Más artículos
¿Vas a comprar o vender online? Estos son los mejores marketplace del mundo

¿Vas a comprar o vender online? Estos son los mejores marketplace del mundo

¿Vas a comprar o vender online? Estos son los mejores marketplace del mundo
Los más famosos y masivos no siempre son los más indicados. Tipos, categorías y recomendaciones para que tus operaciones ecommerce salgan a la perfección
Por iProfesional
24.07.2020 14.50hs Tecnología

Los marketplaces ya no son una opción para negocios y marcas, porque deben estar sí o sí en estos espacios. El desafío es ver cuál es el mejor marketplace para vender online.

El boom del ecommerce impulsó el nacimiento y expansión de muchos marketplaces online, unos más generalistas y otros más especializados en nichos de producto.

Por muchas facilidades que den las tiendas online de grandes marcas y pequeños comercios a la hora de revisar su catálogo y stock, las webs no son cómodas si el cliente quiere comparar precios y productos entre ellas. Con este objetivo nacieron los primeros marketplaces digitales para empresas.

¿Qué es un marketplace?

Un marketplace online es una plataforma digital que reúne a varios vendedores y una gran gama de categorías y productos. El marketplace actúa como intermediario en el proceso de compraventa, con distintas tarifas o comisiones para los vendedores. También existen marketplaces que no cobran ninguna comisión, o que permiten publicar unos pocos productos de forma gratuita, pero son cada vez menos.

Los compradores online pueden acceder a estos marketplaces para consultar el catálogo de varias marcas, realizar búsquedas por tipo de producto, precio y multitud de palabras clave. Su mayor atractivo es realizar comparaciones rápidas desde una misma página web.

A pesar de todas sus ventajas, un marketplace es un lugar muy competitivo. Normalmente los vendedores deben pasar un proceso de selección, cumplir con requisitos en su contenido de producto publicado y atraer clientes entre muchos competidores y sin mucho nivel de personalización.

En un marketplace online influyen algoritmos y normas que determinan qué productos se destacan en la plataforma. Las marcas más conocidas suelen aparecer en las listas de los más vendidos y populares, eclipsando a las pequeñas o recién llegadas.

Amazon es el marketplace más grande del mundo.
Amazon es el marketplace más grande del mundo.

Tipos de marketplaces

Lo más importante al elegir los mejores marketplaces online es saber por dónde empezar y de qué forma es mejor escalar. Cada negocio debe buscar su nicho ideal, donde pueda ofrecer los productos de su catálogo a una audiencia que realmente los está buscando. A veces lo mejor no es un gran marketplace donde es más difícil rastrear resultados o adonde los compradores acuden para hacer compras rápidas. 

Por ejemplo, si tienes un negocio de joyería, será más beneficioso un marketplace que reúne a fabricantes de joyas y artesanos, en lugar de Amazon o Mercado Libre, donde este tipo de producto representa un porcentaje menor de las búsquedas y las ventas.

Muchos comercios pequeños evitan los marketplaces más grandes porque no encajan en su presupuesto, por sus excesivas tarifas y comisiones de venta, o por buscar un nicho mucho más ajustado a su modelo de negocio.

Un marketplace suele ofrecer mejores resultados a negocios que no buscan fidelizar al cliente, ya que en estas plataformas los usuarios persiguen la mejor oferta y no pretenden mantenerse leales a marcas concretas.

Categorías de marketplace

Para hacerte una idea de la oferta de marketplaces actuales, las siguientes las 5 categorías de marketplaces online más comunes:

  • On demand: Un marketplace on demand ofrece servicios bajo demanda inmediata del cliente, como un coche de alquiler o comida a domicilio.
  • Managed: Un marketplace managed es el modelo más común para productos, como Amazon o AliExpress. Interviene un intermediario para garantizar el buen funcionamiento del marketplace y proporcionar tareas de apoyo, análisis logístico y mantenimiento. Esto garantiza un control de calidad sobre los productos ofrecidos en el marketplace e introduce la posibilidad de que el gestor participe en el proceso de compraventa.
  • Community-driven: En los marketplaces community-driven la plataforma se sostiene sobre una comunidad de vendedores y marcas, generalmente más independientes, que comparten una filosofía de compraventa y fabricación artesanal. Son marketplaces que buscan un tipo de comprador más leal, como Etsy.
  • SaaS: Un sistema de marketplace SaaS ofrece a los usuarios una herramienta de fácil manejo para construir su propia página dentro de la red del marketplace. Sin embargo, el atractivo del software gratuito conlleva normalmente comisiones de venta.
  • Descentralizado: Un marketplace descentralizado da todo el control a los vendedores. En estos marketplaces no hay ningún operador controlando la plataforma y se sigue un funcionamiento P2P: cualquiera puede entrar para vender y comprar. Podríamos denominarlo como el torrent del comercio electrónico, ya que algunos expertos temen que este sistema sea usado como plataforma para ventas ilegales.

¿Cuándo es necesario un marketplace?

En realidad, un marketplace no es necesariamente mejor para vender online, ni necesario para tu estrategia. La gran ventaja de un marketplace es que la inversión inicial es menor que preparar una página web y contratar todos los servicios, herramientas y mantenimiento de una plataforma de ecommerce.

Por ese motivo, un marketplace es una opción interesante si tu negocio es pequeño, acaba de comenzar y desea hacer pruebas y estudiar el tipo de clientes, recopilando información y beneficios mientras prepara un lanzamiento web mayor y más personal.

Para una marca consolidada, vender en marketplaces puede ser un buen complemento a la web de marca, siempre que se analice si divide demasiado las ventas o provoca pérdidas en alguno de los canales. Vender en marketplaces significa estar muy pendiente de las normas de envío y atención al cliente de la plataforma, para evitar ser penalizado.

Haz que tu servicio destaque entre los competidores que ofrecen lo mismo en las mismas condiciones, pues una de las quejas más comunes entre compradores de marketplaces es un pésimo servicio de atención al cliente.

Un marketplace también es un escenario fantástico para practicar el SEO, comprobar qué palabras clave usan otros vendedores del mismo nicho y qué búsquedas se realizan con más frecuencia y funcionan mejor. Muchos marketplaces proporcionan métricas que podrás analizar para ajustar tus ofertas.

Entre otras ventajas, un marketplace hace por vos el descuento automático de las comisiones en el total de venta, sin necesidad de emitir facturas posteriores, y pagan entre 7 y 15 días desde la operación.

En este sentido, podrás encontrarte con dos modalidades:

  • La comisión por transacción: Sólo se cobra al vendedor por cada venta individual. Es la variante más popular y empleada.
  • La comisión por listing: Se cobra al vendedor una tarifa fija en el marketplace, al margen de si venden mucho o poco. Como estrategia comercial, se considera que este sistema filtra desde el principio a los vendedores que van volcar todos los recursos de marketing y los mejores productos para conseguir altos niveles de ventas. Otros marketplaces también cobran suscripción a compradores por consultar el catálogo, y comisiones de publicidad a vendedores.

Investigá los servicios complementarios de envío de paquetería, o si prefieres recurrir al servicio de logística que ofrecen algunos marketplaces, como Amazon. Recordá también que, desde el momento en que tu comercio quiera compaginar su catálogo en varios canales al mismo tiempo, será imprescindible un software de gestión de información de producto.

eBay fue uno de los primeros marketplaces globales.
eBay fue uno de los primeros marketplaces globales.

Amazon

Es el marketplace más famoso del mundo y el más grande en muchos países. En contra de su popularidad se hallan dudosas políticas de empresa, como la dificultad de aparecer destacado entre miles de productos de una misma categoría y el cobro de altos porcentajes de venta (entre el 10 y el 25%).

eBay

El gran introductor del clásico sistema para hacer compraventa a través de pujas, aunque también incluye ventas de precio fijo. El volumen de visitas en eBay es gigantesco, pero su sistema es complejo, e incluye tanto comisiones por ventas como tarifas por listar productos.

Alibaba

El mayor marketplace del mercado asiático, que a su vez contiene otros marketplaces como AliExpress. La principal fortaleza de Alibaba es que no cobran ninguna comisión ni tarifa oculta, pero obtienen beneficios de comisiones en otros marketplaces de su grupo, por tarifas de marketing, por su sistema de pago Alipay y por membresías.

Alibaba es el marketplace más grande de China.
Alibaba es el marketplace más grande de China.

Newegg

Centrado en la venta de productos electrónicos, Newegg es un gigante que recibe menos publicidad que otros marketplaces, aunque su volumen de visitas es millonario.

Las comisiones de venta varían según el tipo de producto, entre un 8% y un 14%. Sin embargo, cada vendedor debe pasar un control de calidad antes de recibir el visto bueno para vender en Newegg.

Etsy

Etsy es el gran marketplace de productos artesanales (aunque también se venden productos vintage). Hay alternativas como Zibbet, que no cobra comisiones y permite subir gratuitamente hasta 10 productos. Otras son Bonanza, Shopandmade, Folksy o Shapeways, donde sólo se venden productos creados con impresoras 3D.

Flipkart

Flipkart es el principal marketplace de India, que ha experimentado un veloz crecimiento en los últimos años. Las comisiones varían según el tipo de producto y alcanzan hasta el 15% sobre el total, a lo que hay que sumar comisiones de envío, una tarifa fija e impuesto del 15%. El marketplace favorece y paga antes a los vendedores con mejores resultados.

Walmart

Walmart es uno de los marketplaces líderes en Estados Unidos con un crecimiento estable y un sistema flexible que permite la venta a otros países.

Rakuten

Rakuten es el mayor marketplace de Japón. Sin embargo, sus comisiones son altas, de hasta el 15% según el tipo de producto, tanto sobre el precio de venta como por los gastos de procesado y envío, más una tarifa estándar de 0,99$ por producto vendido.

TaoBao y TMall

TaoBao y TMall son las versiones chinas de eBay y Amazon, controladas por el grupo Alibaba. Para vendedores occidentales es más complejo vender y gestionar productos en estos marketplaces que en AliExpress, ya que además sólo se ofrecen en idioma chino.

Cratejoy

Las cajas de suscripción son una tendencia en ecommerce, aprovechada tanto por empresas que también ofrecen catálogo convencional como por iniciativas que basan sus ventas en vender suscripciones periódicas, normalmente mensuales.

Cajas de alimentos frescos, cosméticos, libros con títulos sorpresa para el lector, objetos de coleccionismo de cultura popular… Cratejoy facilita este proceso, y tiene una comisión del 10% sobre cada venta.

iOffer

En marcha desde 2002, iOffer basa su modelo de negocio en la posibilidad del regateo entre compradores y vendedores. Es gratuito mostrar los productos, pero el marketplace cobra un mínimo de comisión por venta y unas tarifas estandarizadas si quieres que tus productos aparezcan destacados en la página principal o en secciones de categorías.

Cdiscount

Cdiscount es una plataforma francesa popular que abarca categorías de todo tipo, desde electrónica hasta ropa, joyas y juguetes. Sólo está disponible para vender en idioma francés.

Vide Dressing

Videdressing es un marketplace de moda de lujo de segunda mano para mujer, hombre y niños, aunque cobran una alta comisión de venta (15%).

Thredup

Thredup es otra variante del modelo P2P aplicado a marketplace de moda. El marketplace se basa en evaluar la calidad de los productos y comprarlos a los vendedores, para después fijar otro precio y venderlos a los usuarios.

Mediante este sistema, el vendedor se ahorra el proceso de venta, pero obtiene un beneficio muy inferior: normalmente, entre un 5% y un 40% del valor para productos estándar, mientras que prendas de lujo pueden ofrecer al vendedor hasta un 80% del precio final, al estar más cotizadas.

Grailed

Grailed es la alternativa de venta de ropa de lujo de segunda mano, al igual que Farfetch. El atractivo de estas propuestas se basa en plataformas muy bien diseñadas que eliminan el antiguo prejuicio de que comprar de segunda mano significa obtener productos desgastados o maltratados. Cobran un 6% de comisión de venta y otro 2,9% de comisión de pago por PayPal.

Getable

Si tu negocio se basa en equipamiento pesado, Getable reúne múltiples opciones de alquiler de materiales de obra, como grúas, vehículos, excavadoras o apisonadoras, y garantiza a los usuarios comparar las tarifas y obtener la más ventajosa. Realizan acciones de marketing digital en nombre de las marcas, incluyen una póliza de seguro y cobran un porcentaje por cada alquiler efectuado.

Lo más leído
Más sobre Tecnología