Más artículos

Nikola Tesla, el científico que renunció a todo por ver su sueño hecho realidad

Nikola Tesla, el científico que renunció a todo por ver su sueño hecho realidad
Se le adjudican 300 patentes registradas. Sus inventos fueron la base de grandes desarrollos. Lo consideran el “padre de la segunda revolución industrial”
05.10.2018 12.58hs Actualidad

En junio de 1884, Nikola Tesla, un joven inventor de origen serbio llegó a Nueva York proveniente de la ciudad de París en busca de una oportunidad para trabajar con Thomas Alva Edison, uno de los inventores más exitosos y reconocidos de América en la época.

Tenía entonces 28 años y apenas 4 centavos en moneda americana, un libro de poesía y una carta de recomendación que decía: “Conozco a dos grandes hombres, y usted es uno de ellos. El otro es el joven portador de esta carta.”

La carta fue escrita por Charles Batchelor para Thomas Edison, el jefe anterior de Tesla en la Continental Edison Company, empresa para la que trabajaba en París, publicó negociosyemprendimiento.org.

Al percatarse de la capacidad inventiva del joven, Batchelor no dudo en recomendarle que emigrara a la floreciente economía norteamericana de finales del siglo XIX.

Gracias a la carta de recomendación, Tesla consiguió trabajo como ingeniero eléctrico en la Edison Machine Works, ayudando a resolver algunos de los problemas de la compañía. Sin embargo, las ideas desafiantes de Tesla y los celos profesionales de su nuevo jefe, hicieron que esta relación laboral durara poco.

Durante el tiempo que Tesla trabajó para Edison, demostró en varias ocasiones ser una persona brillante.

En 1884, por ejemplo, las dinamos que la compañía de Edison había instalado en el SS Oregon, se dañaron; lo que retrasó la salida del buque de Nueva York

Tesla se presentó como voluntario para realizar la reparación y estuvo trabajando toda la noche, logrando hacer funcionar de nuevo las dinamos, gracias a lo cual recibió las felicitaciones de Edison a la mañana siguiente.

Otro de los momentos más destacados de esta etapa de la vida de Tesla, fue la ocasión en que Edison le pidió que lo ayudara a mejorar el rendimiento de los generadores de corriente continua que su compañía había diseñado, ofreciéndole una bonificación de $50 mil dólares (equivalentes a más de un millón de dólares actuales) si lo lograba.

El joven, motivado y ansioso por demostrar su talento, puso manos a la obra y rediseño los generadores haciéndolos mucho más eficientes. Cuando Tesla fue a ver a Edison para cobrar su recompensa, éste le dijo: “Tesla, usted no entiende nuestro humor estadounidense”, haciéndole entender que lo de la bonificación era sólo una broma.

La renuncia

A pesar de su evidente talento y capacidad, muchas de las ideas de Tesla chocaban con la visión de Edison.

Lleno de frustración al ver que no era valorado, tomó la decisión de renunciar a su trabajopara aventurarse a iniciar su propia compañía.

Lleno de motivación pero con muy poco dinero, Tesla se vio obligado a trabajar temporalmente cavando zanjas para la compañía de Edison; así reunió algo más de dinero para dar el siguiente paso en su carrera.

Los primeros inversores no estuvieron de acuerdo con sus planes para el desarrollo de un motor de corriente alterna y finalmente lo relevaron de su puesto en la compañía.

Devastado por este fracaso, Tesla trabajó como obrero en Nueva York de 1886 a 1887 para mantenerse y reunir dinero que le permitierea desarrollar su próximo proyecto.

En 1887, construyó un motor de inducción sin escobillas, alimentado con corriente alterna y lo presentó el siguiente año en el American Institute of Electrical Engineers.

La guerra de las corrientes: Edison vs Tesla

Por aquel entonces, la demanda de energía eléctrica crecía en Estados Unidos, pero la tecnología utilizada para proveer el servicio era la corriente directa de Edison, quien contaba con el apoyo de J.P. Morgan.

Tesla, por su parte, consideraba que la corriente directa era demasiado ineficiente y costosa, por lo que junto a Westinghouse se plantearon el reto de abastecer a todo el país con corriente alterna.

La corriente alterna de Tesla demostró rápidamente ser muy superior al sistema de corriente continua estándar de Edison. No solo podía producir voltajes significativamente más altos, sino que además podía transmitir esa energía eléctrica a distancias más largas y a un costo mucho menor que la corriente directa.

Edison, guiado por el temor de ver caer el imperio que estaba construyendo, inició una campaña de desprestigio en contra de la corriente alterna, electrocutando animales y personas en público usando generadores de corriente alterna fabricados por la compañía de Westinghouse, con el objetivo de mostrar lo peligroso que resultaba la tecnología propuesta por su rival.

El enfrentamiento entre las compañías por dominar el mercado y una caída en la economía que tuvo lugar por aquella época, traerían consecuencias negativas para ambos competidores; sin embargo, la compañía de Edison contaba con el dinero y el poder de J.P. Morgan, por lo que pudo mantenerse en pie sin problema. La firma de Westinghouse quedó al borde de la quiebra y con pocas opciones de sobrevivir.

Ante la difícil situación económica que atravesaba la compañía, George Westinghouse citó a Tesla para proponerle reducir o rescindir temporalmente de sus regalías para permitir que la compañía saliera a flote nuevamente.

Para sorpresa de Westinghouse, Tesla rompió el contrato original en el acto y renunció, salvando así de la bancarrota a Westinghouse Electric. Para Tesla era mucho más importante el impacto que su invento traería para la humanidad, que todo el dinero que pudiese ganar con sus patentes.

Sin el costo del pago de las regalías a Tesla, la compañía de Westinghouse logró atraer nuevos inversionistas para continuar sus operaciones.

Un mundo iluminado con la corriente alterna de Tesla

Gracias a un par de movimientos estratégicos de Westinghouse, su compañía obtuvo el contrato para iluminar la Feria Mundial de Chicago de 1893, uno de los eventos más importantes del planeta.

El evento contó con más de 27 millones de asistentes que presenciaron el encender de más de 200 mil bombillas eléctricas frente a sus ojos. La feria fue el escaparate perfecto para que el mundo entero atestiguara los beneficios de la corriente alterna de Tesla.

Actualmente, la corriente alterna de Tesla sigue iluminando al mundo entero y su legado es invaluable.

Los aportes de Tesla a la humanidad son más trascendentes de lo