Habrá 4 millones de empleos en ciberseguridad: qué necesitás saber para ser parte de este boom

Habrá 4 millones de empleos en ciberseguridad: qué necesitás saber para ser parte de este boom
Cuáles son las especialidades y capacidades más solicitadas en este mercado laboral que es cada vez más demandante y que está en constante evolución
Por Mercedes Soriano
22.04.2021 15.20hs Tecnología

La ciberseguridad es una de las áreas de IT más solicitada del momento. Estudios de ISC, organismo que ofrece certificaciones en seguridad, indican que para 2022 la falta de profesionales llegaría a los 4,07 millones. Esto significa que para que las empresas cubran sus áreas de ciberseguridad, la fuerza laboral debería aumentar en un 145%.

Sumado a esto, en 2020 se publicaron más de 166.000 búsquedas de analistas de seguridad y el sector tiene expectativas de crecimiento de un 28% en la próxima década, según un informe de Randstad.

Para 2022, las vacantes de trabajos en ciberseguridad ascenderán a 4,06 millones
Para 2022, las vacantes de trabajos en ciberseguridad ascenderán a 4,07 millones

Si es un oficio tan solicitado a nivel mundial, ¿por qué entonces las personas no deciden estudiarlo? Federico Pacheco, director de la academia sobre ciberseguridad Hackademy, opina que se suele asociar a esta área con perfiles de hackers con un nivel de conocimientos y de expertise muy elevado.

"Eso aleja un poco a los estudiantes de áreas tecnológicas que les gustaría dedicarse a la ciberseguridad, porque sienten que eso es para gente híper inteligente y capaz. La verdad es que en la industria no es tan así, es una rama más de la informática o de la tecnología donde podés participar sin tener conocimientos previos muy elevados", justifica Pacheco.

Las habilidades más buscadas en el mercado y dónde adquirirlas

A pesar de todavía no tener carreras de grado de ciberseguridad, Argentina se destaca por ser un país de gran nivel en este sector. La mayoría de las capacitaciones son cursos, posgrados o especializaciones, y las suelen realizar personas que provienen de otras carreras de grado como licenciaturas o ingenierías en informática.

"Podés acceder a cursos locales y con el nivel académico que hay en Argentina alcanza para estudiar y ser bueno a nivel mundial. Tenemos profesionales excelentes y conferencias importantísimas a nivel Latinoamérica", señala el Ing. Santiago Vallés, docente del programa Ciberseguridad, Pentest y Vulnerabilidades de la Escuela de Innovación del ITBA. Además, explica que el rango profesional en esta área de IT es bastante amplio, ya que hay tanto gente con mucha expertise en informática o electrónica, como otros dedicados, por ejemplo, al derecho, que pueden trabajar en el sector.

Las habilidades más solicitadas del área son gestión de la seguridad de la información, la gestión de riesgos de seguridad, la inteligencia de amenazas, la seguridad ofensiva y el análisis de normativas.
Las especialidades más solicitadas del área son la gestión de la seguridad de la información, la gestión de riesgos de seguridad, la inteligencia de amenazas, la seguridad ofensiva y el análisis de normativas.

Para Federico Pacheco, "la seguridad en sí no tiene características en particular, sino que es algo que montás sobre otra cosa". Es por eso que opina que el saber hacer pesa mucho para empezar en este rubro: "Si sabés cómo funcionan las redes, los sistemas operativos, las computadoras, alcanza para arrancar ese camino. Cuanto más formalizado el conocimiento, mejor, aunque la formación técnica no es una barrera infranqueable".

Pacheco dirige la Hakcademy, un programa de capacitación que dura un año y que nace de Ekoparty, una de las conferencias sobre ciberseguridad más importantes de Latinoamérica. Allí se desarrollan una serie de módulos sobre diversos temas para que los alumnos conozcan el abanico de posibilidades que ofrece la ciberseguridad, como la ética del hacking, seguridad en redes, cuestiones técnicas como gestión de riesgos y criptografía (seguridad sobre los datos).

Si bien las especialidades más solicitadas por los estudiantes son las vinculadas a la seguridad ofensiva, Pedro Adamović -Director de Seguridad de la Información (CISO) de Banco Galicia y docente de Ekoparty Hackademy- resalta las necesidades del mercado, entre las cuales se encuentran la gestión de la seguridad de la información, la gestión de riesgos de seguridad, la inteligencia de amenazas, la seguridad ofensiva y el análisis de normativas.

En línea con estas necesidades, el CEO de Ekoparty -Leonardo Pigñer- remarca las habilidades clave que buscan los empleadores de ciberseguridad: "Como hard skills, podemos señalar la interpretación general de textos; redes informáticas y protocolos de comunicaciones; hardware y arquitectura de computadoras; redacción de informes técnicos y documentación. Como soft skills, trabajo en grupo, resolución de conflictos interpersonales y tolerancia a la frustración".

La pandemia, aliada de los ciberdelincuentes

La pandemia ahondó varias brechas en el mundo. Entre ellas, la de profesionales en ciberseguridad. Con la llegada del trabajo remoto, las compras online y la utilización de computadoras hogareñas sin buenos sistemas de seguridad instalados, vino el aumento de ciberdelitos. Vallés resalta que estos "son los mismos de siempre, pero la audiencia está mucho más en contacto con los posibles engaños". Pedro Adamović responde a este aumento de riesgos diciendo que "desde la gestión de la ciberseguridad se necesita reforzar las estrategias de defensa y los profesionales de Latinoamérica son muy requeridos a nivel mundial".

El mundo se enfrenta diariamente a más de 100.000 páginas web y archivos maliciosos. Los ataques que más alertan al sector -según un informe elaborado por la División de Inteligencia de Amenazas de Check Point Software Technologies- son la seguridad de la nube pública -que preocupa al 75% de las empresas-, el robo de datos o infiltración en redes corporativas mediante Emotet y Qbot -que afectan a muchas empresas que adoptaron el teletrabajo-, el aumento de los ataques de ransomware de doble extorsión, los ataques al sector sanitario por el poder de los delincuentes de presionar el pago del rescate a cambio de la salud de los pacientes contagiados de COVID-19, y los ataques a dispositivos móviles que se presentan fáciles de intervenir.