Google+ Messenger, Hangouts, Spaces, Allo y Hangouts Chat.

RCS Chat quiere ser una alternativa a WhatsApp, la aplicación que en los últimos años se ha puesto a la cabeza del sector de la mensajería instantánea, con más de 1500 millones de usuarios en todo el mundo.

Google empezó a desarrollar, en 2016, junto a diferentes operadoras de telefonía móvil, la tecnología Rich Communication Services, conocida como RCS, que se considera la sucesora del sistema de SMS. La compañía decidió apostar por esta tecnología después de que renunciara a Allo y se centrara en la aplicación de Google Mensajes.

RCS es una actualización planificada del servicio de SMS propiedad del operador, y existe como un estándar GSMA (el organismo mundial de comercio de redes móviles) desde hace varios años.

Esta tecnología ofrece funciones de mensajería instantánea básicas, como información de presencia, estado de escritura, datos de geolocalización y uso compartido de la ubicación, además, por supuesto, de compartir textos, fotos y videos así como realizar videollamadas.

Cuando empezó a trabajar con RCS, Google preveía que el despliegue dependiera de los operadores. Sin embargo, las compañías de telecomunicaciones no han conseguido imponer esta tecnología, a pesar de intentos como el de Joyn, una aplicación RCS que pasó inadvertida cuando WhatsApp empezó a despuntar a nivel global. Por eso, ahora Google quiere impulsar el nuevo servicio RCS entre los usuarios en lugar de dejarlo en manos de los operadores.

Como en el caso de los SMS, este sistema ya vendrá integrado en el dispositivo (en la aplicación Google Mensajes o Messages), por lo que no será necesario descargar la aplicación, como sí tenemos que hacer, por ejemplo, con WhatsApp. Además, se trata de un estándar abierto, que puede ser utilizado y adaptado por cualquier empresa.

El nuevo servicio de mensajería instantánea de Google estará disponible en la aplicación Mensajes en la mayoría de dispositivos Android (exceptuando los fabricados por Samsung). Para utilizarlo solo tendremos que abrir esta aplicación, que viene por defecto en los dispositivos Android, y aceptar la actualización. Cuando nos aparezca un indicador de chat, tendremos que hacer clic en sí para habilitar los servicios RCS de Google.

Los mensajes estarán parcialmente encriptados, y se almacenarán de forma momentánea en Google si el destinatario no está conectado. Una vez que está online, el sistema enviará el mensaje, sea texto, imagen, audio o video.

Los mensajes RCS están cifrados en tránsito pero no de extremo a extremo, lo que significa que el proveedor del servicio, ya sea Google u otro, podría eventualmente leer nuestros mensajes. Esto supone una desventaja de privacidad en comparación con otros servicios populares como iMessage y WhatsApp. Sin embargo, Google asegura que eliminará los mensajes de sus servidores tan pronto como lleguen al destinatario.

Otra diferencia entre RCS Chat y otras aplicaciones de chat es que no hay una base de datos con información sobre quién lo tiene y quién no. Cuando envías un iMessage, por ejemplo, Apple usa una base de datos central llamada "Servicio de identidad de Apple" que determina si la persona con la que te estás contactando también tiene iMessage.

En el caso de Chat, la aplicación de Android tendrá que enviar una consulta directamente al otro teléfono. Debido a que el teléfono es el responsable de decir a otros que tiene chat, esto conlleva que la aplicación estará vinculada a un número de teléfono. Es decir, que dependemos del teléfono para enviar los mensajes.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar