Más artículos

Estos son los 8 electrodomésticos que consumen más energía en una casa

Estos son los 8 electrodomésticos que consumen más energía en una casa
Televisor, lavarropas, heladera, secadora y otros aparatos son responsables de más de la mitad de tu consumo eléctrico. Todo lo que tenés que saber
Por iProfesional
13.02.2021 09.37hs Tecnología

A pesar de que individualmente ninguno representa lo que más consume en el hogar, los electrodomésticos suponen prácticamente la mitad de la energía que se utiliza en este: nada menos que 44% de la factura de la luz se va en su uso.

Tal y como señalan los últimos datos de la startup Gana Energía, la heladera se sitúa como el electrodoméstico que más energía consume debido a que requiere de 24 horas de electricidad; pero también hay otros que elevan la factura considerablemente.

Estos son los ocho electrodomésticos que más consumen energía en el hogar:

1. Heladera

Permite guardar la comida durante un tiempo en casa sin necesidad de ir a comprar diariamente al supermercado. También sirve para mantener frías las cervezas y otras bebidas que en verano son de gran consumo, por lo que requiere estar encendido las 24 horas del día.

Del consumo total de los electrodomésticos, representa aproximadamente 18%, no porque consuma en exceso ─algo más de 1.000 kWh entre la nevera y el congelador─, sino precisamente porque no se puede apagar.

En este sentido, es el electrodoméstico en el que, sin duda, merece la pena gastar un poco más para conseguir eficiencia: que disponga de potencia regulable es importante, pero más aún que sea de bajo consumo, normalmente algo más caros.

2. Lavarropas

Los lavarropas son algunos de los electrodomésticos que más consumen.
Los lavarropas son algunos de los electrodomésticos que más consumen.

Aunque lavar la ropa fuera de casa se haya puesto de moda en los últimos tiempos, la lavadora sigue siendo un elemento central de cualquier hogar.

Su gran consumo, de entre 1,200 y 1,500 kWh en la mayoría de los casos, convierte a la lavadora en uno de los electrodomésticos que más consumen en la casa. Por suerte, y a diferencia del refrigerador, no necesita estar encendida las 24 horas del día.

En total, el consumo medio de la lavadora representa en torno a 12% de todos los electrodomésticos. Un porcentaje que siempre puede ser menor si se utiliza adecuadamente: lavar en frío, esperar a que esté completamente llena o escoger un programa que se adapte a las necesidades concretas.

3. La secadora

Es otro de los electrodomésticos que empiezan a tener presencia en los hogares. En términos absolutos, es el que más consume; sin embargo, aún está muy lejos de los tradicionales y analógicos tendederos que son capaces de aprovechar al máximo el clima y las horas de sol.

En aquellos hogares en los que se utiliza, la secadora supone un gasto de entre 4,000 y 5,000 kw/h, lo que supone aproximadamente cuatro veces más que un refrigerador o una lavadora.

No obstante, su baja presencia, así como su uso esporádico hacen que, en global, consuma menos que, por ejemplo, el refrigerador.

4. El televisor

El TV, aunque cada vez se usa menos, sigue siendo un electrodoméstico clave en los hogares.
El TV, aunque cada vez se usa menos, sigue siendo un electrodoméstico clave en los hogares.

Si hay un electrodoméstico que representa el epicentro de cualquier hogar contemporáneo, ese es el televisor. Es cierto que en la actualidad el consumo es más bajo que cuando había que poner en marcha el tubo de rayos catódicos, pero también lo es que, pasamos cuatro horas al día frente a la pantalla.

En términos absolutos, el televisor es de los electrodomésticos que menos energía consumen: tan sólo 100 kWh. Sin embargo, su prolongado uso ─de en torno a 21 horas semanales─ hace que suponga un gasto equiparable al de la vitrocerámica en ese periodo.

Uno de los errores más comunes es el de pensar que un televisor no consume cuando está en modo stand by, por lo que una buena opción para reducir el gasto ─de en torno al 12% del total de los electrodomésticos─ es apagarlo del todo. O, directamente, evitar la tentación siendo el rarito que vive sin televisor en casa.

5. El horno

A pesar de la amenaza del microondas desde que irrumpiera en los hogares durante los años 80, hoy en día el horno sigue siendo un elemento imprescindible en la cocina.

Tanto es así que representa en torno al 9% del consumo total. Con un consumo media de entre 800 y 900 kWh, su uso se ha ido reduciendo cada vez más, en parte precisamente porque con el microondas se pueden calentar productos más rápidamente, aunque normalmente con una menor calidad.

Uno de los trucos que más se usan para ahorrar con el horno es aprovechar el calor que acumula para los últimos minutos de cocción de un plato, apagando el aparato completamente aunque aún le falten cinco minutos.

6. La vitrocerámica

La mala noticia es que la vitrocerámica es el segundo electrodoméstico que más consume en términos absolutos: nada menos que 2,200 kWh, el doble que un frigorífico o una lavadora. De hecho, dependiendo del plan de energía contratado, es conveniente no encender demasiados aparatos si se va a cocinar, ya que es más que probable que salten los plomos.

La buena es que no dependemos en exceso de la vitrocerámica ─o placa de inducción─ a la hora de cocinar, la utilizamos una media de seis horas a la semana.

Sin embargo, el consumo puede representar más del 15% del total de los electrodomésticos de la casa. Una buena idea es invertir más en una placa de inducción, ya que el ahorro energético puede llegar hasta el 40% respecto a la vitro tradicional.

7. La lavavajillas

Aunque no esté científicamente comprobado, uno de los grandes motivos de las discusiones de pareja o familiares es lavar los platos, especialmente después de la cena. Por eso, el lavavajillas, sin ser imprescindible, es ya un habitual en varios hogares.

Se trata de uno de los electrodomésticos más eficientes que existen: con un consumo de alrededor de 1,000 kWh, representa en torno al 6% del consumo total de los electrodomésticos de la casa.

Es especialmente útil cuando se utiliza a su máxima capacidad y con programas ECO para ahorrar tanto agua como energía. Y, además, evitan roces cuando hay que lavar los platos después de cenar.

8. El microondas

Dicen los expertos que si calientas en el microondas una pizza del día anterior con un vaso de agua al lado, te sabrá mejor que ayer. Aunque no existe ningún estudio al respecto, lo cierto es que este horno en miniatura es capaz de calentar y descongelar rápidamente cualquier alimento.

Consume prácticamente lo mismo que un horno ─en torno a 800 y 900 kWh─, pero sus microondas son capaces de calentar platos mucho más rápido, de ahí que su uso se esté extendiendo cada vez más.

Su gasto no debería ser excesivo, ya que se trata de otro electrodoméstico tremendamente eficiente. Sin embargo, en algunos casos puede llegar a representar 7% del total de consumo de estos., Estados Unidos, Francia, India, Internacional, Italia, Japón, Países Bajos, Países Nórdicos, Polonia, Sudáfrica

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído