En medio de la crisis, provincias se esfuerzan por seducir a tecnológicas

Aplican diferentes instrumentos para lograr ese objetivo. Ofrecen infraestructura de conectividad e inmuebles, beneficios fiscales e impositivos
24/06/2009 - 18:24hs
En medio de la crisis, provincias se esfuerzan por seducir a tecnológicas

La crisis económica mundial no paralizó los esfuerzos de varias provincias argentinas, que mantienen y profundizan sus polí­ticas para tratar de captar inversiones de compañí­as de tecnologí­as de la información y la comunicación.

Los instrumentos para lograr ese objetivo pasan por ofrecer infraestructura de conectividad e inmuebles ad hoc, beneficios fiscales e impositivos y mano de obra calificada provista por universidades.

San Luis, un distrito con apenas unos 420 mil habitantes y sin commodities como la soja o grandes parques industriales o altas masas de estudiantes, como pueden ostentar otros distritos como Buenos Aires, la Capital Federal, Santa Fe y Córdoba, dio la nota la semana pasada con la inauguración del segundo edificio de su parque informático, ubicado en las afueras de la capital provincial.

El inmueble del Parque Informático La Punta (PILP) (en la foto de apertura y la foto inferior) está en el campus de la Universidad de La Punta (ULP). Fue construido en algo más de medio año con una inversión de 2,9 millones de pesos, para atender la creciente demanda de empresas del sector para incorporarse al distrito.

La nueva estructura albergará en sus 1300 metros cuadrados a las firmas Interservices y Softmind y al centro de contactos del grupo financiero Supervielle.

Si se suman las inversiones realizadas hasta ahora en los dos edificios, da un monto de alrededor de 8 millones de pesos. Antes de fin de año se llamará a licitación para construir un tercer pabellón.

Hoy hay trece firmas radicadas en el polo tecnológico sanluiseño (PILP) creado por el Gobierno de San Luis a partir de una ley que asegura el apoyo a la industria tecnológica, y se enmarca en la agenda digital de la provincia que lleva adelante la Universidad de La Punta (ULP).

En el PILP trabajan más de 180 personas, informó su director, Cristian Moleker, quien estimó que antes de fin de año habrá 300 empleados. "Cada vez son más las empresas interesadas en establecer oficinas en el PILP. Hoy estamos en tratativas con 15 firmas que quieren sumarse a este proyecto. Además varias de las ya instaladas están creciendo y nos piden más extensión y salas para incorporar recursos", aseguró Moleker.

Razones puntanas¿Por qué estas empresas, entre las que se encuentran el portal de remates en lí­nea MercadoLibre, eligen esta capital cuyana? Daniel Carmona, vicepresidente de Unitech, compañí­a que posee oficinas en el PILP con 30 trabajadores, y que planea para fin de año crecer un 50% en desarrolladores de software, respondió: "el PILP presenta beneficios que ningún otro polo tecnológico brinda y cumple en su totalidad: infraestructura edilicia y tecnológica, beneficios impositivos y crediticios, ecosistema real, recursos humanos acorde a la demanda de las empresas, agenda digital seria con un plan a 20 años, seguridad jurí­dica y con una polí­tica de Estado respecto de las tecnologí­as de la información".

El gerente de operaciones del centro de contactos del Supervielle, Mariano Quesada, agregó que la decisión de radicarse se basó en su estrecha relación con el Gobierno provincial (es su agente financiero), "los beneficios fiscales, de costo laboral y tributarios que brindan la Ley de promoción para call centers, y el parque informático".

San Luis reintegra el 10 por ciento del salario bruto de los trabajadores contratados, durante los primeros dos años y en cinco por ciento los siguientes dos años.

"Soñamos con tener a la industria tecnológica en San Luis y lo estamos logrando. Prometimos hace un año, cuando inauguramos el primer el edificio del PILP, que seguirí­amos invirtiendo y construirí­amos un nuevo edificio para la que la industria se radique, y cumplimos", resaltó la ministra del Progreso y rectora de la ULP, Alicia Bañuelos (en la foto, a la derecha), quien emitió un mensaje claro a la industria tecnológica: "Queremos decirles que cada cosa que hacemos es pensando en ustedes, porque queremos que vengan a invertir a San Luis".

Sin embargo, en la capital puntana son cautos: "Hoy ninguna compañí­a quiere abrir nuevas oficinas. Cuando el escenario económico repunte, seguramente se van a radicar otras más", estimó Moleker.

El director del PILP apuntó sobre una de las fortalezas puntanas: "Es el único con el marco jurí­dico adecuado". Y contrapuso esto con el polo tecnológico de la ciudad bonaerense de Tandil, donde "a partir del cambio de gestión se modificaron las reglas de juego".Triángulo de SábatoEl PILP está emplazado en el campus de la Universidad, lo que permite la conformación de una "tecnópolis" en la que convergen las empresas y los estudiantes que se forman en la tecnicatura de desarrollador de software, aunque ya están en trámite para habilitar la ingenierí­a de software.

De este modo, según señalaron Bañuelos y ejecutivos de empresas radicadas en el PILP, se conforma lo que se conoce en el sector como "Triángulo de Sábato".

Esta figura ilustra un modelo de polí­tica cientí­fico-tecnológica integrado por el Estado como diseñador y ejecutor de la polí­tica; la infraestructura cientí­fico-tecnológica, (como sector de oferta de tecnologí­a; y el sector productivo, como demandante de tecnologí­a. La idea del triángulo fue desarrollada como modelo de polí­tica cientí­fico-tecnológica por el fí­sico y tecnólogo Jorge Alberto Sábato.

En San Luis están radicadas Indra, MercadoLibre, Telesof, VIT4B y Unitech, Competir.com, Intercomgi Argentina, Raona Argentina, y ADVAL S.A. (centro de contactos del Banco Supervielle) e Interservices.

A estas empresas se sumaron Microsoft Argentina, Sun Microsystems y Oracle y la Fundación Proydesa, que son socias de la universidad para la formación de recursos humanos. Con estas empresas se ofrecen capacitaciones sobre .NET, Java y DBA. De esta manera, se abastece la necesidad de perfiles que necesitan las firmas radicadas.Los planes de MacriEn la Capital Federal está radicada la mayorí­a de la industria informática local. Para el jefe de Gobierno de porteño Mauricio Macri (en la foto inferior), el arma para que estas compañí­as no escuchen los cantos de sirena de otros distritos, es el Distrito Tecnológico de Parque de los Patricios.

Este mes, Macri ratificó que las empresas de tecnologí­a de la información y la comunicación (TIC) podrán generar 20.000 nuevos empleos en el rubro a través de "las facilidades de crecimiento" que les está proporcionando el Gobierno porteño.

Hace 12 dí­as, Macri presentó el proyecto "Buenos Aires Ciudad TEC". El principal objetivo de esta iniciativa es lograr que Buenos Aires sea un centro de desarrollo cientí­fico. Además, se plantea promover los proyectos y polí­ticas públicas centradas en las TIC y su incorporación a programas de formación profesional y educación, como así­ también, facilitar el proceso de radicación e inversión de empresas de base tecnológica.

El foco en el distrito tiene su pata financiera: el Gobierno porteño y el Banco Ciudad lanzaron una lí­nea de créditos para empresas que se radiquen en esa zona. El dinero financiará proyectos de inversión; mudanzas, compra de equipamiento e instalación; capital de trabajo mediante préstamos amortizables por sistema francés, y capital de trabajo de corto plazo, mediante descuento de cheques de pago diferido. Puede leer más sobre los planes porteños en la nota relacionada al final.

Subsidios en Buenos AiresAdemás de los planes para favorecer la incorporación de las TIC en el Estado (ver nota relacionada al final), en la provincia de Buenos Aires también buscan afianzar a las empresas tecnológicas con la polí­tica de subsidios. Este mes la Comisión de Investigaciones Cientí­ficas provincial (CIC) entregó 4,1 millones de pesos para solventar 130 proyectos inscriptos en el Programa de Modernización Tecnológica para Pyme.

El objetivo de la medida es facilitar la incorporación de TIC en las pequeñas y medianas empresas, para que puedan aumentar su competitividad en el mercado. El presidente de la CIC, Carlos Gianella, señaló que "es importante encontrar aquellos mecanismos que permitan que el empresario tenga poco tiempo desde que plantea un problema hasta que recibe efectivamente la ayuda".

Según el funcionario, en 2008 esta polí­tica de subsidios tuvo un impacto positivo en los planes de mejora de más de 400 empresas. La meta en el segundo semestre de 2009 es duplicar la cantidad de compañí­as visitadas y asistidas en la edición anterior.

Además de subsidios, desde La Plata se fomentan los parques tecnológicos: el gobernador bonaerense Daniel Scioli (en la foto inferior) firmó este mes un convenio para poner en marcha el Parque Industrial Tecnológico de Florencio Varela. La construcción estará a cargo de la empresa Molinos Marlenghein y abarcará un predio de 130 hectáreas.

Otros distritosCórdoba fue el caso testigo en cuanto a radicación de empresas extranjeras de TIC, como Intel, Motorola y EDS. A pesar de su crí­tica situación fiscal, mantiene sus polí­ticas de beneficios impositivos. Y además este año presentó su Observatorio de Ciencia, Tecnologí­a e Innovación (OCTi), que generará y procesará información con el objetivo de diseñar polí­ticas públicas para el sector.

La iniciativa fue impulsada por el Ministerio de Ciencia y Tecnologí­a provincial, a cargo de Tulio Del Bono, y contará con la colaboración de la Academia Nacional de Ciencias, el Conicet, la Unión Industrial de Córdoba, el Cluster Córdoba Technology, delegaciones del Instituto Nacional de Tecnologí­a Agropecuaria (INTA) y universidades nacionales. El observatorio difundirá un informe anual con las tendencias en desarrollo.

Por su lado, Corrientes anunció este año una encuesta de la industria del software y servicios informáticos, lanzada por la Secretarí­a de Planeamiento provincial.

La idea es incorporar a la industria informática dentro de la medición de la economí­a provincial. Así­ Corrientes se transformó en la primera provincia que tomó esta medida.

La directora de Estadí­sticas y Censos, Telva Gallesio, explicó que "en los últimos años hubo un gran crecimiento del sector informático en la provincia y no hay información fehaciente anual ni trimestral". El trabajo consistirá en dos etapas: Se averiguarán indicadores de los dos últimos años y se harán encuestas trimestrales sobre personal ocupado, ingresos por ventas y egresos.

César DergarabedianEnviado especial a San Luis(©) iProfesional