iProfesional

Esta tecnología de comunicaciones crecerá en 2023 de la mano de una empresa estatal y otra de EE. UU.

Una empresa de EEUU firmó un acuerdo con un operado estatal de telecomunicaciones para ampliar sus servicios en zonas rurales del país
Por Cesar Dergarabedian
04/11/2022 - 09:33hs
Esta tecnología de comunicaciones crecerá en 2023 de la mano de una empresa estatal y otra de EE. UU.

"Escuchábamos que la tecnología satelital había muerto, pero es como el ave Fénix, vuelve a resurgir y mejor", afirmó Hugo Frega, un ejecutivo con 30 años de trayectoria en esta industria y que hoy es mánager general para América latina y el Caribe en Hughes Network Solutions, una compañía satelital estadounidense.

iProfesional entrevistó a Frega en su última visita a la Argentina, donde firmó un acuerdo con el operado estatal de telecomunicaciones Arsat para ampliar sus servicios en zonas rurales del país. En la entrevista, Frega confirmó que Hughes lanzará en 2023 el Júpiter 3, un satélite que permitirá duplicar la capacidad satelital instalada en la Argentina.

La relación de Arsat con Hughes comenzó en 2014, cuando esta firma ganó una licitación internacional que la empresa estatal lanzó para la compra de tecnología del Arsat 2, un satélite que fue reemplazado por el SG1, para los servicios de banda KU.

La tecnología de Hughes se encuentra también en los servicios del Arsat 1 en la banda Ku y en la banda Ka sobre el satélite Hughes 63W que Arsat utiliza como puente de su satélite SG1 para brindar servicios a hospitales de emergencia en las zonas rurales. Hughes brinda cobertura en toda la región con una antena de 70 centímetros y 25 megabytes de bajada, y tiene más de un millón y medio de suscriptores.

-¿Cuáles son los alcances del acuerdo nuevo con Arsat?

-Nuestra relación con Arsat viene desde hace varios años, e involucra a nuestra tecnología de banda base que son los gateways de los telepuertos para los satélites Arsat 1, el Arsat 2 y a su vez seguimos creciendo la relación con Arsat a partir de la provisión de capacidad gestionada sobre Hughes 63W de banda K de alta densidad.

Eso permite con antenas pequeñas ir a zonas rurales con posibilidad de dar anchos de banda importantes, como ser 30 MB de bajada con capacidades de GB si es necesario, como si fuera una tecnología celular, que permite complementar con tecnologías terrestres donde no las hay.

Telepuerto de Arsat
Telepuerto de Arsat

Vamos a redoblar nuestra inversión en la Argentina. Esta capacidad de Hughes 63W ya viene operando en la Argentina vía Arsat desde hace varios años. El incremento de la inversión es sobre un satélite nuevo, el Júpiter 3 de Hughes que va a permitir dedicar capacidad a la Argentina de 15 GB de capacidad en todo el territorio.

Esto va a permitir a Arsat brindar conectividad en zonas rurales, trabajar dando acceso a los operadores acceso satelital en zonas rurales mientras van desarrollando su obligación de conectar 4G y 5G próximamente cuando venga.

También vamos a traer a la mesa nuestro acuerdo de distribución con OneWeb que son los satélites de baja altura. Eso va a permitir traer toda la tecnología de punta hoy disponible que son los satélites geoestacionarios para Arsat para así permitir la capacidad de construir un puente hasta que venga el SG1. 15 GB parece y suena mucho para un satélite, porque antes los satélites geoestacionarios eran 2 o 3 GB pero ahora son 15 GB. Esto no va a dar abasto.

-¿Cuándo la Argentina podrá utilizar la capacidad de Júpiter?

-Venimos trabajando con Arsat con el Hughes 63W. Esa es una inversión que ya está en el país y que está siendo implementada y utilizada por Arsat para dar en zonas rurales donde operadores hoy no pueden dar.

Hay un marco que permite beneficiarse a empresas americanas y argentinas, en particular Arsat, que es el acuerdo de reciprocidad que le permite hoy a Arsat ingresar importantes sumas de dinero al país por la comercialización del Arsat 1 y Arsat 2 en los Estados Unidos.

Desde el punto de vista del Júpiter 3, vendría en los primeros meses del año que viene. Se podrá dar acceso a Internet a escuelas, de más ancho de banda a hospitales rurales. Hoy la tecnología satelital no es la única solución sino una complementaria que permita ir desarrollando las otras tecnologías.

El Arsat 1 antes de su puesta en órbita.
El Arsat 1 antes de su puesta en órbita.

Por ejemplo, Arsat tiene una red de fibra muy importante que tiene que seguir desarrollando, o los operadores que tienen su obligación de desarrollo del 4G. Esperemos que pronto el 5G. Esa capacidad satelital les permite llegar adonde no están hoy.

-Respecto a Starlink, la empresa satelital de Elon Musk, ¿qué diferencias hay entre el servicio de esta compañía y el de Hughes?

-Para todos los que estamos en tecnología satelital, esto es una buena noticia. Quiere decir que hay gente que sigue invirtiendo y fuerte. Antes escuchábamos que la tecnología satelital había muerto, pero es como el ave Fénix, vuelve a resurgir y mejor.

Son diferentes tecnologías con diferentes aplicaciones. Es una tecnología LEO (sigla en inglés por órbita terrestre baja) con el que ellos (Starlink( apuntan al mercado consumidor. Es una tecnología en la cual el punto de valor hacia la prestación, para nuestros países están un poco cara. Para proyectos desde el punto de vista social no está listo.

Para proyectos que tengan que cumplir calidad de servicio, los satélites geoestacionarios de alta densidad como los de banda K ya están implementados y siendo más fácil. Va a tomar su tiempo, pero concretamente el servicio se tiene que beneficiar cuando esté la red totalmente implementada porque si no también puede haber micro cortes.

De la forma que nosotros vemos con el tema de OneWeb, es una complementación para servicios que requieren una cantidad mucho menor de satélites. Son unos 700 satélites.

Cuando estén todos disponibles, va a ser ideal por el tema del valor para complementar con operadores celulares por el tema del delay, porque está más cerca de la Tierra y el satélite geoestacionario para Internet fijo y ser un backup del LEO. Es un ecosistema que va a estar andando pero la mejor de las noticias es que hay muchas inversiones y más tecnologías.

Hugo Frega con el Obelisco de Buenos Aires detrás.
Hugo Frega con el Obelisco de Buenos Aires detrás.

-¿Hay modelos de acuerdo en América latina similares al que Hughes tiene con Arsat?

-Cada país tiene sus tonalidades. Lo importante con Arsat, que no es muy común, es que tenemos un mismo ADN. El año pasado celebramos nuestros 50 años en tecnología y seguimos creciendo, pero toda nuestra apuesta es sobre banda K de alta densidad, y Arsat cree en esto mismo.

Hay que entender como país la importancia de tener una empresa como Arsat, que permite con estos acuerdos de reciprocidad con los Estados Unidos traer importantes beneficios al país por la venta de tecnología. Argentina se conoce por notro tipo de beneficios, del campo.

Por el tema de Ucrania, hoy la estrategia pasa a ser el satélite, dar conectividad satelital es estratégico. Vamos bien de la mano con Arsat, tener una empresa que entiende eso como partner es muy importante para nosotros. En otros países no hay una empresa como Arsat entonces tenemos que desarrollarlo a veces nosotros solos. Con Arsat se pueden lograr sinergias muy importantes.

Temas relacionados