Jon Postel: ¿por qué a este informático "hippie" lo llamaban el "dios de Internet"?

Fue una de las muchas personas que construyeron la red, al nivel más bajo, pero también alguien que tomó la iniciativa por el desarrollo de Internet
23/07/2023 - 19:08hs
Jon Postel: ¿por qué a este informático "hippie" lo llamaban el "dios de Internet"?

Jon Postel fue un informático estadounidense que hizo muchas contribuciones significativas al desarrollo de Internet, particularmente con respecto a los estándares.

Es conocido por ser el editor de la serie de documentos Solicitud de comentarios (RFC), del Protocolo simple de transferencia de correo (SMTP) y de administrar la Autoridad de números asignados de Internet (IANA) hasta su muerte.

Durante su vida fue referido como el "dios de Internet" por su amplia influencia. El propio Postel señaló que este "cumplido" vino con un cuchillo bajo la ropa, porque escondía la sugerencia de que debería ser reemplazado por un "profesional".

Postel respondió con su típica sencillez y modestia: "Por supuesto, no hay ningún ‘Dios’. de Internet, porque funciona gracias a mucha gente que coopera para hacer cosas juntas".

Jonathan Bruce Postel, tal su nombre completo, nació el 6 de agosto de 1943, en la ciudad californiana de Altadena, y falleció el 16 de octubre de 1998 en Santa Mónica, también en California, por complicaciones de una cirugía cardíaca.

El hippie que se le plantó a la Casa Blanca

Definido por su colega Vinton Cerf, considerado uno de los "padres de Internet", como "el "patriarca hippie" de la Universidad de California en la ciudad de Los Ángeles (UCLA), un día de enero de 1998, Postel envió un correo electrónico a ocho de las 12 organizaciones que servían como libretas de direcciones para todo Internet.

Les dijo que reconfiguraran los servidores de sus computadoras para que no obtuvieran las direcciones de una operación respaldada por el gobierno en Herdon, Virginia, sino de una máquina en la instalación informática que él ayudó a administrar en la Universidad del Sur de California. Y lo hicieron.

Postel hizo el cambio sin la aprobación de nadie. Algunos dijeron que era simplemente una "prueba" destinada a mostrar que la infraestructura del directorio de Internet podría reposicionarse según sea necesario.

Pero otros dijeron que Postel estaba haciendo una declaración, que trataba de mostrarle a la Casa Blanca que no podía arrebatarle el control de Internet a la amplia comunidad de investigadores que había construido y mantenido la red durante las tres décadas anteriores. La Casa Blanca estaba a solo unos días de revelar un plan para reorganizar la forma en que se gobernaba el sistema de directorios de Internet.

Una figura clave en el origen de Internet

Cualesquiera que sean las intenciones de Postel, el incidente muestra la figura clave que fue en el auge de Internet. En 1969, Postel formó parte del equipo de la UCLA que estableció el primer nodo en Arpanet, la red de investigación que se transformó en la Internet moderna.

Ayudó a definir los protocolos que sustentaban la red. Y durante años, fue el administrador principal de la red, supervisando no solo los RFC, los documentos que definen el funcionamiento de Internet, sino también la Autoridad de Números Asignados de Internet (IANA), la organización que manejaba el sistema de nombres de la red desde finales de la década del 80 hasta finales de la década del 90.

Nueve meses después de ese día de enero en el que redirigió ocho de los "servidores raíz" de Internet, Postel falleció debido a complicaciones durante una operación de corazón.

Pero su lugar en la historia de Internet sigue vivo. Fue incluido en el Salón de la Fama de Internet de Internet Society junto con nombres como Vint Cerf, Tim Berners-Lee, Ray Tomlinson y Leonard Kleinrock.

El democratizador de Internet

Los RFC (Solicitud de comentarios) son esencialmente las instrucciones para Internet. Fueron creados en 1969 por Steve Crocker, otro miembro de la UCLA que envió el primer mensaje de Internet.

Cuando Crocker dejó la UCLA poco después, pidió a Postel que se hiciera cargo de la edición de estos documentos. Lo hizo, durante los siguientes treinta años, y este trabajo de contabilidad se expandió gradualmente a un rol administrativo mucho más grande.

Postel ayudó a crear el Centro de Información de Redes del Instituto de Investigación de Stanford, que entregó direcciones de red en Arpanet en las décadas de los 70 y 80. 

Luego fundó la IANA, que reemplazó al Centro de Información de Redes después de que Internet adoptara el Sistema de Nombres de Dominio (DNS), que democratizó la forma en que la red manejaba las direcciones.

Pero Postel no era solo un administrador. También fue un investigador que ayudó a construir Internet tal como lo conocemos, siendo autor o coautor de más de 200 RFC. Sin sus contribuciones al diseño de la red, completamente independiente de cualquier aspecto administrativo o editorial, hoy no tendríamos una red.

Cerf y Bob Khan fueron los diseñadores originales de TCP/IP, los protocolos fundamentales que definen Internet. Pero Postel escribió muchas de las especificaciones que permitieron que el mundo usara esos protocolos.

Un voluntario ejemplar

Postel fue una de las muchas personas que construyeron la red, al nivel más bajo, pero también fue alguien que tomó la iniciativa. Era un verdadero investigador de redes.

Pero al mismo tiempo, sentía mucha responsabilidad por lo que estaba pasando con la red en su conjunto, y eso resultó en que se ofreciera como voluntario para cosas para las que nadie más se ofrecía como voluntario.

Postel tendía a averiguar dónde necesitaba asesoramiento o calibración y dónde conseguirlo, pero también solía decirle a la gente que tenía que ser el tomador de decisiones final oficial, que tendría que soportar la presión si las cosas salían bien o mal.

Postel pensó que así recibiría mejores consejos si aquellos que lo asesoraban podían mantenerse fuera del foco de atención y protegidos de cualquier ataque público o de sus consecuencias.

Postel se comprometió a actuar como el "zar de los números" rastreando nombres de dominio, direcciones de Internet y todos los parámetros, numéricos y de otro tipo, que eran clave para el funcionamiento exitoso de la floreciente Arpanet y, más tarde, de los protocolos de Internet.

Su carrera lo llevó a las costas este y oeste de los Estados Unidos, pero finalmente lo trasladó al Instituto de Ciencias de la Información (ISI) de la Universidad del Sur de California, donde se unió a sus colegas, Danny Cohen, Joyce K. Reynolds, Daniel Lynch, Paul Mockapetris y Robert Braden, entre muchos otros, que jugarían un papel importante en la evolución de Internet.

Un principio de vida

Fue en ISI donde Postel trabajó por más tiempo y, a medida que se acercaba el final del siglo XX, comenzó a diseñar un hogar institucional para el trabajo que había realizado con tanta pasión y eficacia en apoyo de Internet.

En consulta con muchos colegas, pero particularmente con Joseph Sims del bufete de abogados Jones Day, e Ira Magaziner, entonces en la Casa Blanca de la administración Clinton, Postel trabajó para diseñar una institución que asumiera las responsabilidades de la IANA.

Aunque el camino hacia su creación fue difícil, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) se creó oficialmente a principios de octubre de 1998, solo dos semanas antes de la muerte de Jon el 16 de octubre.

En 1998 había unos 30 millones de computadoras en Internet y unos 70 millones de usuarios. En la década siguiente, la población de usuarios creció a casi 1.500 millones y la cantidad de servidores en Internet ahora supera los centenares de millones, sin contar las computadoras portátiles, los asistentes digitales personales y otros dispositivos similares.

Postel fue el primer miembro individual de la Internet Society que ayudó a fundar en 1992. Su punto de vista filosófico se resumía en la siguiente frase: "Sé conservador en lo que envías y liberal en lo que recibes".

Por supuesto, dijo esto en el contexto de protocolos informáticos detallados, pero también sirve como un recordatorio de que, en un mundo de múltiples partes interesadas, la comprensión puede contribuir en gran medida a alcanzar el consenso o, en su defecto, al menos la tolerancia de opciones que podrían no estar en la parte superior de la lista de todos.

Postel fue un hombre que realizó su trabajo con diligencia y humildad, que sirvió a todos los que deseaban participar en Internet y contribuir a él, y que lo hizo sin pedir nada a cambio más que la satisfacción de un trabajo bien hecho y un mundo abierto a nuevas ideas.

Temas relacionados