29.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

"Se están robando la gallina de los huevos de oro": alerta en tecnológicas por el aumento del trabajo remoto para el exterior

"Se están robando la gallina de los huevos de oro": alerta en tecnológicas por el aumento del trabajo remoto para el exterior
Argencon, que nuclea a las empresas de la economía del conocimiento, denunció un "mercado laboral paralelo", fomentado por las plataformas freelance
Por iProfesional
10.04.2021 09.28hs Tecnología

"Cosechan la fruta madura sin haber hecho ningún esfuerzo en cultivarla". Con esa metáfora resumen en Argencon, la cámara que agrupa a compañías de la industria del conocimiento, lo que identifican como una "amenaza para el sostenimiento del sistema".

Se refieren al volumen cada vez más grande de profesionales del sector que, luego de haberse formado en instituciones y empresas argentinas, buscan evitar el recorte a sus ingresos que les significa la brecha cambiaria y las normas sobre ingreso de divisas y salen del mercado formal regulado para vender directamente sus servicios a clientes en el exterior.

"Se creó un mercado laboral paralelo en base a contratos de locación de servicios de personas que se vinculan con clientes en el exterior, cobran dólares limpios y no tributan, lo que tiene un diferencial muy fuerte para el que lo hace", sostuvo Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, que nuclea a las empresas vinculadas a la economía del conocimiento, en una conferencia de prensa virtual de la que participó elDiarioAR.

Cada vez son más las personas que trabajan para el exterior.
Cada vez son más las personas que trabajan para el exterior.

"Esto que era un fenómeno marginal empezó a ser masivo con las plataformas freelance que sistematizan el mecanismo de contratación de servicios desde el exterior y favorecen que una personas renuncie a la empresa y empiece a trabajar con ese formato", añadió.

Las empresas del sector formal deben ingresar cada dólar vendido por la vía oficial, es decir, a $92 (considerando el mayorista) y no a los $140 que cotiza el blue. Además, sobre la ganancia se aplican impuestos y cargas. "La suma de estas circunstancias hace que las empresas, y consecuentemente sus empleados, cobren un valor neto muy disminuido respecto del total en dólares que facturan al exterior", explican en Argencon.

Según datos del sector, un profesional puede cobrar entre 200% y 400% más si, en vez de estar empleado en una empresa local, trabaja en el exterior, convierte a la cotización paralela, y canaliza sus ingresos vía PayPal, bitcoins o depósitos fuera del país.

Galeazzi describió esta situación como una "fuga de cerebros" deslocalizada, es decir, que se produce sin la necesidad de que los profesionales emigren del país. "Nuestro ecosistema ha sido capaz de formar y desarrollar cientos de miles de profesionales de alta calidad que son reconocidos en todo el mundo, y que hoy son el cimiento de las industrias que representan el tercer rubro exportador del país. Sin embargo, aunque sea una paradoja, esta cualidad se ha vuelto una amenaza para el sostenimiento del propio ecosistema", apuntó.

La tecnología abrió las puertas laborales a otros mercados.
La tecnología abrió las puertas laborales a otros mercados.

Esta situación agrava la pelea ya existente por los talentos tecnológicos como programadores e informáticos, que tienen pleno empleo y no alcanzan a cubrir todas las posiciones vacantes. En este escenario, las empresas del sector ya no tienen que competir solo entre sí, dentro del mercado formal.

"Otros mercados se están robando la gallina de los huevos de oro. La Argentina invirtió en todo esto y lo están desarmando", sintetizó Galeazzi. La situación descripta aparece como uno de los principales obstáculos al desarrollo del sector, que si bien es una de las grandes apuestas del país registra 10 trimestres consecutivos de caída de las exportaciones.

En la cámara aseguraron que ya plantearon la preocupación en la Mesa Sectorial de Economía del Conocimiento, de la que participa el Estado, pero admitieron que es un problema de difícil resolución. Resulta lógico que los trabajadores quieran maximizar los ingresos obtenidos por su trabajo y, en la medida que los incentivos de trabajar de manera independiente para el exterior se mantengan, es improbable que la situación se revierta.

En lo inmediato, solicitan una "fiscalización del Estado" y que se les pida a los clientes finales de esos servicios que se aseguren de que sus cadenas de servicios sean totalmente legales. La solución de fondo, en cambio, depende de decisiones macroeconómicas que vuelvan al mercado menos asimétrico, como podría ser un desdoblamiento cambiario. También propusieron como alternativa aplicar incentivos como el que estableció el decreto 234/21, que prevé que el 20% de las divisas obtenidas en exportaciones vinculadas a una nueva inversión sean de libre aplicación.