Más artículos

Cepo recargado ya impacta en una de las principales exportaciones argentinas

Cepo recargado ya impacta en una de las principales exportaciones argentinas
Las restricciones cambiarias se suman a los problemas generados por la demora en la sanción de la nueva ley de economía del conocimiento
Por Cesar Dergarabedian
17.09.2020 10.36hs Tecnología

"Estas medidas, lamentablemente, ponen en desventaja la operación de la Argentina frente a la de otros mercados más dinámicos y flexibles (...) Clientes del exterior que tienen conocimiento de la Argentina nos consultan preocupados sobre la realidad local", reconoció, en referencia a las nuevas restricciones cambiarias, ante iProfesional Ángel Pérez Puletti, presidente, CEO y uno de los socios fundadores de Baufest, una de las grandes empresas argentinas de software y servicios informáticos.

Baufest es una empresa internacional de software, innovación y tecnología de origen argentino con oficinas en la Argentina, Chile, Perú, México, los Estados Unidos y España. Con 29 años de trayectoria y más de 650 empleados, acumula más de 2.000 proyectos innovadores de soluciones de negocio para más de 200 empresas líderes.

Es una de las cinco empresas de desarrollo de software con mayor facturación en la Argentina según la consultora IDC, y fue distinguida por la CESSI y la Fundación Sadosky con el premio a la trayectoria empresaria.

Pérez Puletti, licenciado en Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, formado en dirección de empresas en el IAE y en biotecnología, en la Universidad Torcuato Di Tella, con un master en ciencias políticas y sociología en FLACSO, analizó ante iProfesional el impacto de las medidas anunciadas el 15 de septiembre por el Banco Central en su compañía y en el sector del software.

"En el caso de Baufest tiene mucho más impacto que se le dé tratamiento a la ley de economía del conocimiento, que deja a todo este sector –el segundo generador de divisas por exportaciones del país– en inferioridad de condiciones frente a nuestros competidores externos", advirtió.

Consultado sobre cómo impactarán estas medidas en el negocio y la actividad de su empresa, aclaró que en Baufest no tienen previsto "hacer cambios en nuestros planes de negocios por esta medida en particular".

Plan de crecimiento moderado

"Si bien Baufest es una empresa argentina que siempre quiere desarrollarse en el país, opera en otros mercados. Estas medidas, lamentablemente, ponen en desventaja la operación de la Argentina frente a la de otros mercados más dinámicos y flexibles", afirmó Pérez Puletti, quien reconoció que "clientes del exterior que tienen conocimiento de la Argentina nos consultan preocupados sobre la realidad local". 

La empresa, que no tiene tomada deuda en dólares en la Argentina, tiene para este año "un plan de crecimiento moderado, que esperamos cumplir", dijo el CEO de Baufest.

Ángel Pérez Puletti aclaró que Baufest no tiene previsto
Ángel Pérez Puletti aclaró que Baufest no tiene previsto "hacer cambios" en sus planes de negocios por el cepo recargado.

Preocupación por la ley de economía del conocimiento

La preocupación de Pérez Puletti tiene antecedentes recientes. A fines de julio, las cámaras que nuclean a las empresas de la industria informática advirtieron sobre el impacto en el sector que puede llegar a tener la sanción de la Ley de Teletrabajo así como las distintas medidas orientadas a la economía del conocimiento.

Para la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) la demora en el tratamiento de la ley para impulsar este sector, "está impactando de manera negativa y directa en una de las pocas industrias que pueden dinamizar la recuperación de la economía argentina".

De acuerdo a las últimas estadísticas del Observatorio Permanente de la Industria (OPSSI), las empresas del sector de software y servicios del conocimiento abordarán un segundo semestre con serias dificultades que sumadas a las de Covid-19 podría provocar:

  • Pérdida de 11.200 puestos de trabajo
  • Caída de 33.400 millones de pesos de facturación
  • Disminución del Producto Bruto Interno (PBI) de entre 3 y 5 puntos porcentuales en exportaciones.

CESSI insiste en que la sanción de la ley de economía del conocimiento "impulsará y fomentará la competitividad, incrementará la exportación de valor agregado, generará la apertura de nuevos mercados y transformará a todas las empresas del sector".

"Por estos motivos, en CESSI estamos convencidos de que su tratamiento en la Cámara de Senadores es urgente", afirmaron en un comunicado enviado a iProfesional.

Al mismo reclamo se sumaron desde Argencon, otra de las entidades que nuclea a empresas de la industria de servicios del conocimiento, desde donde afirman que "decenas de miles de empleos están bloqueados por la demora en sancionar esta Ley".

Aseguraron que "el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento es un impulso para cientos de empresas que apostaban a afianzar su crecimiento en el país a partir de un marco normativo estable y con beneficios concretos. La Ley de Economía del Conocimiento es una herramienta indispensable que permitirá generar aproximadamente 250 mil nuevos puestos de trabajo directos y alcanzar los 15.000 millones de dólares de exportaciones anuales hacia 2030".

En un estudio reciente, Argencon realizó una simulación de los valores de exportaciones y empleos no creados en Argentina que fueron capturados por otros países competidores. Por eso aseguran que de haber crecido a la tasa de promedio mundial, "Argentina hubiera exportado 4.000 millones de dólares más y creado cerca de 100 mil nuevos empleos".

"La Argentina necesita urgente contar con la Ley de Economía del Conocimiento para competir en pie de igualdad con los demás países. Hemos perdido mucha posición internacional en los últimos años, eso se ve en la caída de exportaciones y en el share de Argentina", señaló Luis Galeazzi, Director Ejecutivo de Argencon.

De qué trata la Ley de la Economía del Conocimiento

La Ley de Economía del conocimiento obtuvo media sanción en Diputados y debe volver a ser tratada en el Senado
La Ley de Economía del conocimiento obtuvo media sanción en Diputados y debe volver a ser tratada en el Senado

La Ley de Economía del conocimiento es un proyecto que obtuvo media sanción en el Senado durante la gestión de Mauricio Macri.

Sin embargo, en febrero último ingresó al Congreso un proyecto de reforma de la normativa original, que había sido aprobada por unanimidad. Algunos legisladores consideraban que quedaban fuera del impulso de esta ley las pequeñas y medianas empresas del sector.

Así fue que tras la importante demora que sobrevino con la pandemia, en junio último la Ley de Economía del Conocimiento fue aprobada en la Cámara de Diputados, con 246 votos a favor y apenas dos en contra.

Se simplificaron en esta oportunidad los requisitos para acceder a los beneficios que otorga la Ley, de manera de incorporar a las empresas de menor tamaño.

Esos requisitos son: que el 70% de la facturación de la firma deber originarse por las actividades promovidas o acreditar el uso de tales disciplinas para agregar valor o innovación en productos, servicios y procesos; invertir en capacitación de empleados dedicados a las actividades por el 3%, 5% u 8% de su masa salarial (de acuerdo al tamaño de la organización); y también en investigación un monto similar al 1%, 2% o 3% de su facturación.

Por último, las firmas que pretendan acogerse a este régimen deberán exportar bienes o servicios del conocimiento por el 4%, 10% o 13% del total de sus ingresos de acuerdo también al tamaño de la organización.

Según enumera la CESSI, esta ley prevé duplicar los puestos de trabajo e incrementar las exportaciones a diez años.

También apunta a facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas al régimen de promoción, y mantener los beneficios de reducción de la alícuota del impuesto a las Ganancias y sobre el pago de contribuciones patronales.

Tiene además los siguientes aspectos impositivos para las empresas de la Economía del Conocimiento:

  • Facilitar el acceso al régimen de promoción a las PyMEs cuyo 70% de su facturación total durante el último año se genere a partir de estas actividades.
  • Conversión de un bono de crédito fiscal transferible, por una única vez, al 70% de las contribuciones patronales se que hayan pagado al sistema de seguridad social.
  • Reducción del 60% en el monto total del impuesto a las Ganancias.
  • Eliminación de las "retenciones y percepciones del impuesto al valor agregado" para los exportadores.

"A través de la reducción de impuestos para las compañías del sector y el fomento de la industria, se logrará el incremento directo en la inversión en I+D, la creación de puestos de trabajo altamente calificados y el ingreso de las divisas que tanto necesita nuestro país", consideraron desde la mencionada cámara.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ