¿Google y Facebook mataron al periodismo?: así afectan a la calidad democrática y los derechos individuales

¿Google vs la prensa? ¿Quiénes entregaron a los medios a sus ejecutores? ¿Quiénes mantuvieron silencio hasta el día de hoy y por qué?
Por Julio López
23/06/2022 - 09,56hs
¿Google y Facebook mataron al periodismo?: así afectan a la calidad democrática y los derechos individuales

Es una de las mejores muestras de competencia tecnológica desleal, ignorancia y mal manejo que llevó a casi matar un órgano imprescindible de la democracia como la prensa. Todo empezó con una gran mentira: Google nacía en un garage con la única visión de "indexar" el mundo. Recordemos que internet era incipiente, retraída y menospreciada, por lo tanto, lo que pasara allí poco importaba en ese entonces.

Google ingestó en su base de datos todo el contenido generado y publicado por otros sin PEDIR PERMISO A NADIE. Violando así la ley de propiedad intelectual: que la información sea pública, no significa que podés tomarla y utilizarla para tus propios fines sin pagar por ello. Pero como ocurría en internet, poco importaba.

Y después nadie protestó porque Google ya posicionado como tal, era la puerta al mundo.

A la prensa se la convenció que iba a llegar a lugares inhóspitos, la promesa de volverlos medios globales hicieron que estas nimiedades como infracción a la ley de propiedad intelectual fuera un mal menor, una suerte de daño colateral o side effect.

¿Google y Facebook mataron al periodismo?

Google y el mismo verso que le hicieron a la industria de la música

La piratería en Napster "no era piratería" porque ocurre en internet y "no va a afectar la industria discográfica, todo lo contrario, va a generar más público que nunca porque va a acercar audiencias imposible de alcanzar otra manera" (señor editor, ¿le suena el verso?). 

Por lo que se invitaba a los músicos y discográficas a hacer la vista gorda del delito del que eran víctimas. Incluso cualquier acción legal podría ser mal vista.

Hasta que un día por el año 2000, Lars Ulrrich (líder de Metallica) acusó a Napster de promover la piratería

Este evento era impensado: una super banda de metal acusando y pagando el costo político de señalar el programa que todos usábamos para descargar música ilegalmente.

¿Google afecta la calidad democrática y los derechos individuales?

Se los acusó de millonarios, de haberse vendido al capital y otras imbecilidades más propias de la efervescencia de esa adolescencia subversiva que tenía internet y que todos, TODOS, usábamos a nuestro favor aunque esto causara daño en el otro.

Volviendo a la prensa: para 2008 cuando comenzamos a notar el desastre que causaría Google, y ahora se sumaba Facebook, ya era tarde.

Los medios se medían su éxito en el mingitorio del ranking de audiencia. Zarandeaban y sacudían hojas de rankings de audiencias y se los resfregaban en la cara.

Mientras esto ocurría, Google desplegaba toda su maquinaria publicitaria. Tenía por ejemplo en Argentina un ejército de venta publicitaria mayor que los cuerpos comerciales de todos los diarios del país. Google empezaba a comer del mismo plato que los medios.

Paremos acá.

¿Tiene Google la culpa de ser exitoso y tener mejor tecnología para los anunciantes que los medios?

No, pero Google no reconoce económicamente que si Google no hubiese ingestado de los medios todo el contenido de calidad que arrojan sus resultados, Google no sería tan útil y nunca hubiera llegado a ser Google.

Google nacía en un garage con la única visión de "indexar" el mundo

¿Pero vos no estás obligado a estar en Google?

Esta es la principal excusa que Google pone: si vos en tu sitio ponés un archivo con la orden Noindex, Google no ingesta el contenido…Esto es ahora, pero cuando Google ingestó el mundo, lo hizo sin pedir permiso.

Bajemos a la realidad: imaginate que yo voy pateando todas las puertas de la cuadra y enumerando todo lo que hay dentro de las casas, y si a alguien le molesta yo contesto que "si no querés que entre a tu casa a tomar nota, poné un cartelito en la puerta que diga ´Julito no entres´". Es increíble pero esa es la excusa. ¿Qué derecho me da a mi andar pateando puertas sin pedir permiso?

Ahora estamos todos en el baño frente al mingitorio y es imposible salir de él si no lo hacemos todos al mismo tiempo.

Para cuando Google y Facebook se quedaron con más de 80% de la publicidad que alimentaba a los medios, estos ya no podían pagar taxis para cubrir notas, por periodistas que investigaran semanas sin publicar una nota, hacer guardias periodísticas o cubrir temas que no generen un tráfico que los ayude a sacudir la planilla de ranking de medios.

Nunca hubo un mejor momento para ser un narco o un político corrupto que este. Casi todos los medios están famélicos, no solo se le suma la pobre transición del print al digital sino que además la falta de recursos y la necesidad de dinero los hicieron más vulnerables que nunca.

El principal perjudicado es el soberano y la calidad democrática en la que vive. 

En la mayoría de los medios ya no hay lugar para la reflexión y la búsqueda de la verdad que incomoda y persigue a los malos.

En países como México esta situación de vulnerabilidad se paga con sangre de periodistas que ya perdieron la batalla contra los malos y siguen adelante, ganando miserias y poniendo lo más valioso que tiene un ser humano que es su vida.

Google y Facebook tienen responsabilidad en esto.

Google y Facebook se quedaron con más de 80% de la publicidad que alimentaba a los medios

¿Quiénes hicieron silencio para que esto ocurra?

En Europa, donde la ley se respeta y los medios tienen gente idónea a cargo de sus intereses, acusaron a Google y lo obligaron a pagar a la prensa millones de euros en compensación por violacion de copyright.

En América latina la situación es otra.

Tanto Google como Facebook fueron Gold Sponsors de todas las instituciones y eventos periodísticos. Pagando por la bebida, el escenario, los sandwiches que los elegidos disfrutaban. Una suerte de fiesta en la proa del Titanic que participaron casi todas las asociaciones. Desde la internacional Wan Ifra hasta la local Adepa y pasando por organizaciones de periodistas como Fopea.

Nunca, en ninguno de los eventos se tocó el tema Afectación de Google y Facebook en la prensa. Solo una vez en dos décadas, en Fopea, y fue dado por quien lo escribe.

Mantuvieron silencio: tampoco hicieron ninguna acción legal por violacion de copyright como se hizo en Europa.

En la mayoría de los medios ni siquiera se capacitó a los periodistas en poder entender esta temática. Las afectaciones de la tecnología y SEO sobre el producto fueron motorizadas por la propia prensa.

En Europa obligaron a Google a a pagar a la prensa millones de euros en compensación por violacion de copyright

En algunos casos, enseñaron a los periodistas a escribir para los algoritmos y no para humanos. De costado les bajaron la línea de "la gente lee menos" sin preguntarse si lo que escriben tiene la calidad suficiente para incentivar la lectura. ¿Cuántos cursos de narrativa dieron en contraste a los cursos de SEO? ¿Y si escribís para algoritmos porque querés que yo pague una suscripción a tu medio?

Quizás hay algún distraído que nunca pasó por una redacción de papel, pero los periodistas tenían una nota, 4000 caracteres al día y se pasaban horas armando las oraciones perfectas que contarán, junto con un título y foto, la noticia que estuvieron amasando todo el día. Todo ese tiempo invertido era en calidad. Después un editor la aprobaba o rechazaba y un corrector ortográfico y de estilo le daba los últimos toques. En la mayoría de las redacciones, esa calidad hoy no existe: "ah pero la gente lee menos".

A toda esta aberración se le sumó Youtube, que es un antro de piratería.

Podés encontrar películas, capítulos, fragmentos de material cuyo dueño no recibe nada de la publicidad que interrumpe el contenido y que llena las arcas de estas tecnologías.

Imaginen que yo monto un canal de televisión y sin pagar por los derechos pongo al aire la saga de El Padrino, Star Trek, junto con Breaking Bad y por la noche pongo contenido pornográfico. Tendría más audiencia que Susana Giménez en los 90s. Pero esto solo lo podés hacer si sos una tecnológica.

Las redes sociales como Facebook, Youtube, Instagram y los buscadores como Google se amparan legalmente en una ley llamada "puerto seguro" que nació como respuesta a la acusación sobre un internet service provider en Estados Unidos en el que se lo quiso hacer responsable de un daño que causó un usuario sobre un sitio web. 

Es como que acusen a tu proveedor de internet porque vos hackeaste un sitio. 

Facebook, Youtube, Instagram y Google se amparan legalmente en una ley llamada "puerto seguro"

De esta ley de "puerto seguro" y de no responsabilidad de lo que hacen sus usuarios es de donde se sostienen las tecnológicas.

Pero un internet service provider o compañía de teléfonos no es lo mismo que una red social.

Bajemos al plano concreto: si yo monto una discoteca y los usuarios venden drogas y acuchillan a alguien adentro y esto pasa minuto tras minuto, el local es responsable por la seguridad de la gente que está dentro y no se puede amparar en ninguna ley de "puerto seguro".

Que las tecnológicas se coman el negocio de los taxis es una cosa, pero la prensa no son los taxis. Son un órgano necesario para la calidad democrática de los países, en vías de extinción porque con los recursos que cuentan y la calidad, todas son afectadas de alguna manera y, en algunos casos, ya no es periodismo sino supervivencia.

Este es otro caso más en donde corren tecnología por la izquierda.

Temas relacionados